Fandom

StarCraftWiki

Segunda Gran Guerra

363páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

La Segunda Gran Guerra fue un conflicto que explotó en 2504, cuatro años después de la primera Gran Guerra. La guerra fue principalmente un conflicto entre el Enjambre Zerg y el Dominio Terran, terminando con una victoria táctica de los zerg y los rebeldes y con la resurrección del xel'naga caído, Amón.

Antecedentes Editar

La Guerra de Especies Editar

La Guerra de Especies terminó con el desalojo de la Junta de la Tierra Unida del Sector Koprulu, y el Enjambre Zerg, reunido bajo el mando de Kerrigan, como el poder dominante del Sector. Kerrigan les permitió vivir a los demás poderes, y sintió una amenaza aun mayor avecinándose en el horizonte.

El momento de paz fue usado para la reconstrucción. El Dominio Terran, restaurado bajo el mando del Emperador Arcturus Mengsk, restituyó sus pérdidas y emergió como el poder terran preeminente; las alianzas con el Combinado Kelmoriano o el Protectorado Umojano terminaron. Los intentos de los Rebeldes de Raynor para fomentar la rebelión contra el Dominio tuvo poco éxito. Los protoss estaban ocupados con la reconciliación de los Khalai con los Nerazim. Integrar las dos culturas se veía difícil y los protoss se encontraron a sí mismos retrocediendo hacia el tribalismo.

La participación de los zerg en los asuntos del sector, comenzando desde la Gran Guerra, era el resultado de la manipulación en el distante pasado por Amón, un antiguo xel'naga caído que había muerto desde entonces. Para el final de la Guerra de Especies, los esfuerzos secretos para resucitar a Amón, y de crear a los híbridos protoss/zerg necesarios para cumplir su visión de la reestructuración completa y apocalíptica de la Creación, estaban a punto de completarse. Los futuros enemigos de Amón comenzaron a descubrir estos esfuerzos sólo hacia el final de la guerra; pasarían algunos años antes de que la inteligencia suficiente fuera reunida para catalizar acciones a gran escala.

Cuatro años de paz Editar

Durante los próximos cuatro años, los zerg estaban relativamente tranquilos. Desde sus terrenos al final de la Guerra de Especies continuaban explorando varios mundos para buscar recursos y nuevas especies para asimilar. Considerablemente, los zerg se contuvieron de armar conflicto armado a gran escala con los terran y los protoss, y sólo fueron parte de escaramuzas ocasionales. No volvió ninguna expedición hacia mundos controlados por los zerg.

El Dominio desplegó nuevas municiones anticipándose al próximo conflicto con los zerg. Nuevas máquinas de guerra como thor, banshees, y vikingos fueron empujadas al servicio. Sin embargo, Arcturus Mengsk gastó un monto desmesurado para perseguir a rebelde como Jim Raynor, dejando abandonada a la Flota del Dominio.

El Enjambre despierta Editar

La actividad zerg aumentó hacia el principio de la Segunda Gran Guerra. En Sorona, los zerg probaron su adaptabilidad asediando Cask por meses; el Dominio sacrificó pasivamente la colonia para reunir datos tácticos. Más revelador fue el ataque deliberado y abierto sobre la Roca del Muerto. Para 2504, el Dominio estaba a la par con los desarrollos lo mejor que pudo. Un escuadrón de marines fue enviado a propósito a la luna de Roxara para observar la cepa del cambiaformas. Las Fuerzas Armadas del Dominio también adelantó un trío de simulacros de emergencia para evaluar tiempos de respuesta y capacidades defensivas.

Durante este periodo de tiempo, artefactos alienígenas comenzaron a desenterrarse solos, tales como templos xel'naga. El Emperador Mengsk expresó interés en estos descubrimientos e impuso una prohibición sobre intercambios de bienes alienígenas.

Grandes sombras Editar

En los últimos días de la Guerra de Especies, el Prelado Oscuro Zeratul se encontró con parte del proyecto de hibridización protoss/zerg de Amón en una luna oscura. En el complejo, Zeratul descubrió un híbrido inctivo, una entidad cuyo poder el prelado apreció correctamente, y fue enfrentado por Samir Duran. Las palabras de Duran eran crípticas, ya que declaró servir a un poder aún más grande; le advirtió al prelado que el híbrido era el heraldo del futuro y la completación de un ciclo, y que era apenas uno de muchos esparcidos a través de la galaxia. Zeratul estaba profundamente perturbado por el híbrido y las palabras de Duran. Después de la guerra, Zeratul partió en solitario para descubrir el significado y propósito de estos descubrimientos.

Durante el interbellum, los híbridos comenzaron a despertar y las fuerzas de Amón tomaron acciones más directas. Por lo menos, elementos del Dominio Terran estaban conscientes de la existencia de los híbridos. De forma característica, la investigación sobre las criaturas se hizo de forma encubierta. Kerrigan estaba entre los pocos que se dieron cuenta; su inquietante corazonada que tuvo desde el final de la Guerra de Especies llegó a ser más aprensiva y opresiva durante el interbellum. Al igual que Zeratul, Kerrigan buscaba respuestas; y como Zeratul, esto la llevaría hasta Ulaan.

Finalmente, Zeratul se enteró de una profecía xel'naga, la que él creía anunciaba el regreso de los xel'naga. El Templario Oscuro la siguió hasta Ulaan; él encontró a Kerrigan y los zerg, buscando la profecía y también esperándolo a él. Zeratul recibió ayuda inesperada de una banda de Daelaam, liderada por el Magistrado Karass, quien había estado siguiendo a la Reina de las Cuchillas, y apenas se las arregló para recuperarse y escapar de los zerg con los fragmentos de la profecía.

Zeratul viajó hacia Zhakul donde los preservadores podrían interpretar los fragmentos. Él llegó para encontrar a los preservadores tomados cautivos por el híbrido Maar, quien también había corrompido a los Guardianes de Zhakul locales para servir a un "poder mayor." El Templario Oscuro asesinó a Maar y liberó a los preservadores.

Los preservadores dirigieron a Zeratul hacia los restos de la Mente Suprema en Aiur. El Templario Oscuro investigo los recuerdos del zerg muerto y encontró que sus más grandes miedos se materializaron. Una victoria por parte de Amón significaría la destrucción de la creación como fue conocida. O aún más importante, se enteró de que ese porvenir se podría evitar si Kerrigan sobrevivía. Aferrado a esa única esperanza, Zeratul se marchó para hacer los preparativos que él podía hacer para la Guerra Final que se avecinaba.

Por contraste, Kerrigan estaba apática; lo que ella sabía apuntaba a un futuro sin esperanza y se había resignado a su futuro. No obstante, también resolvió luchar contra la inminente amenaza de Amón, aunque ella aún no sabía el nombre del xel'naga.

Cazadores de Artefactos Editar

En el Dominio Terran, dos grupos trabajaron casi independientemente para conseguir artefactos alienígenas, y para distintos fines. El primero estaba motivado por la política oficial que prohibía el intercambio de artefacto. El Dominio anexó a Mar Sara desde el Combinado Kelmoriano poco antes de la guerra y en los últimos meses de paz se concentraron en excavar un artefacto de ahí.

El segundo grupo nominalmente del Dominio era patrocinado en secreto por el Príncipe Valerian Mengsk, en contradicción al decreto de su padre, el Emperador Arcturus Mengsk. Valerian usó a la Fundación Moebius como frente para localizar y adquirir artefactos, en particular las piezas de un artefacto xel'naga que Valerian creía que podría desinfectar a Kerrigan. Una meta así inevitablemente llevaría a un conflicto con los zerg.

Pero era Kerrigan, más consciente del gran conflicto que los terran, quien finalmente precipitó una conflagración en todo el sector. Lo que los terran desconocían es que Kerrigan también buscaba el artefacto xel'naga como arma en contra de Amón. Ella ordenó al Enjambre invadir el Sector Koprulu y registrarlo para buscar las piezas. Las preparaciones para una tarea tan grande fueron detectadas por el Satélite 1 del Dominio en el Sistema de Carbonis. La Flota del Dominio fue puesta en alerta.

Cuatro años de paz estaban por terminar.

Transcurso de la Guerra Editar

Mar Sara Editar

No mucho antes de que la guerra explotara, el convicto Tychus Findlay fue liberado por Arcturus Mengsk, bajo la condición de que su libertad sería garantizada si asesinaba a la Reina de las Cuchillas. Findlay también fue contratado por la Fundación Moebius como contacto entre ellos y Jim Raynor para reclamar los componentes del artefacto xel'naga.

Esto era parte de un plan a largo plazo. Arcturus ya sabía del plan de Valerian. Si tenía éxito, el Dominio podría tomar Carbonis y Findlay mataría a una desinfectada y debilitada Kerrigan. La culpa del desastre y las pérdidas militares caerían en el príncipe "traidor", permitiendo al Emperador usar el miedo de la posición debilitada del Dominio como punto de reunión en contra de Jim Raynor.

Raynor estaba en Mar Sara liderando a los resurgentes Rebeldes en contra del Dominio. Los Rebeldes instigaron una rebelión planetaria anti-Dominio después de un ataque en la Estación Lejana.

Poco después, Tychus Findlay tuvo éxito en encontrar a Raynor y hacerle una proposición de ir tras los artefactos que la Fundación Moebius buscaba. Raynor aceptó y los Rebeldes con éxito recuperaron un artefacto desde un sitio de excavación del Dominio. La UNN impuso un giro negativo sobre estas acciones, intenta distraer a la audiencia del hecho de que los habitantes de Mar Sara de verdad deseaban la independencia.

Rápidamente a estos eventos se les restó importancia cuando los zerg invadieron el planeta; el Enjambre aterrizó cerca del sitio de excavación abandonado y rastrearon el componente y a los Rebeldes de vuelta en la Estación Lejana. Los rebeldes fueron asediados pero resisitieron el tiempo suficiente para ser evacuado por el Hiperión. Mar Sara no era el único caso. Los zerg estaban invadiendo todo el sector; billones eran asesinados en etapas tempranas y el Enjambre se estableció en múltiples mundos. La guerra había comenzado.

El Frente del Dominio Editar

La Flota del Dominio se retiró para fortificar los Mundos Centrales, pero los zerg rápidamente oprimieron esas defensas.

Los Mundos Limítrofes fueron dejados para arreglárselas solos. Las Colonias Exteriores se vieron obligadas a buscar ayuda de mercenarios y forajidos, pero esto no era suficiente y los colonos comenzaron a evacuar sus hogares por la seguridad de los Mundos Centrales. Los desalojados recibieron poca ayuda del Dominio; los campamentos de refugiados en Meinhoff estaban atestados, cortos de suministros, y les faltaba infraestructura médica adecuada. Mientras la crisis se profundizaba, a la Flota del Dominio se le ordenó alejar a abandonar naves de refugiados que volaban hacia los Mundos Centrales; la circulación hacia los Mundos Centrales se redujo ya que refugiados resentidos fundaron nuevas colonias y se declararon independientes del Dominio.

El Dominio centró su atención en detener la invasión zerg. El Emperador Arcturus Mengsk trajo de vuelta al General Horacio Campoguerra desde el retiro para liderar las Fuerzas Armadas del Dominio. Una de las primeras tareas del general era liderar una contraofensiva en el Sistema Sara. La producción de municiones y reclutamiento penal aumentó. Las tropas penales fueron complementadas por reclutamiento de los Mundos Centrales y una reducida edad mínima de reclutamiento. Los veteranos que habían luchado contra los zerg durante la Gran Guerra o la Guerra de Especies fueron traídos de vuelta. No obstante, el Dominio seguía a la defensiva. Algunos mundos cayeron, como Tiria y Braxis mientras otros como Lakius resistieron. Las Primeras y Segundas Flotas fueron combinadas para proteger los Mundos Centrales y el sistema Dylar era el sitio de una batalla espacial. Los zerg hicieron avances por todos los frentes y la milicia del Dominio sufrió grandes pérdidas, pero el avance del Enjambre fue ralenizado, principalmente gracias a Campoguerra, quien lideró cinco contraataques separados contra el Enjambre en las primeras etapas del conflicto. Sin embargo, con el tiempo, estaba claro que la meta de los zerg no era la conquista, sino algo más...

En el frente principal, los sobrevivientes se sometieron a pruebas virales y nuevas medidas de austeridad fueron introducidas. Los embarques interplanetarios fueron llevados a una paralización, las autoridades incautaron todos los navíos privados y Mengsk declaró una moratoria sobre el viaje interplanetario. Esto también redujo ataques piratas, ya que ellos tenían menos tráfico comercial para saquear. Los precios de la tierra en Shiloh bajaron debido a la guerra. Durante el conflicto, la población del Dominio experimentó algunas reacciones instintivas hacia la amenaza del Enjambre. Un avisamiento de zerg en Korhal resultó ser un fraude y un rumor decía que los zergueznos eran alérgicos al jugo de limón.

El Dominio sufrió un golpe a la moral pública por parte de los Rebeldes de Raynor, quienes habían descubierto evidencia de los crímenes de guerra de Mengsk contra Tarsonis durante la Gran Guerra. Los Rebeldes se infiltraron en los Estudios de la UNN en Korhal usando un caminante de guerra de asedio pesado robado del Valhalla. Los rebeldes transmitieron la información por todo el Dominio usando las propias torres de transmisión de la UNN. El resultado fue el esperado. Los ciudadanos del Dominio expresaron su indignación contra el Emperador Mengsk en disturbios y demostraciones. La tasa de aprobación de Mengsk bajó significativamente a un récord del 14%. Esto fue seguido de una fuerte censura manipulada y de arrestos, ya que el Dominio intentaba detener el daño. Numerosos Mundos Limítrofes comenzaron una revuelta abierta, mientras Bountiful declaró su independencia.

Otras Formas de Gobierno Terran Editar

El Protectorado Umojano cerró sus fronteras y se movilizó.

El Combinado Kelmoriano fue acusado de perpetuar masacres contra refugiados; un cargo que fue negado. El Combinado intentó aferrarse a sus mundos periféricos, pero fue obligado a seguir el ejemplo del Dominio y abandonarlos cuando las pérdidas aumentaron, tales como Roquígnea III. El desempeño militar de los Kelmorianos fue criticado por el General Martin y la confianza de mercado se desplomó. Un avistamiento de zerg se reportó en Moria, pero resultó ser falso.

El Combinado tuvo algo de éxito en una plataforma espacial sobre Braxis Alfa, cuando sus fantasmas usaron misiles nucleares para destruir tanto fuerzas del Dominio como de protoss. Sin embargo, los fantasmas fueron posteriormente abrumados por los zerg.

Mercenarios y Rebeldes Editar

La guerra sirvió como ventaja para grupos independientes. Los mercenarios tenían una alta demanda y el caos sólo motivaba a rebeldes y revolucionarios. Aun cuando se luchaba contra los zerg, el Dominio siguió luchando contra la sublevación a través de medios encubiertos y propaganda.

Gabriel Tosh, un antiguo fantasma del Dominio convertido en un espectro anti-Dominio, esperaba usar la lucha para enmascarar la adquisición de jorio, terracino y candidatos aptos necesarios para aumentar el Proyecto Filoscuro.

Luchando contra los Ancestros Editar

Mientras los Rebeldes retomaron sus actividades anti-Dominio justo antes del estallido de la guerra, era el contrato con la Fundación Moebius para recolectar los componentes del artefacto xel'naga que los dirigió durante esta fase. Al principio era por dinero, después fue una forma de luchar contra los zerg. Jim Raynor además se llegaría a motivar por la posibilidad de desinfectar a Sarah Kerrigan.

El artefacto consistía en cinco piezas esparcidas por todo el Sector Koprulu. Cuatro piezas estaban bajo la custodia de los Tal'darim —una en un sagrario en Monlito, otro en un templo xel'naga en el mundo muerto de Xil, otro en una bóveda en el mundo de Tifón XI y el último en una nave mundial en el Cuadrante Sigma. Los Tal'darim veían los componentes como reliquias y se apuntaron a sí mismos como guardianes en contra de todos los ladrones.

El principal obstáculo de los Rebeldes eran estos Tal'darim.

Los Rebeldes primero recolectaron un componente en Mar Sara, luego se fueron hacia Monlito donde los Tal'darim vigilaban otro componente. El Enjambre Zerg llegó con el mismo objetivo de los terran, y los Rebeldes aseguraron el componente mientras los Tal'darim se vieron obligados a separar sus fuerzas contra ambos invasores.

Los Rebeldes recolectaron el tercer componente en el mundo muerto de Xil. Una vez más se enfrentaron con los Tal'darim y de nuevo obtuvieron la victoria. El Ejecutor Tal'darim juró venganza en contra de Raynor.

Mientras los Rebeldes recolectaban los componentes, Zeratul apareció a bordo del Hiperión y habló en privado con Reynor. El Nerazim estaba herido y al parecer siendo perseguido; el prelado se quedó lo suficiente para darle al terran un cristal ihan que contenía sus descubrimientos desde Ulaan, y una advertencia de que la supervivencia de Kerrigan era necesaria.

El Enjambre luchó para seguir el ritmo del esfuerzo de recuperación de Raynor. Finalmente, la Reina de las Cuchillas atacó directamente en la base de la Fundación Moebius en Tyrador VIII, las defensas de lo que había sido criticado por falta de preparación. Sin embargo, los Rebeldes intervinieron y aseguraron el fracaso de los zerg para ganar acceso a los núcleos de datos e investigación de la Fundación, lo que habría hecho que los zerg pudieran ubicar las otras piezas. Poco después los zerg tomaron la carrera por los componentes por perdida, y el impulso salió de la invasión del Sector.

Los Tal'darim aguardaban en Tifón XI. Los Rebeldes llegaron para recuperarlo, pero ambos lados fueron interrumpidos por una supernova. Los Tal'darim reconocieron el interés de los Rebeldes, pero fallaron las preparaciones especificas para detener a los terran. Los Rebeldes escaparon con la pieza del artefacto.

Alianzas Terran Editar

Con la recuperación de los componentes continuando rápidamente, el Príncipe Valerian Mengsk decidió que era hora de revelar su implicación con la Fundación Moebius a los Rebeldes. Él fue en lugar de los representantes de la Fundación a un encuentro con la nave insignia rebelde, el Hiperión, a bordo de la nave insignia del Dominio, el Bucéfalo. Los rebeldes quedaron impactados ante la aparición del Bucéfalo y su escolta de cruceros de batalla e inmediatamente atacaron. Raynor abordó el Bucéfalo esperando encontrar y matar al Emperador Arcturus Mengsk. En vez de eso, estaba doblemente sorprendido por encontrarse no sólo con el príncipe, sino con la oferta del príncipe de colaboración.

Valerian discutió la meta de desinfectar a Kerrigan con el artefacto xel'naga. Esto significaba luchar contra los zerg en Carbonis, y el príncipe quería la colaboración de Raynor para hacerlo; mientras Valerian podía reunir a la milicia del Dominio para el asalto, sólo el rebelde tenía conocimiento de los métodos y tácticas de la Reina de las Cuchillas.

Raynor aceptó cooperar, aun con las objeciones de sus hombres. Matt Horner y Tychus Findlay le advirtieron quee sus sentimientos personales por Kerrigan arrastraría a los rebeldes hacia una trampa del Dominio. El último componente fue recuperado de una nave mundial del Cuadrante Sigma, una abandonada nave mundial xel'naga.

Los Rebeldes se mostraron apenas recíprocos ante esta alianza, desconociendo a su líder rebelde, declarando que él había abandonado la revolución. Raynor argumentó que la Reina de las Cuchillas era una terrible amenaza para la libertad de los terran y que la alianza temporal con el Dominio era la mejor oportunidad para lidiar con esto. La tripulación se convenció después de que Raynor derribara a un borracho Findlay en una pelea de cantina. Los Rebeldes estaban impresionados por la convicción renaciente convicción de Raynor y sus dudas sobre su liderazgo se esfumaron.

La Batalla de Carbonis Editar

Con el artefacto xel'naga ahora completado, tenía que ser llevado dentro del rango de la Reina de las Cuchillas en Carbonis. Valerian requisó la mitad de la Flota del Dominio sin inmedaamente informarle al emperador del asalto. El General Horacio Campoguerra fue puesto en el mando; el general no estaba dispuesto a trabajar con los Rebeldes. Campoguerra planeaba un asalto frontal, aun en contra del consejo de Raynor.

El aterrizaje inicial fue un desastre y los terran sufrieron graves pérdidas. Sólo la iniciativa de Raynor permitió asegurar un punto de apoyo. La nave del General Campoguerra, el Helios, fue derribada. Campoguerra fue rescatado por los Rebeldes, y marcó el inicio de una relación mucho mejor desarrollada entre el general y Raynor. El mando operativo fue transferido desde un herido Campoguerra hacia Raynor.

Los invasores estaban en una situación precaria. Un rápido golpe hacia la colmena principal era esencial antes de que fueran abrumados por lo zerg. Había tiempo para lanzar un ataque secundario para debilitar las defensas de la colmena. Tychus Findlay recomendó deshabilitar la red Nydus cerca de la colmena, mientras el General Campoguerra estaba más preocupado de atacar el poder aéreo del enemigo.

Raynor escogió el objetivo y el ataque secundario fue un éxito. Los terran atacaron rápidamente las debilitadas defensas de la colmena y colocaron el artefacto xel'naga en la base de la colmena. Las tropas terran restantes atacaron y contuvieron el intento del Enjambre de llevarse el artefacto. La nova de energía totalmente cargada del artefacto paralizó al Enjambre en el área y desinfecto a Kerrigan.

Arcturus Mengsk hizo un intento final para matar a Kerrigan. Findlay les reveló a los Rebeldes que él había aceptado matar a Kerrigan para Mengsk a cambio de su libertad, y le disparó a una indefensa Kerrigan. Raynor usó su propia armadura para interceptar la bala, luego disparó y mató a Findlay. El que Kerrigan no fuese asesinada en Carbonis era un punto de divergencia del futuro apocalíptico visto por la Mente Suprema.

El Conflicto de Punto de Ignición Editar

Los Rebeldes de Raynor y el Príncipe Valerian Mengsk se negaron a entregar a Kerrigan al Emperador Arcturus Mengsk para que fuera ejecutada. Los Rebeldes y el príncipe abandonaron Carbonis con los sobrevivientes de la flota de invasión, con Kerrigan y el artefacto xel'naga. Fueron perseguidos por la Armada del Dominio. El emperador estaba dispuesto a matar a su propio hijo para asegurar la muerte de Kerrigan. Rastreadores plantados sobre el Bucéfalo le permitieron al Dominio rastrear e interceptar a los rebeldes; numerosas escaramuzas redujeron a la flota rebelde a sólo el Hiperión y el Bucéfalo.

Kerrigan necesitaba tratamiento médico. Los rebeldes se escondieron en la Roca del Muerto, bajo la protección de la dominante señora del crimen Mira Han. Por petición de Valerian, Emil Narud, un experto en los zerg, se unió a ellos para tratar a Kerrigan. Narud en secreto estaba en contacto con el emperador; Kerrigan no confiaba en Narud. Los rebeldes fueron emboscados por un traidor en las organizaciones de Han, pero escaparon con la ayuda de Han.

Los rebeldes viajaron hacia la Estación Espacial Prometeo, una instalación secreta de la Fundación Moebius en el Cinturón de Kirkegaard. Kerrigan se sometió a exámenes preliminares a bordo de la estación mientras los cruceros de batalla contrataron equipos de reparación de la estación. La estación era una trampa tendida por Narud. Los equipos de reparación sabotearon los cruceros de batalla, permitiendo que la flota del Dominio atacara.

A bordo del Prometeo, Narud usó dos híbridos para evitar que Raynor rescatara a Kerrigan. El Emperador Mengsk ofreció remotamente a los rebeldes una retirada segura a cambio de la muerte de Kerrigan. Kerrigan estaba enfurecida por oír la voz de Mengsk y destruyó a los híbridos con sus poderes. Narud huyó de la estación con el artefacto xel'naga. Kerrigan contuvo a un híbrido lo suficiente como para que los rebeldes de la estacion evacuaran por naves de transporte. Luego, el Hiperión y el Bucéfalo huyeron.

Valerian dirigió a los rebeldes hacia una plataforma orbital secreta del Protectorado Umojano donde los cruceros de batalla podrían ser reparados, y Kerrigan podría recibir tratamiento.

Kerrigan fue llevada a un laboratorio del Protectorado Umojano.

Una Breve Pausa Editar

La victoria en la fase anterior de la guerra había llegado a un gran costo, pero Arcturus Mengsk seguía seguro sobre su trono.

El General Horacio Campoguerra se encargó de eliminar a los zerg restantes en Carbonis. Con la aspiración del poder del Enjambre, las madres de colonia se empezaron a disputar el control. Los terran y protoss analizaban las batallas de la guerra e hicieron ajustes/agregaciones a sus máquinas de guerra como corresponde.

Tomar a la Reina Editar

Tres semanas después de la batalla de Carbonis, el Dominio rastreó a Kerrigan y a los que la protegían. Atacaron al laboratorio Umojano que la albergaba, desencadenando una evacuación. Kerrigan y Raynor se abrieron paso a través de la base, pero se separaron. Raynor fue posteriormente tomado cautivo por Nova.

La combinada flota de Rebeldes/Umojanos/Dominio se encontraban sobre Faetón. Kerrigan llegó después, y estaba angustiada al enterarse de que Raynor no había llegado. Casi inmediatamente después, la Flota del Dominio llegó al sistema, abriendo fuego. Horner contactó a las naves atacantes, diciéndoles que Valerian estaba en el Hiperión, pero no hizo ninguna diferencia — Kerrigan era el objetivo. Valerian era prescindible con tal de alcanzar esa meta. Kerrigan, sin interés en los apuros de los rebeldes, tomó su nave de transporte hacia la superficie mientras la flota entablaba un combate con un salto dimensional, con el propósito de volver a Faetón para recoger a Raynor. Las naves del Dominio los persiguieron, pero no antes de despachar fuerzas hacia la superficie.

Llegando al planeta, Kerrigan se enteró de que el Dominio había instalado un cañón de pulso Drakken, capaz de destruir cualquier nave en órbita, incluyendo aquella en la que ella esperaba que llegara Raynor. Su único recurso era controlar un colmenar cercano y las fuerzas de la Madre de Colonia Naktul. Kerrigan negó que ella había vuelto para liderar al Enjambre, pero sin embargo, el Enjambre era su único recurso para eliminar a las fuerzas del Dominio. Era una tarea en la que ella tuvo éxito, y tanto las fuerzas terrestres como el cañón de pulso fueron destruidos.

Aun así, Raynor no había llegado, y después de ver una transmisión televisada donde el Emperador Mengsk declaró muerto a Jim Raynor, Kerrigan vio el por qué. Sin nada más que la venganza, Kerrigan abrazó la oscuridad en su interior y fijó rumbo hacia el espacio zerg, con la intención de reunir al Enjambre.

El Resurgimiento del Enjambre Editar

Kerrigan llevó la nave a un leviatán. Ahí, se encontró con la criatura Izsha, una creación suya de sus días como la Reina de las Cuchillas. Kerrigan quería que el Enjambre se dirigiera a Korhal, pero como Izsha le informó, el Enjambre estaba dividido, las madres de colonia se disputaban el control a raíz del vacío de poder que la desinfestación de Kerrigan había creado. Era una situación que Kerrigan decidió resolver.

La Batalla de Carbonis Editar

La Madre de Colonia Zagara envió a sus fuerzas contra las fuerzas del Dominio Terran lideradas por el General Horacio Campoguerra. La base del general estaba asegurada en la Meseta Intrépida, y las tropas de Zagara tenían que cruzar la Trinchera de Huesos para llegar ahí. En el camino, fueron considerablemente derrotados por los cruceros de batalla gorgóneos de Campoguerra.

Sarah Kerrigan llevó a sus zerg hacia Carbonis para reunir a la Colonia de Zagara. Zagara se negó a aceptar a la "débil" reina. Kerrigan y Zagara lucharon por huevos de uetzis en el pantano ácido. Kerrigan derrotó a Zagara y estaba a punto de matarla cuando ella le recordó a Kerrigan de sus instrucciones anteriores. Kerrigan admitió a Zagara y su colonia en el Enjambre Zerg.

Kerrigan consolidó sus fuerzas para otro ataque contra el Dominio en Carbonis. Ella tomó ventaja de nidos de azotes en la Trinchera de Huesos, quienes destruyeron las naves gorgóneas. Campoguerra sólo podía lanzar un gorgóneo a la vez. Las habilidades tácticas más grandes de Kerrigan le permitieron derrotar al General Campoguerra, quien le seguía lanzando gorgóneos hasta que él huyó.

Las fuerzas de Kerrigan se movieron hacia la Meseta Intrépida. Su ataque inicial causó mucho daño a las fuerzas del Dominio, pero casi fueron destruidas por una descarga de misiles nucleares. Kerrigan reconstruyó sus fuerzas, usando las aberraciones de Zagara para asaltar al Dominio. Ella rompió la fuerza de Campoguerra y derrotó a sus fuerzas.

La batalla de Kaldir Editar

Una madre de colonia llamada Nafash había llevado a su colonia hacia la congelada luna de Kaldir, buscando crear su propio Enjambre. Ella estableció una base de operaciones, pero fue obligada a retirarse a los Valles de Hielo debido a la presencia de protoss en la luna.

Kerrigan después llegó para buscar a Nafash. Ella fue atacada por clima extremadamente helado, que congeló a sus zerg en el lugar, pero no a los agresivos ursadones locales. Ella buscó la esencia de la matriarca ursadón local, otorgándole a sus fuerzas la misma inmunidad.

La luna estaba ocupada por fuerzas protoss, quienes intentaban llamar a la Armada Dorada. Sin embargo, los protoss estaban demasiado lejos para contactar a Shakuras a través del Khala y tuvieron que usar espiras de enlace psiónico en su lugar. Las fuerzas de Kerrigan atacaron y destruyeron las espiras, una tarea hecha más fácil debido a que los protoss eran vulnerables al clima helado. Abathur aseguró la captura de una civil protoss, Lasarra.

El Líder de Expedición protoss intentó advertir a Shakuras por medio de transbordadores, pero Kerrigan arruinó este plan también.

Los protoss lanzaron el Arca Daleaam, llena de refugiados, quienes finalmente transportarían a los sobrevivientes hacia el espacio protoss. Kerrigan respondió implantándole a Lasarra una larva y luego permitiéndoles a los protoss transportarla a la nave. La larva emergió, matándola. La larva recolectó biomasa y finalmente se transformó en una reina, Niadra. Niadra creó una colonia y mató a todos los protoss. Sin embargo, la nave viajaba tan lejos de Kerrigan que Niadra no podía contactarla.

La batalla de Zerus Editar

Zeratul había viajado a Zerus a inicios de la guerra. Descubrió a los zerg primigenios, libres de una influencia oscura y luchando los unos contra los otros por la esencia. Zeratul declaró que los protoss no podrían perdonarlo por esto.

Él se enfrentó a Kerrigan a bordo de su leviatán y, después de pelear con ella, le impartió su conocimiento. Mientras Kerrigan tenía poco interés en las metas de Zeratul, los zerg primigenios podrían darle el suficiente poder para tomar venganza en contra de Mengsk.

Zeratul le dijo a Kerrigan que el Ancestral, un poderoso organismo zerg primigenio, era la clave para que Zerus la hiciera renacer, y que los xel'naga deseaban que ella volviera a su antigua forma. Más tarde, abandonó el planeta, dispuesto a enfrentar el juicio de su pueblo.

Las fuerzas de Kerrigan mataron Quilgor y le llevaron la carne al Ancestral. Los zerg primigenios de la manada de Brakk se juntaron para evitar que ella lo hiciera. Los primigenios voladores de Brakk atacaron, haciendo que Abathur reconstituyera a los mutaliscos como forma de defensa. Durante la batalla, Brakk fue asesinado.

Cuando el Ancestral despertó, le dijo a Kerrigan que sus zerg llevaban la marca de Amón, un xel'naga caído. Amón había forjado a los zerg convirtiéndolos en armas, pero algunos zerg permanecieron ocultos y fueron ignorados. Zurvan quiso seguir explicándole que la corrupción de Amón fue la creación de la mente de colmena zerg.

Zurvan le dijo a Kerrigan que ella necesitaba dirigirse al primer estanque de engendración para ganar el poder que ella necesitaba para derrotar a Arcturus Mengsk, llamándolo una fuente de poder más antigua que él mismo. Sin embargo, ella tendría que hacer un sacrificio. De camino hacia allá, las fuerzas de Kerrigan fueron atacadas por zerg primigenios, pero el primer ataque fue eludido.

Kerrigan fue envuelta en una crisálida para transofrmarla, mientras los remanentes de la Manada de Brack, y más tarde la Manada de Brakk, se atacaron los unos a los otros y a sus fuerzas. El estanque podía soltar enjambres de langosta para atacar a los primigenios.

Kerrigan emergió viéndose como su antigua forma infestada. Zurvan llamó a su nueva forma "primigenia", pero los dos se preguntaban si ella era tan fuerte como Amón, o si Amón estaba vivo. Abathur dijo que su nueva forma era más poderosa que su antigua forma infestada. Kerrigan iría a descubrir las nuevas habilidades de su forma.

Además, Kerrigan consiguió a un nuevo aliado, Dehaka, un líder de manada primigenio. Mientras los otros líderes de manada le temían, Dehaka creía que Kerrigan le daría más esencia.

Zurvan le dijo a Kerrigan que matara a los tres líderes de manada hostiles restantes, Yagdra, Kraith y Slivan, quienes habían enviado a la mayoría de sus manadas contra el leviatán de Kerrigan. Kerrigan fue a atacar, y con la ayuda de la la Manada de Dehaka, los destruyó a los tres. Cuando mató a Slivan, Zurvan anunció su traición (aunque esto no sorprendió realmente a Kerrigan). Zurvan creía que ella le aportaría un incremento para su evolución. Los dos pelearon, y Kerrigan finalmente mató a Zurvan y también absorbió su esencia. Kerrigaan entonces anunció que Zerus era suyo, y que ella regresaría al Sector Koprulu.

El Regreso del Enjabre Editar

Cuando Kerrigan regresó, la madre de colonia Kilysa le pidió volver a su enjambre. La colonia de Kilysa tenía muchos leviatanes. Kerrigan aceptó, mientras Kilysa destruyera Mistaff IV, un mundo del Dominio, para ella. La colonia de Kilysa recogió un número de dispositivos de comunicación bidireccional en Carbonis. Estos le permitieron a Arcturus Mengsk amenazar a Kerrigan. Él sólo había capturado a Jim Raynor en vez de matarlo, y lo tenía como rehén para protegerse de Kerrigan.

Durante las luchas de Kerrigan contra el Dr. Emil Narud, Ryloth le pidió a Kerrigan volver a su enjambre. Kerrigan permitió esto, mientras Ryloth destruyera Jontur II, un mundo de construcción de naves del Dominio, para ella.

Mientras Kerrigan viajaba a través del espacio del Dominio, Naktul representaba a otras madres de colonia que querían volver a unirse al Enjambre.

La Plataforma Skygeirr Editar

Una nave de colonia recogió una transmisión psiónica de Alexei Stukov, describiendo un programa de creación de híbridos del Dominio Terran y deseaba unirse a Kerrigan en su oposición contra Arcturus Mengsk. Se contactaron en la Estación Skygeirr. Stukov tenía conocimiento del complejo, ya que habían experimentado con él ahí.

Stukov la describió como la segunda área mejor defendida en el espacio del Dominio. Él guió a Kerrigan a través del primer nivel de la plataforma. Ella infestó a un gran número de personal del Dominio, que respondió con un gas que podía destruirlos. Sin embargo, el gas no afectaba a otros zerg (o a Kerrigan), y no podía ser producido continuamente. Kerrigan levanto a sus fuerzas uando el gas estaba siendo liberado y avanzó cuando el gas ya se había agotado. Finalmente, su armada de terran infestados le permitieron entrar a la sección del laboratorio.

Antes del próximo asalto, Stukov le contó a Kerrigan un poco más del programa de híbridos. La plataforma era un laboratorio de armas del Dominio, creando híbridos imposibles (ya que su ADN no podía ser combinado). Dijo que Mengsk creía que él podía controlar a las criaturas, pero dudó que eso pasara en verdad. Mientras los dos comandantes terran infestados se dirigieron a más allá del laboratorio, Stukov le advirtió a Kerrigan del Dr. Emil Narud, un antiguo cambiaformas que fue el responsable de infestar a Stukov. Él servía a Amon, y a pesar de la muerte del xel'naga caído, era aun así un enemigo peligroso.

Mientras las fuerzas de Kerrigan se establecían, Kerrigan sufrió un ataque psiónico por parte de un dominador híbrido. Mientras Kerrigan trataba de resistir, sus fuerzas tenían que cazarlo y matarlo mientras luchaban contra las fuerzas del dominio. Si el dominador no era asesinado rápidamente, Kerrigan podría morir. Mientras Kerrigan viajaba a través del laboratorio, más dominadores despertaron y estos también tuvieron que ser eliminaros. Narud a veces contactaba a Kerrigan para burlarse de ella. Finalmente, Kerrigan eliminó a los híbridos de ese nivel.

Kerrigan pudo sentir la devoción de Narud hacia Amón, y había estado tratando de resucitarlo por milenios. Stukov creía que todo el conflicto entre zerg y protoss había sido maquinado por Narud de alguna forma. Cuando ella y Stukov discutían cómo Amón podría resucitar, Kerrigan dijo que los híbridos podían recolectar energía, y Stukov dijo que la energía que ella perdió cuando fue desinfectada pudo haber sido recolectada por Narud.

El nivel final era un templo xel'naga, defendido por los Tal'darim, a quienes Stukov describió como las mejores tropas de Narud.

El movimiento inicial de Narud fue invocar una zona muerta, la que si tocaba a Kerrigan podría matarla. Kerrigan luchó contra él con sus propios poderes, pero estaba perdiendo lentamente. Narud estaba recibiendo un incremento de energía de cinco templos xel'naga. Stukov llevó a los zerg de Kerrigan para sellar estos templos, disminuyendo lentamente el poder de Narud, mientras Narud liberaba híbridos en un intento de detener a Stukov. Finalmente, Kerrigan pudo superar a Narud, debilitándolo.

Kerrigan y Narud combatieron. Finalmente, Kerrigan triunfó, pero Narud le dijo mientras moría que Amón ya había sido revivido.

Rescatando a Jim Raynor Editar

La captura de Raynor del Dominio evitó un asalto sobre Korhal. Kerrigan interceptó al Hiperión en el espacio del Dominio e informó a los Rebeles de Raynor que Raynnor estaba vivo. Aunque estaban impactados porque Kerrigan había vuelto al Enjambre, Matt Horner inmediatamente aceptó su petición para que los Rebeldes la ayudaran a rescatar a Raynor. El Príncipe Valerian Mengsk, acompañando a los Rebeldes, estaba dudando si confiar en Kerrigan.

El Enjambre necesitaba que los Rebeldes obtuvieran la ubicación de la prisión secreta de Raynor desde la red de encriptación profunda del Dominio. Los Rebeldes se movieron para recuperar al Coronel Orlan, un hacker experto capturado por Mira Han como petición de Raynor después de haber traicionado a los Rebeldes a principios de la guerra. Han se negó a liberar a Orlan; su integridad profesional exigía que ella sólo liberaría al hacker bajo las órdenes explícitas de Raynor. Han liberó a Orlan sólo después de que los Rebeldes infligieron grandes pérdidas sobre los Merodeadores de Mira atacando una operación en un campo de asteroides. Orlan aceptó cooperar para evitar ser enviado nuevamente con Mira.

Las colonias restantes se volvieron a unir al Enjambre mientras Orlan trabajaba. Kerrigan impacientemente exigió que el trabajo se hiciera rápido, pero Valerian se negó a apurar al hacker y correr cualquier riesgo. La resolución impresionó a Kerrigan y ella aceptó esperar. Su paciencia fue recompensada. Orlan descubrió que Raynor estaba cautivo a bordo del Moros, una nave prisión de alta seguridad que saltaba a un conjunto aleatorio de coordenadas a cara hora.

Kerrigan abordó la nave cuando se detuvo para llenar su tanque en la estación Atlas; los Rebeldes no formaron parte de la acción de abordaje bajo su insistencia. El Emperador Arcturus Mengsk anticipó el asalto de Kerrigan. La nave empezó a autodestruirse mientras Kerrigan llegó a la cubierta de la prisión. Encontró a Raynor en máxima seguridad. Raynor estaba furioso al ver que ella volvió con los zerg, recordando las atrocidades que ella cometió como la Reina de las Cuchillas. Ella le devolvió su arma, pero se resistió y rechazó la oferta implícita de ejecutarla. En vez de eso, Raynor declaró que su relación con ella había terminado.

La Batalla de Korhal Editar

El camino haccia Korhal estaba limpio. EL Enjambre recibió la aprobación tácita del Príncipe Valerian para invadir Korhal y destronar al emperador. Bajo la insistencia del príncipe, los aterrizajes iniciales del Enjambre deberían ser afuera de Augustogrado; aunque esto hizo más difícil la tarea de los invasores, esto daría más tiempo para evacuar a los civiles. Por su parte, Kerrigan aprobó la ascensión inminente de Valerian al trono.

La llegada del Enjambre hacia Korhal provocó una fuerte respuesta del Dominio. El Emperador Mengsk convocó a odas las flotas del Dominio para defender el mundo del trono. Los leviatanes de la Colonia Kilysa fue utilizada para destruir todas las naves que entraran al sistema.

El asalto abrió con millones de cápsulas de inserión zerg lanzadas hacia la superficie. La red de defensa orbital del Dominio infligió fuertes pérdidas. El Enjambre sólo necesitaba que sobreviviera una fracción de las cápsulas y entregaran lanzadores de bilis; los lanzadores paralizarían la red de defensa. Sin embargo, las fuerzas terrestres del Dominio rápidamente destruyeron a los lanzadores mientras ellos estuvieran vulnerables después del aterrizaje. Kerrigan aterrizó afuera de Augustogrado y aseguró una zona de aterrizaje para los lanzadores. Una vez que los lanzadores estuvieran emplazados, las colonias comenzaron a aterrizar con fuerza y entraron a la ciudad.

El Dominio había implementado el Destructor Psiónico sobre una plataforma aérea sobre la ciudad. Proyectaba un campo que destruía a zerg del Enjambre utilizando la mente de colmena. La activación del Destructor infligió severas pérdidas en muchas colonias. Posteriormente, el Dominio contraatacó para alejar a los zerg del Destructor. La Manada de Dehaka encabezó la respuesta del Enjambre; los zerg primigenios no poseían mente de colmena y por lo tanto, eran inmunes a los efectos del arma. Apoyados por Kerrigan y un colmenar, los zerg primigenios entraron y destruyeron el Destructor Psiónico.

El Enjambre entro al sector Imperial y asediaron el Palacio de Korhal. La evacuación de civiles llevada a cabo por los Rebeldes de Raynor todavía estaba en progreso, pero el Enjambre no podía esperar mar. Bajo la insistencia de Valerian, Kerrigan aceptó evitar centros de civiles donde fuera posible. Este compromiso era visto en silencio por Jim Raynor.

La Muerte de Arcturus Mengsk Editar

El ataque del Enjambre sobre el Palacio era opuesto por formaciones de élite del Dominio. El Enjambre inesperadamente fue reforzado pro los Rebeldes de Raynor, con el Hiperión descendiendo y descargando tropas. Para sorpresa de Kerrigan, el rencor de Raynor sobre ella desde su rescate del Moros se había desvanecido. Él estaba decidido a estar durante el asesinato. Mientras el asedio era llevado a cabo, Mengsk enviaba poco a poco a sus fuerzas en vanos intentos de destruir a los Rebeldes. Finalmente, la puerta del palacio fue destruida y Kerrigan entró en busca de Mengsk. La seguridad interna del Dominio fue incapaz de detenerla.

Kerrigan encontró a un impávido Mengsk esperándola en su oficina. Su confianza salía desde el artefacto xel'naga, ahora instalado en el suelo de la oficina, el que anteriormente la había desinfectado. El emperador usó el artefacto para debilitarla. Mengsk se regodeaba por su inminente ejecución y no se fijó en que Raynor se acercaba a él por detrás. Raynor, con su armadura completa, fácilmente golpeó a Mengsk y destruyó el control remoto del artefacto. Raynor retrocedió y permitió que Kerrigan ejecutara la venganza. Ella infundió a Mengsk con energía psiónica, provocando que él explotara y se destruyera la oficina. Raynor y Kerrigan se dividieron en buenos términos. El Enjambre inmediatamente se empezó a retirar de Augustogrado.

El Resultado Editar

Con su venganza contra Mengsk completa, Kerrigan se fue para encontrar y enfrentarse a Amón. Mientras ella estaba consciente del inmenso poder que él emanaba, el Enjambre una vez más era suyo.

Con la muerte de su padre, Valerian ascendió al trono, llegando a gobernar un Dominio en caos. Comenzó a establecer nuevos reglamentos para eliminar la corrupción en el senado y reorganizar a sus fuerzas armadas.

Con la ausencia del Enjambre en el Sector Koprulu, los Daelaam ahora tenían finalmente una oportunidad para recuperar Aiur. El Jerarca Artanis declaró que, con los zerg ya no siendo una amenaza, Aiur sería reclamado. Voces disidentes no fueron escuchadas y los Daelaam comenzaron los preparativos para la invasión. Sin embargo, esto coincidiría con el regreso de Amón y su posterior corrupción del Khala, pregonando el comienzo de la Guerra Final.

Batallas Misceláneas Editar

Se sabe que las siguientes batallas han ocurrido durante la Seguna Gran Guerra, pero su desarrollo en relación con los eventos de arriba no está esclarecido.

Batallas de Evolucion Editar

En el curso de la segunda fase de la guerra, Kerrigan probaría cepas zerg para desarrollar sus nuevas evolucioneos. A menudo, estas pruebas incluían conflictos de algún tipo. Estos eventos incluían los siguientes:

  • En Calus, la cepa de rapaz fue probada contra un puesto de avanzada del Dominio, destruyéndolo.
  • En Astrid III, Kerrigan usó hordeznos para defender un colmenar contra fuerzas atacantes del Dominio.
  • En Escoria, Kerrigan usó cazadores para destruir un complejo de minería del Dominio.
  • En Nelyth, Kerrigan usó mitocitos para erradicar fuerzas protoss estacionadas en un sagrario.
  • En Cantar, Kerrigan usó bracónidos para destruir un complejo del Protectorado Protoss.
  • En Mehlus IV, Kerrigan usó la cepa vil de la cucaracha para destruir fuerzas del Protectorado Protoss.
  • En Cavir, los zerg de Kerrigan lucharon contra zerg salvajes para recuperar la cepa de acechadores.
  • En Marek V, Kerrigan usó empaladores para repeler a la Compañía Prometeo de un colmenar.
  • En Brokas Hur, Kerrigan usó víboras para apoyar a las aberraciones para destruir una base del Dominio.
  • En Sigma Centari, Kerrigan usó amos de la colonia para destruir fuerzas atrincheradas del Dominio.
  • En Ignus, Kerrigan usó la cepa de furtivo para defender colmenares de fuerzas del Dominio.
  • En Cruxas III, Kerrigan usó la cepa de carroña para destruir silos nucleares del Dominio.
  • En Korhal, Kerrigan usó cepa nociva para destruir un complejo de investigación del Dominio.
  • En los suburbios de Augustogrado en Korhal, Kerrigan utilizó a la cepa de Torrasque para destruir un complejo de producción de armas nucleares en estado experimental.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar