FANDOM


James Eugenio[3] "Jim" Raynor es un antiguo alguacil terran que se hizo rebelde, se transformó en una de las figuras más importantes del sector Koprulu a través de sus obras para demoler a la Confederación y, más tarde, por su lucha contra el sucesor de la Confederación, el Dominio Terran. Raynor es uno de los pocos terran en formar una alianza a largo plazo con los protoss.

BiografíaEditar

Jim Raynor nació como un franco y humilde granjero[4] en Shiloh.[5] En su juventud fue enseñado habilidades campestres cómo cazar y disparar por su abuelo, habilidades que luego se probarían útiles cómo alguacil.[6] Los primeros dieciocho años de su vida los pasó enteramente en su mundo natal, trabajando en la granja.[7]

Raynor era bueno con ambos sus trabajos escolares y trabajando equipo agrícola, aprendió a conducir múltiples vehículos como la buitre y se convirtió en un jugador experto de demolición para el equipo de Canterville. Su padre le enseñó a luchar y a hacerle frente a los abusivos.[7] Raynor luego diría que su padre le enseñó dónde trazar la línea, más que hacerles frente.[8]

Los diablos del cieloEditar

Enlistamiento y EntrenamientoEditar

Para 2488, la Confederación Terran se había involucrado en la Guerra de Gremios por tres años. Los recursos se racionaban, los impuestos aumentaban y los militares empezaban a reclutar más agresivamente a los jóvenes, incluyendo a Tom Omer, uno de los amigos de Raynor.

Mientras esperaba en su camioneta por combustible, Raynor se encuentra con Hank Harnack, un jugador rival de demolición. Harnack lo interrumpió, impulsando a Raynor a golpearlo. Más tarde ese día, el Sargento Artillero Farley ayudó a convencer a Raynor a unirse al Cuerpo de Marines de la Confederación. Sus padres objetaron, pero eventualmente aflojaron y lo acompañaron a su enlistamiento y afirmación en Centerville. Raynor esperaba estar eufórico por la idea de dejar el planeta, pero sólo sintió pavor. Para empeorar las cosas, él inmediatamente se encontró con el abusivo Harnack de nuevo, quién lo insultó e hizo clara su posición, llevando a que los otros reclutas lo expulsaran (incluyendo a Omer) para no quedar en el medio de su venganza. El Cabo Thaddeus Timson intentó mantenerlos separados. Ambos intercambiaron golpes. Y aún así, el hecho de que Raynor se mantuviera haciéndole frente a Harnack le ganó el respeto de sus compañeros reclutas, quienes empezaron a hablarle.

Eventualmente ellos (y Omer) terminaron en el transporte de personal Hydrus, dónde ellos serían enviados a la zona de guerra del planeta Turaxis II para el entrenamiento básico. Raynor estaba confundido por las condiciones decadentes, sorprendido de saber que a pesar de los altos impuestos subidos por la guerra, la milicia Confederada aun estaba corta en la calidad de equipamiento. Durante el viaje, cientos de convictos, destinados al poco conocido programa de reforma Confederada, escaparon y empezaron a luchar. Harnack insultó a uno, impulsando a varios a atacarlo. Raynor saltó a la refriega y peleó junto con Harnack, mientras que Omer ganó dinero apostando por ellos. Raynor y Harnack entonces se volvieron amigos.

Raynor, Harnack, Omer y doce reclutas más, subieron a una nave de transporte para llegar a la superficie. Sin embargo, fue disparada, matando al piloto, e hiriendo gravemente a un recluta, Santhay. Raynor inmediatamente se puso a cargo, ayudando a Santhay. Eventualmente fueron rescatados por el Sargento Maestro Hanson, quién estaba impresionado con las habilidades de liderazgo en el campo de Raynor. Los reclutas fueron transportados a Turaxis Prime para entrenamiento, durante el cual Santhay sucumbió a sus heridas. Raynor empezó a preguntarse en qué se había metido. Que fuera anunciado que el entrenamiento sería acortado no ayudo a las circunstancias.

Durante el entrenamiento, Raynor fue hecho "sargento recluta" y lideró el primer escuadrón del segundo pelotón, Compañía D. Harnack también estaba en el escuadrón, y, por lo tanto, estaba bajo su mando. Mientras se encontraba en tarea de castigos con Harnack, conoció a Ark Bennet, un retoño de Familias Antiguas que había sido secuestrado y vendido a los militares bajo el nombre de "Ryk Kydd". Ellos le enseñaron sobre la vida lejos de las Familias Antiguas.

En la noche antes de su graduación, Raynor, Harnack y "Kydd" visitaron la ciudad de Braddock, listos para un "R&R". Una cosa llevó a la otra y se pusieron ebrios terminando en una gresca de taberna. Ellos trataron de escapar robando una buitre pero fueron atrapados por la policía. Sin embargo, fueron liberados del tanque de ebrios el día siguiente sin mayor incidente. Antes de la graduación, Raynor se las arregló para contactar con sus padres, quienes trataron de ocultar lo mal que las cosas iban financieramente para ellos a pesar del bono de enlistamiento que había recibido. Era bueno saber que sus padres estaban bien, pero Raynor se sentía intranquilo.

Luego de la graduación, Raynor, Harnack, Kydd y numerosos otros fueron enviados a la Base Aérea Boro por aire y luego a Fort Howe en camión, dónde conocieron a Max Zander. Raynor notó los efectos adversos que la guerra estaba teniendo en la población del planeta, y mientras que le daba sus raciones a los niños hambrientos, el sabía que no era suficiente, y sabía que Shiloh podría correr con el mismo destino. Antes de que pasara mucho tiempo, el convoy fue atacado por fuerzas aéreas Kelmorianas y fueron dispersados. Su conductor llamó a la cercana Base Zulu y asignó a Raynor para liderar dos escuadrones de marines a pie, mientras los otros usaban los dos camiones restantes. Mientras escalaban sin embargo, los sonidos de la batalla hacia el sur se escuchaban, él se dio cuenta que el flujo del tráfico había parado. Le ordenó a los escuadrón a doblar el tiempo hacia la base.

En el sitio, Raynor comandó a sus escuadrones, operando bajo la designación "Zulu 23". Él hizo que Kydd y Zander tomaran un puesto de francotirador, lanzó un ataque que capturó algunos TBPs Kelmorianos. Sin embargo, Raynor notó a Tom Omer sufriendo severas heridas durante la batalla. Mientras tanto, Raynor contactó al capitán Senko en Zulu y lo mantuvo al tanto de la situación. Los Kelmorianos fueron repelidos, aunque Omer fue gravemente herido en la pelea y luego murió. Raynor le dio confort en sus últimos momentos.[7]

Nuevos AmigosEditar

En Fort Howe, Raynor fue promovido a cabo por sus cualidades de liderazgo. Sin embargo, él y su escuadrón fueron frecuentemente recibían asignaciones aburridas, tales como manejar los suministros en el Depósito de Suministros 7. Un soldado con rango de soldado raso, buscaba por equipamiento para suministrarse a sí mismo, se decepcionó cuándo Raynor le dijo que regresara unas horas más tarde. El soldado de gran tamaño, recientemente aprisionado y degradado Tychus Findlay, trató de intimidarlo, con poco éxito. Cuando él agarró la camisa de Raynor, Hank Harnack llegó en su rescate. Findlay tuvo que admitir la derrota e irse.

Desafortunadamente para Raynor, Findlay llamó la atención del comandante de Fort Howe, el Teniente Coronel Javier Vanderspool, quién lo promovió a sargento y lo puso a cargo del escuadrón de Raynor. Findlay los confrontó, pero fueron interrumpidos por el anuncio de Vanderspool sobre un ataque Kelmoriano. Raynor sugirió avanzar hacia la armería. Ahí ellos notaron a marines Confederados cargando camiones civiles con suministros valiosos. Raynor, Findlay y los otros capturaron los camiones. Sin embargo, Findlay aprovechó la oportunidad para "perseguir al enemigo" fuera de la base; en práctica, para intentar robar el botín, que escondió en Whitford. Findlay engañó a Raynor en aceptar una división del tesoro, pero consintió en regresar el camión menos valioso para mantener las apariencias.

El recientemente promovido Coronel Javier Vanderspool, líder del Batallón 321 de Rangers Coloniales, una fuerza mixta de unidades de marines y rangers, y creada dentro de éste, un Pelotón de Misión y Tácticas Especiales. El Teniente Marcus Quigby (quién mantenía sin impresionar a Raynor) fue puesto a cargo, y Findlay lideraría al primer escuadrón dentro, consistente de Hank Harnack, Rik Kydd, Jim Raynor, Connor Ward, y Max Zander. Suboficial Segunda Lisa Cassidy, una médica, se hizo asociada del pelotón, junto con Hiram Feek, un ingeniero. Feek desarrolló la armadura CMC-230 "Thunderstrike", diseñada para permitir descensos controlados desde naves de transporte. El pelotón estaba esperado a que aprendieran cómo hacer uso de estos aparatos.

Los ladrones de camiones, incluyendo a Raynor, se las arreglaron para vender el botín. El trato salió bien, pero poco después fueron atacados por saqueadores, que el escuadrón derrotó.

Quigby no era popular con el pelotón, especialmente con Cassidy. Ella drogó su agua, causando que se avergonzara a sí mismo en una demostración enfrente de su padre. No oficialmente, ella fue castigada por este acto, mientras que Quigby fue transferido a otro lugar. Esto puso a Findlay a cargo, al menos temporalmente.

Zander usó sus ganancias para comprar comida y darla a los refugiados. Ward y Feek lo acompañaron a Finner's Crossing. Mientras estaban ahí, fueron secuestrados por la pandilla de Silas Trask, aunque Feek pudo escapar y advirtió a Raynor. Findlay y los otros fueron atraídos a este intento de rescate. Raynor sugirió que el campo no estaa tan vacío como aparentaba, así que la gente debía saber de las capturas. Raynor y Findlay sobornaron a Hurley, un propietario de bar, por un mapa. Mientras estaban allí, Raynor y Findlay intercambiaron filosofías de vida.

El plan de Raynor funcionó: Trask fue asesinado, y sus pandilleros derrotados. Dándose cuenta que Hurley los había delatado a los pandilleros, Findley casi lo mata a golpes. Raynor se vio forzado a pararlo.[7]

La leyenda de los Demonios Celestiales comienzaEditar

El Coronel Vanderspool planeó un ataque a una base militar Kelmoriana, donde mantenían captivos a cientos de prisioneros de guerra Confederados. Él invitó a la antes P.D.G., la piloto de nave de transporte Clair Hobarth a la reunión, donde ella les brindó información sobre el campamento y su comandante, el Supervisor Hanz Brucker.

El pelotón fue a entrenar a un campamento para el asalto. Raynor no era particularmente habilidoso con su armadura.

Sintiendo culpa por el robo del camión, Raynor pensó un plan para ayudar con el asalto. Creyendo que los P.D.G. estarían débiles y lentos, Raynor se infiltraría al campamento para organizarlos. Él se disfrazaría como un piloto Kelmoriano capturado, Ras Hagar, y memorizó tanta información sobre él cómo pudo. Vanderspool aceptó transportarlo un día antes.

"Hagar" se encontró con Brucker en la cena, donde numerosos P.D.G. hambrientos eran forzados a ver y a tocar música. Sin embargo, Brucker se dio cuenta que Raynor era un impostor, y salió de la habitación para conseguir ayuda. Raynor aprovechó la oportunidad para advertir a los prisioneros. Brucker volvió a la habitación con guardias, que aprisionaron a Raynor. Primero, él fue interrogado acerca del ataque por Brucker y el Dr. Moller, y luego sobre resocialización neural, algo de lo que Raynor no sabía nada. Cole Hickson, otro soldado Confederado de una unidad diferente, fue torturado junto con él[7], a éste también fue interrogado sobre la resocialización.[8] Hickson le enseñó a Raynor a "ocultarse" en "agujeros de araña" dentro de su mente.[8][7] Raynor creía que hubiera muerto o se hubiera vuelto loco de no haber sido por Hickson.[9]

Eventualmente los dos fueron atados a postes en el exterior, enfrente de los otros prisioneros. Esto hizo que fuera más fácil ser rescatados por el pelotón equipado con las armaduras. Sin embargo, la misión de rescate se tornó mala cuando los Kelmorianos persiguieron a las naves de transporte extras. Raynor sugirió robar los vehículos terrestres y conducir hacia la zona disputada. Un automóvil de comando sable fue detenido, y el Supervisor Brucker fue herido y capturado. Mientras le administraba tratamiento médico, Lisa Cassidy envenenó a Brucker.

Un gran convoy de vehículos dejó el campamento, llevando a los antes prisioneros. Raynor, drogado por estimulantes proveídos por Cassidy, lideró el camino en una buitre. Fueron atacados por un comando de vehículos ligeros, pero fueron capaces de derrotarlos con la ayuda de refuerzos Confederados. El ataque fue considerado una gran victoria, pero con el costo de medio pelotón.

En el Three Fingered Jack's, Hobarth nombró al pelotón como los "Demonios Celestiales". Raynor y los otros se tatuaron para conmemorar el nombramiento.[7]

La Batalla de Polk's PrideEditar

Heaven's Devils SC2 Art3

Foto del Primer Escuadrón, tomada luego de la victoria en Polk's Pride

El Coronel Vanderspool quiso que se capturara un punto estratégico de recursos en Polk's Pride, antiguamente la segunda más poblada población en Turaxis II. La ciudad estaba dividida por el Río Paddick, formando una sección norte (ahora dominada por la Coalición Kelmoriana) y una sección sur (controlada por la Confederación Terran). La Confederación había tratado de invadir la sección norte dos veces previamente, pero cada vez habían fallado en cruzar el río.

El pelotón Demonios Celestiales, ahora dirigidos por la Teniente Samantha Sánchez, estaría justo detrás y seguiría a un gran grupo de tropas resocializados neuralmente liderados por el Suboficial Mayor del batallón, el Sargento Maestro Rockwell. Vanderspool planeó una forma para cruzar el río que funcionó. Sin embargo, los Kelmorianos ofrecieron resistencia. Raynor vio un numero muy grande de soldados resocializados morir.

Sánchez fue asesinada por un francotirador enemigo. El francotirador Ryk Kydd juró venganza,pero necesitaba de sus amigos para atraer el fuego por poco tiempo. Raynor lo hizo, casi fue asesinado por un tiro a la cabeza. Kydd aprovechó la oportunidad para terminar con el otro francotirador.

En el mismo depósito, el Sargento Maestro Rockwell envió una gran cantidad de marines resocializados a sus muertes. Cuando el criticó su inutilidad, Raynor perdió su temperamento y le pegó un puñetazo. Las fuerzas combinadas de los Confederadas, mientras tanto, lograron la victoria. El reportero de la UNN Max Speeder les sacó una foto.[7]

Fin de los DemoniosEditar

Raynor fue arrestado, degradado a soldado raso y encerrado por un mes por asaltar a Rockwell. Mientras servía su condena, Hiram Feek frecuentemente lo visitaba. Un día, él le advirtió de la perfidia del Coronel Vanderspool; los trajes de los Demonios habían sido saboteados. Feek lo había descubierto y los reparó. Feek también le prometió un traje negro para él, con una calavera en el visor. Mientras tanto Vanderspool conspiró para robar los cristales ardeon del sistema de trenes de Korsy, en complicidad de Errol Bennet (padre de "Ryk Kydd") y el Supervisor Kelmoriano Aaron Pax. Kydd y Max Zander le llevaron la información a Tychus Findlay, que conspiró a su vez para robar los cristales de Vanderspool.

Las fuerzas de Vanderspool, incluyendo al pelotón de Raynor y a un gran número de tropas resocializadas neuralmente bajo el comando del Teniente Fitz, se disfrazaron como Kelmorianos y aterrizaron en un pequeño puerto estelar de Korsy. El pelotón de Raynor barrió con la parte oeste del pueblo, liberando a los ciudadanos prisioneros de los Kelmorianos. Ellos se reagruparon con las fuerzas de Vanderspool en la estación de tren, y fueron ordenados a ir al frente. El tren llegó, pero Pax traicionó a Vanderspool. Su fuerza de destripadores casi gana la batalla, pero el lanzallamas de Hank Harnack les dio la ventaja. El tren rápidamente escapó, llevándose todo el tesoro, pero Pax permaneció en el lugar con algunos destripadores. Vanderspool trató de matar a los Demonios bloqueando los trajes, pero gracias al contra-sabotaje de Feek, su movida falló. Fitz fue ordenado a tomar a Cassidy como prisionera. Raynor y compañía consiguieron escapar, robar varios vehículos de Vanderspool, y usar sus vehículos para suprimirlos y a los Kelmorianos dentro de la estación.

Perezosos Kelmorianos les cortaron el paso hacia el puerto estelar al pelotón. Durante la batalla, Connor Ward fue asesinado, mientras Vanderspool escapaba con algunas tropas y personalmente ejecutó a Max Zander. En el puerto estelar mismo, Harnack falleció cuando encendió un lago de combustible en llamas.

Vanderpool llegó, pero no bajo su propia voluntad. Él y Cassidy habían sido capturados por el Supervisor Pax. Un tiroteo estalló, resultando en las muertes de ambos Pax y Cassidy, Vanderspool también resultó herido. El coronel imploró por su vida, incluso ofreciendo reunir a Ryk Kydd con su padre, sin resultado. Vanderspool trató de tomar el arma de Pax, pero Raynor pisó su mano, rompiéndola. Entonces Raynor le disparó en el pecho.[7]

ForajidosEditar

Raynor, Findlay y Kydd desertaron poco después. [10] y el dúo fue acusado de cargos de homicidio no premeditado.[4] Findlay y Raynor siguieron juntos, mientras que Kydd siguió su propio camino. Hubo poca comunicación para que no pudieras ser rastrado. A lo largo de los años, el par se familiarizó con varias naves y vehículos, frecuentemente saqueando astilleros para cambiar sus naves por nuevas. Durante este periodo, Raynor se enteró de la muerte de su padre.[11]

Luego de la guerra, juntos se transformaron en forajidos, huyendo de la ley y realizando actividades ilícitas. Asolaron el sector Koprulu, llevando a cabo asaltos con los que amasaron una pequeña fortuna.[4] Uno de sus blancos más regulares, era el expreso de esquisto, asaltándolo al menos una docena de veces. Ni siquiera el uso de escoltas los pudo parar.[12]

HajiEditar

Trempano en su carrera, en 2489,[11] el par fue acorralado en Haji por fuerzas Confederadas lideradas por el General Sol Kervock. Se quemaron edificios alrededor de ellos, pero el par escapó.[13] Ellos luego les robaron un par de buitres a los Confederados, y pasaron días rescatando civiles de los edificios en llamas.[14] Los civiles empezaron a unirse a sus esfuerzos controlando los incendios, y los dos incluso rescataron y capturaron al General Kervock.[15] Liberaron a Kervock, pero este no tardó en conspirar una venganza con su subordinado Ternas Shan y tropas disfrazadas de civiles. Emboscaron al duo criminal, mientras rescataban obreros de un edificio derrumbado, pero el plan falló, ya que la población civil entera los rodeó y linchó. Shan aprovechó la oportunidad para asesinar a Kervock. Sin embargo, la población fue acusada de la muerte de Kervock.[16]

Nueva SídneyEditar

En 2489, el par se estableció en Nueva Sídney y residieron ahí durante los siguientes cinco años. Con una guarida en las Tierras Malas, los dos desarrollaron una rutina de consegir créditos Confederados (y en el caso de Raynor, antiguedades como una Colt Single Action Army y una rocola), gastar el dinero y volver a empezar el ciclo. Una gran parte de sus gastos se hacían en Wicked Wayne's, y dicho gasto era mayormente resuelto en mujeres, alcohol y volverse cercanos con los trabajadores en el proceso. Esto les sirvió como ventaja también, cuando el Alguacil Wilkes Butler, empezó a cazarlos en 2492, y los miembros del bar nunca los delató. El par tuvo muchos encuentros con el alguacil durante los años, pero siempre se las arreglaron para escapar. Ellos manejaron un código moral durante este tiempo, nunca lastimando espectadores y usualmente desarmando a los guardias en vez de matarlos, George Woodley fue un caso de esto último. Durante este periodo, Raynor siempre enviaba algo de su botín a su madre en Shiloh. Sin embargo, de acuerdo con un mensaje de un viejo amigo de la familia Myles Hammond, Karol no estaba aceptando el dinero. Él también urgió a REaynor a volver a su planeta natal a discutir ciertos asuntos. Sin estar seguro de a qué se refería, Raynor lo rechazó, ordenando a Hammond a que se asegurara de que su madre tomara los créditos.

Hammond no era el único individuo intentando contactar a Raynor sin embargo, ya que el forajido había escuchado de Findlay no hace mucho. Sus actividades criminales habían llamado la atención del señor del crimen Scutter O'Banon, quien deseaba contratar sus servicios. Raynor no quería tener nada que ver con él, habiendo escuchado sobre la salvaje reputación de O'Banon y sus operaciones de contrabandeo de drogas. Los dos acordaron mantenerse solos por el momento, y Findlay sugirió atrancar la Estación Horley Barton por un encargo de cristales. Los dos robaron un par de planet-hoppers y arreglando los transpondedores de sus buitres, enviaron a Butler a perseguirlas por cuarenta kilómetros en medio de la nada. Los dos burlaron su camino hasta la estación y con un buque lleno de cristales, se dirigieron a la luna de Hermes a encontrarse con sus contactos.

Como una reunión en the Pit reveló, dichos contactos eran un grupo de piratas llamados Screaming Skulls. Se condujo la transacción y se les hizo otra oferta, una que les traería una significante cantidad de ganancias y una nueva sociedad de negocios. Raynor y Findlay aceptaron y regresaron a Nueva Sídney. Sin embargo, no pudieron quedarse por mucho— uno de los empleados de Wicked Wayne's los vendió a las autoridades, y los dos se vieron forzados a retirarse a su refugio en las Tierras Malas. Pensando sus opciones, decidieron hacer una misión para los Skulls, y luego encontrar un nuevo planeta.[11]

Cazarrecompensas Editar

Habiendo recibido una nave estelar por los Skulls, Raynor y Findlay se dirigieron a la Estación 5034 de Renovación y Reposo, haciéndose pasar como chatarreros. Su objetivo era abordar la estación, obtener acceso a las oficinas privadas y robar los registros del puerto de chatarra. Durante el viaje, Raynor recibió un conjunto de coordenadas en su teléfono—Hammond todavía quería contactarlo en Nueva Sídney.

El par pasó por la estación de registro sin complicaciones, pero al atracar, las puertas fueron cerradas. Se dieron cuenta de que los Skulls les habían tendido una trampa. Abriéndose paso hacia la estación, oyeron los gritos que parecían ser de Hiram Feek y Clair Hobbarth. Siguiendo los sonidos, se encontraron con un holograma de Rykk Kydd, asesinado por un asaltante desconocido. El mismo asaltante que había matado a Feek y Hobbarth, quien también grabó sus muertes. Un cazarrecompensas llamado Ezekiel Daun. Daun, usando los hologramas para atraer a los forajidos, había sido contratado para matarlos y ya había matado a toda la gente de la estación para lograr esa meta. Una batalla de armas que se convirtió en una pelea, pero mientras los forajidos tenían la ventaja en número, la cibernética de Daun le dio su propia ventaja.

El par terminó retirándose, con Findlay abriendo manualmente el centro de atraque mientras Raynor preparaba su carguero. Ambos tuvieron éxito en sus tareas y Findlay llegó al carguero sin mucha exposición al vacío. Finalmente, Findlay le contó a Raynor rumores que él había oído de Daun y declaró que la única opción que les quedaba era dirigirse al Puerto del Muerto y aceptar la oferta que les había hecho O'Banon. Raynor quería volver a Nueva Sídney para contactarse con Hammond, pero, abatido por su encuentro con Daun, se inclinó por el razonamiento de Findlay. Entonces, los dos fijaron rumbo hacia la Roca del Muerto.[11]

El Puerto del Muerto Editar

Al llegar a la ciudad y sellar su carguero, el par fue recibido por Edward Baines—el que le había hecho la primera oferta de O'Banon a Findlay en Nueva Sídney. Fueron llevaron a la mansión de O'Banon y conocieron al mismo hombre. Sin embargo, en vista de la persecución de Daun, el trato fue cambiado un poco—O'Banon les daría protección, pero a cambio, él tendría el más grande compartimiento de los beneficios por trabajo. Al princiipio, esto funcionó, ya que el par fue capaz de cruzar libremente por el Puerto del Muerto y tener acceso a una amplia variedad de beneficios y servicios. Findlay se desnudó en medio de una presentación y dio una 'presentación' por sí solo. Afortunadamente, la intoxicación evitó que Raynor recordara gran parte de esto.

Mientras Findlay estaba muy bien bajo las órdenes de O'Banon, su amigo permaneció intranquilo. Daun aún le daba vueltas en la cabeza, así como las muertes de Kydd, Feek y Hobbarth. El tráfico de drogas para O'Banon lo atrapó también, así como lo fue el uso de tortura del amo del crimen. Además de lo que era un mensaje de Hammond en nueva Sídney (el que se perdió) y pronto, su estatus en el Puerto del Muerto había perdido su atracción. A través de un intermediario, Raynor pudo recibir un mensajae de Hammond, quien le reveló quue su madre estaba muriendo, con unas pocas semanas de vida. Después de un examen de conciencia, Raynor decidió dirigirse a Shiloh. Findlay estaba en ontra de esto—O'Banon les había dado un trabajo, y él estaba cansado de que Raynor se quejara de su benefactor. Los dos hombres casi se agarran a golpes, pero Findlay finalmente se ablandó, viendo cuan importante era para su amigo volver a Shiloh. Él aceptó dejarlo ahí y le dio un día para llevar a cabo su negocio.[11]

Regreso a Shiloh Editar

"Te quiero mucho, Jim. Eres mi hijo, y siempre te amaré. Solía pensar que incluso podría decir, 'Siempre me enorgulleceré de ti.' Pero a decir verdad, no lo puedo decir más. Has tomado un mal camino, Jim . Un camino que jamás habría podido prever para ti, y uno que simplemente no puedo respetar. Te amamos, pero no podemos aceptar tu dinero. Es dinero sucio, hijo, y así no fue como te criamos. ¿Recuerdas lo que te solía contar, hijo? Un hombre es lo que elige ser. No es cómo nació, o cómo fue criado, lo que hace al hombre. Son sus decisiones. Ahora mismo, estás eligiendo un camino oscuro que no puedo consentir. Peor un hombre puede darle un vuelco a su vida con un simple pensamiento, una simple decisión. Tú siempre puedes escoger ser algo nuevo. Nunca lo olvides."

- El último mensaje de Trace Raynor a su hijo.(fnt)

Raynor regresó a Shiloh y se reunió con Hammond, donde se enteró de las dificultades de sus padres, su mundo natal y el intento de Hammond de ir hacia Mar Sara. Él entonces se reunió con su madre, que había contraído cáncer por material de transporte que había sido usado para almcenar antiguas raciones Confederadas como parte de los tibios esfuerzos para ayudar a su gente a recuperarse de la Guerra de Gremios. Entonces ella le mostró una grabación de su padre que había hecho en su lecho de muerte, cuyas palabras explicaron por qué los Raynor no habían aceptado el dinero de su hijo, junto con su vergüenza por el camino que él había escogido. Raynor fue invadido por la vergüenza y se quedó con su madre hasta que ella muriera, lo que no tomó mucho tiempo.

Después, Raynor se despidió de Hammond, quien prometio encargarse de los asuntos de Karol y le recordó a Reynor que él sería bienvenido en Mar Sara. Luego, mientras él volvía a órbita con Findlay, Raynor reflexionó sobre todo lo que había pasado, y cómo la vida que llevaba los últimos cinco años había perdido su encanto incluso desde antes.[11]

Persiguiendo Sombras Editar

El trabajo que O'Banon le había ofrecido a Raynor y Findlay era establecerse en Halcyon. Su misión era sacar al Doctor Andrew Forrest de su complejo. O'Banon traficaba drogas y en vez de conseguir las drogas ellos mismos, ordenó al dúo sacar a la persona que sabía la fórmula de una nueva droga llamada utopía. Haciéndose pasar por doctores, los dos formaron parte de un tour conducido por Forrest y se contactaron con él en la más pronta oportunidad. El doctor lo había arreglado, adelantándose al plan, y estaba listo para irse. Sin embargo, lo que ninguno de ellos había planeado era un apagón causado por un reemergido Ezekiel Daun. Forrest fue asesinado, pero una vez más, el par pudo escapar con sus vidas, junto con una muestra de utopía. Raynor estaba aún más agitado que en su primer encuentro y dudaba si O'Banon haría o no algo al respecto.

Era un escepticismo que tenía méritos—O'Banon no estaba impresionado por su fracaso al sacar a Forrest y efectivamente le echó un vistazo al hecho de que parte de los términos de su empleo incluía que él mantuviera a Daun lejos de ellos. Molesto, Raynor ahogó sus penas y reflexionó que si O'Banon viviera a la altura del fin del trato, aun así terminaría constándole más de lo que él intercambiaba. Y todo el tiempo, las palabras de su padre le daban vueltas en la cabeza. Aun así, como Raynor reflexionó, era mucho más fácil decir algo que hacerlo. Por su parte, Findlay no se oponía completamente a la nocion de abandonar a O'Banon, pero señaló que su estrategia de salida tenía que ser bien planeada. Y mientras tanto, el amo del crimen tenía otro asalto planeado que, si salía bien, les pagaría para toda la vida.[11]

El Fin de los ForajidosEditar

"Una vez concordaste c onmigo cuando dije que nunca habia hecho algo noble en mi vida. Que nunca pude hacerlo, que nunca fui capaz de hacerlo. Pensé que tenías razón, pero no. Sal de aquí, límpiate, y haz algo con tu vida. Tienes la oportunidad de hacerlo. No me lo quitas-ni aquí, ni ahora."

- Findlay sacrifica su libertad por Raynor(fnt)

El asalto de O'Banon's iba a ser realizado contra el Banco de Covington en la Luna Baco junto con más de los seguidores del amo del crimen, más notoriamente Ash Thompson. En la luna, se contactaron con sus contactos, quienes les dieron el dispositivo que necesitarían para conducir el asalto. Sin embargo, su situación se complicó aún más por la presencia de Wilkes Butler, quien iba a asistir a la Convención de Alguaciles Interestelares. Sin embargo, se las arreglaron para estrechar su camino, pero durante un ensayo del banco, acudieron a George Woodley—recuperado de su encuentro con ellos en Nueva Sídney. Así, el asalto tenía que seguir adelante en ese instante y lugar. Aun así, funcionó al principio, con los patrones siendo sedados a punta de pistola y arañas y los forajidos obteniendo fácil acceso a la bóveda. Sin embargo, para horror de Raynor, el dinero iba dirigido a la obra de caridad de Ayuda a la Granja, y Findlay lo sabía todo el tiempo. Los dos entraron en una discusión y dado su lento progreso, Thompson usó a las arañas para matar a los patrones en ese momento y lugar. Esa fue la última gota que rebasó el vaso de Raynor y renegó de su empleo para O'Banon en ese momento y lugar. Thompson y sus camaradas abrieron fuego, pero Raynor y Findlay emergieron a los vencedores, aunque Raynor sufrió una herida de bala en el proceso.

El par llevó a cabo su escape hacia el ático del banco como parte de su plan de escape, pero fueron demorados por la herida de Raynor y una tercera aparición de Daun, quien pudo acorralarlos. Satisfecho con una inminente victoria, Daun reveló que era un todavía vivo Javier Vanderspool que había puesto un precio sobre sus cabezas, así como el resto de los Demonios Celestiales. Sin embargo, el exceso de confianza de Daun sacó lo mejor de él y Raynor le disparó, tumbándolo. Una victoria de órdenes, pero una vacía potencialmente, ya que las autoridades se dirigían a su posición. Redimiéndose por su anterior decepción, Findlay los contuvo lo suficiente para que Raynor escapara.[11] Incluso casi una década después, Raynor sentiría que está en deuda con su amigo por este sacrificio.[17]

La Paga del DiabloEditar

"Esto no se trata de venganza. Se trata de justicia. De recuperar el balance. De sacar algo oscuro y feo de la galaxia de una vez por todas, para que así algo—algo decente y bueno—pueda crecer en su lugar. Esto es por los Demonios Celestiales. Por todos los que fueron sus amigos. Y por los que cuyas vidas has arruinado en todo este tiempo hasta este momento."

- Las últimas palabras de Raynor a Vanderspool(fnt)

Recordando la oferta de Hammond, Raynor visitó a su amigo en Mar Sara. Hammond, ahora magistrado colonial, le ofreció la posición de alguacil a cambio de clemencia,[11] viendo el fondo de Raynor como una comodidad útil para una vida de ejecución de la ley.[18] Raynor le dijo que lo consideraría, pero primero, había algo más que tenía que hacer. Algo que había estado planeando desde que escapó de la Luna Baco. Y después de planear e investigar, finalmente pudo obtener acceso a ese algo—Javier Vanderspool, confinado con un pulmón de hierro luego de su herida en Korsy, pero aún maligno. Los dos hombres se enfrentaron el uno al otro, seis años de burbujeante odio hasta la superficie. Vanderspool trató de sobornar a Raynor, e incluso le rogó que le perdonara la vida. Sin embargo, Raynor no quería hacerlo, sabiendo que Vanderspool seguía siendo tan peligroso como lo fue en Turaxis II y que siempre lo sería, le disparó a Vanderspool, matándolo. No por rencor, sino por justicia. Recordando las palabras de su padre, Raynor convirtió el Potro en lo que se había convertido en el ataúd de Vanderspool y se fue. El podía ser lo que eligió ser.[11]

Vida de CivilEditar

Después de su dura experiencia con Vanderspool, Raynor regresó a Mar Sara. En Janine's, conoció a Liddy, los dos rápidamente se enamoraron.[11] Se casaron inmediatamente y se establecieron como pareja. Después de que naciera su hijo, John, Jim Raynor aceptó la oferta de Hammond[18] en 2496[19]—Hammond aceptó, nombrando a Raynor como alguacil y borrando sus registros.[18] La reputación del nuevo alguacil era tal que él no tenía nunca que dispararle a ningún criminal.[20] Los registros y conexiones de crímenes de Raynor hizo que otros agentes de policía confiaran en él.[21]

Lidya le hizo prometer a Jim siempre defender sus creencias.[18]

El Instituto de Salud e Investigación de Tarsonis[18] consideró que John estaba "dotado" con poderes psíquicos[22] y en 2498,[23] le pidieron a los Raynor que les entregaran a su hijo. A Jim no le gustaba la idea, pero Lidya creía que la desconfianza de Jim hacia la Confederación no estaba justificada.[18] Meses después,[22] recibieron una carta del instituto diciendo que John había sido asesinado en un accidente de transbordador. Lidya, sintiéndose culpable, murió de pena.[18]

Jim Raynor se encerró en su trabajo para escapar de sus pérdidas.[22] Él aprendió como describir planes para uso potenciales para colonias.[6]

La Gran GuerraEditar

"Hola, chicos. Soy Jim Raynor, alguacil de estos lugares."

- Raynor se presenta ante los colonos de Mar Sara(fnt)

Raynor tenía 29 años cuando los protoss atacaron su mundo vecino, Chau Sara, desatando la Gran Guerra.[24] En el despertar del ataque y el comienzo de la incursión de los zerg sobre Mar Sara, Raynor recibió órdenes desde la Oficina del Magistrado Colonial para escultar a los colonos principales de Mar Sara hacia los yermos periféricos. Aquí hizo equipo con el nuevo Magistrado de la colonia,[25] con quien compartiría una relación laboral cercana.

Mientras salvaguardaban a los colonos, la base de evacuación recibió una señal de socorro desde la Estación Lejana. El comandante del Escuadrón Alfa Edmund Duke ordenó que los coloniales la ignoraran, diciendo que el Escuadrón Alfa se haría cargo. Sin embargo, Raynor creía que las fuerzas Confederadas no podrían responder a tiempo, y salió a salvar a la estación desafiando a las órdenes, el Magistrado envio alguna milicia como apoyo.[26] Durante un momento de calma en la batalla, él rescató al reportero de la Universe News Network, Michael Liberty, en la Base Anthem, quien se unió a la cruzada.[22] Al llegar a la Estación, lograron barrera los zerg del área y destruyeron a un cercano centro de mando infestado. Sin embargo, esto los puso en problemas con Duke. Raynor y sus hombres fueron, por consiguiente, arrestados por destruir propiedad confederada[27] y llevados a la nave prisión Merrimack.[22]

Los Hijos de Korhal Editar

Michael Liberty y una fuerza operativa de los Hijos de Korhal abordaron el Merrimack y rescataron a Raynor y a la milicia de Mar Sara. Absolutamente decepcionado de la Confederación, y con la inminente esterilización protoss de su mundo natal, no le tomó mucho a Arcturus Mengsk convencer a Raynor y a la milicia para que se unieran al grupo disidente. Raynor fue nombrado capitán y asignado para liderar a la unidad más nueva de los Hijos de Korhal, llamados de manera no oficial los "Rangers de Raynor". Hizo buenas migas con el joven Matt Horner, en ese entonces segundo al mando del Cormorán, un buque mercante de los Hijos de Korhal que había ayudado en la evacuación de Mar Sara.

Raynor lideró un asalto en la Instalación Jacobo para acceder a la red Confederada y recuperar lo que él creía que eran diseños de armas. Dentro descubrió zerg vivos en cautiverio y estaba horrorizadocuando se dio cuenta de que la Confederación ya sabía de los zerg pero había decidido mantener ese descubrimiento en secreto. Al final, Raynor fue transportado en el Hiperión, donde vio a los protoss bombardear el planeta. Se mostró asqueado ante la vista.

La Revolución de Antiga Editar

Los Hijos de Korhal luego se retiraron hacia Antiga Mayor, un mundo fronterizo cuya colonia estaba a punto de hacer una rebelión, pero estaba efectivamente reprimida por el Escuadrón Alfa. Junto a un equipo de miembros de los Hijos de Korhal, Raynor y Liberty fueron asignados a una misión para liberar al pueblo de Antiga de las garras del Escuadrón Alfa. En camino hacia el centro de mando confederado, conocieron a la segunda al mando de Mengsk, la Teniente Sarah Kerrigan.

La reunión no salió bien. Los primeros pensamientos de Raynor hacia Kerrigan eran de deseo, pero ella podía leer su mente ya que ella era una fantasma, y no estaba sorprendida por lo que había visto. Al enterarse de las habilidades telepáticas de Kerrigan, la actitud de Raynor hacia ella se agriaron, ya que Kerrigan era producto del Programa de Fantasmas. El mismo programa en donde perdió a su hijo. Sin embargo, la misión fue un éxito. El pueblo de Antiga se levantó y se alió a los Hijos de Korhal, y el destacamento local del Escuadrón Alfa fue destruido.

Inmediatamente después, la nave de mando de Duke, el Norad II, se estrelló contra el suelo luego de un ataque zerg en órbita y fue asediado por fuerzas zerg en tierra. Raynor, bajo las órdenes de Mengsk, rescató con poco entusiasmo al general, un acto que directamente provocó la deserción de Duke y el Escuadrón Alfa a la rebelión. Fue en este punto que la inquietud empezó a brotar dentro de Raynor. Aunque él creía en la causa de Mengsk y se sentía en deuda con él tras haberlo rescatado del Merrimack, estaba inquieto por lo que Mengsk les estaba pidiendo.

La lucha sobre Antiga Mayor duró por meses, y en ese tiempo, Raynor y Kerrigan trabajaron juntos en muchas ocasiones, convirtiéndose en un equipo formidable.

La Jugada Sorpresa Editar

En los últimos días de Antiga Mayor, Raynor, con el resto de los Hijos de Korhal, se enteraron de la llegada del Escuadrón Delta de la Confederación y cómo los Hijos de Korhal usarían un emisor psiónico para enviar a los zerg contra los Confederados, permitiendo que los rebeldes escaparan del planeta.

Con los Hijos de Korhal preparandose para evacuar del planeta, Raynor lideró una fuerza para rescatar a los demás colonos. Durante la batalla, los protoss y el Ejecutor Tassadar llegaron y se contactaron con los terran, otorgándoles incluso ayuda oportuna.

El Empujón hacia Tarsonis Editar

Raynor y los Hijos de Korhal escaparon de Antiga Mayor y se dirigieron hacia Tarsonis. Luego, los protoss esterilizaron el mundo.

Al dejar el planeta, Raynor estaba perturbado, gracias a la sed de poder de Mengsk y su creciente falta de escrúpulos. A Kerrigan le iba un poco mejor, estando afligida por su rol en atraer a los zerg hacia el planeta. Los dos se dirigieron hacia la cocina de la nave para hablar con una taza de café. A pesar de su historia con los telépatas, Raynor desarrolló una gran simpatia por Kerrigan. La simpatía los llevó a una amistad mutua y se volvieron muy cercanos. En un momento, a Raynor se le dio u obtuvo una fotografía de Kerrigan.

Mengsk había notado la mejorada relación entre Raynor y Kerrigan, y en el intermedio entre Antiga Mayor y Tarsonis, los despachó a una cantidad de misiones. La primera tenía que ver con Raynor y un equipo de los Hijos de Korhal en una luna de G-2275, para obtener diseños de goliats. Kerrigan, quien había estado en el complejo al año siguiente, también estuvo presente. El asalto fue exitoso.

Luego, Raynor y Kerrigan fueron enviados para asaltar un complejo científico en Orna III. Kerrigan, quien sabía cómo llegar hacia el complejo, fingió ser una fantasma que arrestó al criminal Raynor. El engaño funcionó. Muchos científicos y todos los sujetos de prueba fueron rescatados. Los científicos corruptos fueron asesinados y el complejo fue destruido. Luego, Raynor le ofreció un trago y una cita real en el Sam's Place. Una cosa llevó a la otra, y los dos se dejaorn llevar por sus emociones. Esa noche, al estar ambos en la cama, Kerrigan le hizo prometer a Raynor que si la oscuridad en ella se salía de control, él la detendría. Mengsk se mostró preocupado por su relación, diciendo que Kerrigan era peligrosa y no era más que un arma, lo que causó que Raynor empezara a desconfiar del general.

A pesar de esto, su relación se empezó a deteriorar por el problema de Mengsk. Raynor se había dado cuenta de que mengsk no era mejor que el gobierno que estaba tratando de derrocar, que su rebelión estaba basada más en una sed de poder que en la justicia. Kerrigan estuvo de acuerdo en una parte, pero todavía estaba convencida de que Mengsk le daría un mejor futuro a la humanidad. Ella reveló sus dudas, preguntándose si acaso ellos deberían comenzar una relación. Estas palabras harían que Raynor reflexionara por años.

Tarsonis Editar

Luego de su invasión en Tarsonis, los Hijos de Korhal tuvieron una conferencia. Raynor declaró estar "impresionado" por la estrategia de Duke de atacar de frente a la central de tres plataformas orbitales principales. Una vez arriba de la capital Confederada, el General Duke lideró el ataque hacia la superficie. Raynor, junto a Kerrigan y Liberty, se halló a sí mismo luchando uña y diente en las calles de la Ciuda de Tarsonis. Las intenciones con las que la rebelión derrotaría a la Confederación estaban claras cuando Mengsk le ordenó a Duke activar emisores psiónicos sobre las plataformas espaciales aseguradas. Raynor y Kerrigan protestaron contra liberar a los zerg sobre la capital Confederada pero fueron fríamente rechazados por Mengsk. Raynor luego le reveló sus objeciones personalmente a Duke y Mengsk, llegando a los golpes con el último. Anticipando el problema, comenzó a reunir a sus hombres. Raynor estaba enfurecido y frustrado cuando Kerrigan fue enviada a defender las colmenas principales zerg en Nueva Getisburgo de los protoss; Mengsk temía que los protoss evitarían que los zerg les dieran el golpe de gracia a la Confederación. Raynor no pudo convencer a Kerrigan de ignorar la orden y luego se arrepintió de no haberla acompañado.

Los Rebeldes de Raynor Editar

Con el éxito en la misión de Kerrigan, los zerg de repente comenzaron a atacar a sus fuerzas. Para desconfianza de Raynor, Mengsk les ordeno a los Hijos de Korhal que se retiraran, abandonando a Kerrigan y a sus tropas en vez de evacuarlos.

Raynor se negó a obedecer las órdenes, y él junto a Michael Liberty reunió a los Rangers por un intento de rescate. Fueron interceptados en el Hiperión por el General Edmund Duke, y resocializó neurológicamente a marines usando sus estimpacks. Duke estaba preparado para arrestar a Raynor por motín, pero fue sorprendido por Liberty quien hirió al general con un arma de aguja. Los marines de Duke dejaron pasar a los Rangers mientras cargaban a un inconsciente Duke a un centro médico. Horner fue uno de los primeros hombres en unirse a Raynor cuando se fue.

Raynor intentó rescatar a Kerrigan con una nave de transporte, pero no la pudo ubicar. Con la situación deteriorándose en la tierra, evacuó a un número de tripulaciones humanas en su lugar. La frialdad de Mengsk llevó a Raynor, al Comandante, a Liberty y a los vestigios de la Milicia Colonial de Mar Sara a cortar sus lazos con el megalómano Mengsk y a los Hijos de Korhal.

Raynor fue recogido por el antiguo crucero de batalla Confederado, el Hijo del Trueno, en su camino de salida de Tarsonis. Los Rangers de Raynor, ahora conocidos como los Rebeldes de Raynor, se convirtieron en un movimiento rebelde propio. Los Rebeldes se abrieron paso para salir de Tarsonis, destruiyendo el Cañón de Iones, antes de escapar del sistema.

Aunque Liberty y el Comandante dejaron a los Rebeldes, Raynor no estaba solo. Él había esperado originalmente no contar con un número de tropas. En vez de ello, virtualmente todos los miembros de su unidad lo siguieron, e incluso unos pocos externos a ella. Raynor pronto se dio cuenta de que era el líder de una pequeña armada. Pero una armada requería un transporte, así que para obtenrla, Raynor lideró un asalto en los Astilleros Dylarianos, obteniendo un número de navíos de transportes y el propio Hiperión. Sin embargo, en el Resultado, Raynor se halló a sí mismo sin dirección. Mientras él hizo unos pocos ataques contra las fuerzas del Dominio Terran, estaba perdido sobre cómo proceder, especialmente con tantos buscándolo. Y los sueños recurrentes que él estaba teniendo no eran de mucha ayuda.

Amistad con los Protoss Editar

Seis semanas después de la caída de la Confederación, los sueños de Raynor lo llevaron a Carbonis. Los Rebeldes se establecieron en Carbonis, evitando conflictos con las fuerzas recién llegadas del Dominio Terran lideradas por Duke, pero fueron arrasados por los zerg liderados por, para gran sorpresa e impacto de Raynor, Kerrigan. Ella lo había estado llamando por medio de su telepatía, pero ahora no poseía deseos de regresar a su antigua vida. Kerrigan le permitió escapar a Raynor pero la conexión psíquica entre ambos permanecía. Sin embargo, Raynor y los Rebeldes sobrevivientes estuvieron temporalmente varados en Carbonis cuando Kerrigan atacó las naves de los Rebeldes. El Hiperión pudo escapar haciendo un riesgoso salto de emergencia. Las fuerzas de Tassadar llegaron y comenzaron a destruir las naves "infestadas" incluyendo transbordadores de escape y cápsulas de escape. Raynor mantuvo esto oculto de sus hombres.

Raynor usó sus habilidades de rastreo para encontrar a Tassadar (y sus fuerzas) y, más tarde, a Zeratul. A pesar de la inical hostilidad los tres decidieron cooperar sin necesidad y luchar juntos contra lo zerg, ayudados por la conexión psíquica de Raynor con Kerrigan; el respeto y amistad mutuos resultantes de una alianza sería crucial en la siguiente lucha. A través de los siguientes eventos, Raynor conoció íntimamente la estructura de mando de los zerg, así como el historial y diferencias de formas que conectaban a los Khalai y a los Templarios Oscuros.

Sin embargo, la diversa fuerza de Templarios, Templarios Oscuros y Rebeldes pronto fue forzada a la defensiva, con las fuerzas de Tassadar y Raynor terminando rindiéndose. Ahí ellos esperaban refuerzos que llegaron en forma de una flota de Aiur que fue enviada para arrestar a Tassadar. Sin embargo, los recién llegados optaron por unirse a Tassadar. Con el regreso del Hiperión, los Rebeldes acompañaron a sus aliados protoss de regreso a Aiur.

En Aiur se encontaron con Fénix quien estaba reuniendo fuerzas para resistir a la invasión zerg. Fénix se convirtió en otro de los amigos más cercanos de Raynor. Raynor se negó a quedarse de brazos cruzados cuando Tassadar fue arrestado por el Cónclave, y llevó a los Rebeldes a la batalla para ayudar a liberarlo. El rescate tuvo éxito con la intervención oportuna de los Templarios Oscuros de Zeratul. Los Rebeldes de Raynor se unieron a Tassadar en el último ataque que destruyó a la Mente Suprema.

La Guerra de EspeciesEditar

La muerte de la Mente Suprema causó que los zerg se desmandaran, matando al setenta por ciento de la población de Aiur. La única opción realista era que los protoss y terran dejaran el planeta a través de un portal de transposición hacia Shakuras. Raynor y Fénix se quedaron atrás cubriendo la retirada, y por un rato sus camaradas los creyeron perdidos. Los dos sobrevivieron, con un pequeño grupo de refugiados en Aiur. Se las arreglaron para establecer un enclave en Aiur cerca del portal de transposicion. Ahí, Kerrigan contactó a Raynor y Fénix, advirtiéndoles de la nueva Mente Suprema y el plan de la Junta de la Tierra Unida para controlarla. Raynor a regañadientes rescató a Mengsk de la JTU, viajando a través del portal de transposición, el cual se autodestruyó. Lo hicieron bajo petición de Kerrigan, quien los volvió a contactar en Shakuras. Reunidos en Tarsonis, los cuatro forjaron una inusual alianza contra la JTU. Juntos rescataron a los vestigios de la flota del Dominio Terran de la JTU.

Raynor ayudó a Kerrigan a destruir el Disruptor psiónico de la JTU y a retomar Korhal para el dominio. Luego de la victoria en Korhal, Kerrigan pronto traicionó a sus aliados. Enfurecido y convencido de su naturaleza traicionera, Raynor juró que un día mataría a Kerrigan con justificada venganza. Al final de la Guerra de Especies, un afligido Raynor se despidió de Zeratul en Shakuras, y luego se marchó.

Tiempos oscurosEditar

Raynor siguió sus actividades contra los zerg después de la Guerra de Especies. Fue personalmente llamado por Artanis para ayudar a destruir a los últimos cerebrados renegados bajo las órdenes de Kaloth en Braxis, y ayudar a inyectarle una cura experimental de nanite al infestado Alexei Stukov, quien había sido resucitado por los zerg. Junto al Pretor Taldarin, Raynor se abrió camino entre los mercenarios terran y colonias zerg de Stukov, reclutando desertores y prisioneros, incluyendo a su viejo amigo Bud Morris en el camino. Las médicas de Raynor le dieron la cura a Stukov, con el ex vicealmirante expresando remordimientos por perder la claridad que el Enjambre le había dado. Raynor, Taldarin, Stukov y sus fuerzas escaparon de Braxis, mientras Artanis y su flota purificaron la superficie, terminando la amenaza de Kaloth y a sus aliados cerebrados. Al final, Raynor reflexionó de que si tal cura era posible, bien podría haber esperanza para revertir a Kerrigan.

En algún punto Raynor se afilió con la Alianza, llegando al punto de general y formando parte de una misión en Dylar IV, aunque esta vez en un escritorio de trabajo no le hizo ningún favor a su estado físico. En un punto intentó atacar a Kerrigan, tratando de hacer justicia a su juramento de verla muerta durante la Guerra de Especies. Sin embargo, su ataque fracasó.

Luchador de libertadEditar

En algún punto, los Rebeldes de Raynor intentaron atacar a Kerrigan, intentando hacerle justicia al juramento de Jim Raynor de verla muerta durante la Guerra de Especies. Sin embargo, este ataque fracasó. Al final, exhausto y desilusionado, Raynor sabía que sus oportunidades de vengarse de Kerrigan eran muy diminutas. Volvió al espacio Terran para dirigir a los Rebeldes contra el poder del Dominio.

Raynor se contactó y forjó alianzas contra varios grupos anti-Dominio, incluyendo a la Coalición Kelmoriana, a quienes él y su "gente" en 2502. La Coalición se mostró muy protectora con esta amistad. Raynor frecuentemente se escondería en mundos infestados de zerg.

Los Cerdos de GuerraEditar

The War PigsEditar

En 2502 el director de la División Interna de Seguridad del Dominio, Tamsen Cauley, puso en la mira a Jim Raynor para asesinarlo. Cauley creía que esto aumentaría su poder, y contrató a los Cerdos de Guerra para hacerlo. En el camino, las mentes de los Cerdos de Guerra fueron leídas por los Templarios oscuros. Los Templarios oscuros les advirtieron a los forajidos que no hirieran a Raynr, antes de entregarles una advertencia a Raynor sobre el inminente ataque. Los Rebeldes de Raynor estaban escondidos en Urona Sigma, un mundo infestado por zerg, dentro de un sistema de solo acceso al agua. Los protoss creyeron que el planeta estaría perdido, y los Rebeldes planeaban irse antes de la purificación.

Los Cerdos de Guerra fueron capturados por los prevenidos Rebeldes. Los Cerdos de Guerra eran liderados por Cole Hickson, un viejo amigo de Raynor. Raynor seguía confiando en Hickson y lo dejó aierto para el ataque. Lo que Raynor y los Cerdos de Guerra no sabían es que Hickson fue alterado por una forma inconsciente de resocialización neural para matar a Raynor. Mientras Raynor le explicaba su relación con Hickson, Hickson intento dispararle a Raynor con una pistola. Raynor reconoció la resocialización de Hickson. El asesinato fue interrumpido por un ataque zerg. Separado de sus hombres, Raynor se vio obligado a hacer equipo con los Cerdos de Guerra. Juntos escaparon a la superficie, con los Cerdos de Guerra sellando el camino detrás de ellos. Sin embargo, Hickson nuevamente le hizo una emboscada a Raynor. Raynor hizo que Hickson recordara sus técnicas de sanación mental y el procedimiento de resocialización. Hickson, superado por el estrés, cayó al suelo gritando.

En ese momento, los protoss comenzaron la purificación de Uroma Sigma. Raynor y los Cerdos de Guerra estaban atrapados sobre la superficie, lejos de las naves de transporte de los Rebeldes y el navío de transporte de los Cerdos de Guerra.

Los protoss solo purificaron el área lejana a Raynor y los Cerdos de Guerra (la que también era el área de concentración zerg más alta). Mientras Raynor y los Cerdos de Guerra se preparaban para el final, Romy Pyrius tomó sus "mejores" drogas. Lars Trakken, incapaz de contener su resentimiento hacia Cole Hickson, descendió a la superficie con una nave de transporte llena de maquinaria pesada de Cerbero. Se ofreció a llevarse a Hickson pero dejaría al resto de los Cerdos de Guerra. Raynor notó el extraño comportamiento – Trakken podría haber dejado que la purificación los matara – y propuso una treta que les permitiría robar la nave de transporte. Fingieron entregar al inconsciente Hickson. Mientras Trakken estaba distraído expresando su rabia, Hickson se despertó y comenzaron a luchar contra Trakken mientras Raynor y los Cerdos de Guerra comenzaban a matar a tripulantes de Cerbero. Luego los zerg aparecieron en el campo de batalla. Pyrius rescató a Hickson e hirió a Trakken, causando que el último cayera ante los zerg. Sin embargo, Pyrius fue asesinado durante el escape.

Raynor y los Cerdos de Guerra sobrevivientes llegaron al General Lee, donde Raynor reveló que él creía que los protoss no estaban ahí para intentar matarlos, sino que él sabía lo que se avecinaba y simplemente había dejado pasar la situación.

Preludio a la GuerraEditar

La lucha de Raynor cntra el Dominio no salió bien, con Mengsk utilizando a los medios controlados por el estado, con oratoria y propaganda para marginalizar los esfuerzos de Raynor. Con Raynor y su facción vistos como una organización terrorista y como "enemigo público número uno", Mengsk dio pasos para mantener a Raynor y sus seguidores constantemente perseguidos y acosados y negándoles oportunidades de ganar un descanso e intensificar su fortaleza. Mientras Mengsk se negaba a matar a Raynor por miedo a convertirlo en mártir, obligó a Raynor a empezar trabajo mercenario para mantenerse. Que hayan puesto un precio de 500,000 créditos a su cabeza por crímenes de homicidio masivo, terrorismo, sabotaje, rebelión, incitación, hurtos mayyores, piratería y sedición tampoco era de gran ayudar. Era especialmente impopular entre los marines del Dominio, que usarían su rostro para hacer prácticas de rangos de tiro. Las campañas de reclutamiento también lo demonizaban de una manera similar.

Cuatro años después de la Guerra de Especies, Raynor seguía activo en el sector, aunque había empezado a perder la fe, bebía mucho y se culpaba así mismo de que Kerrigan haya sido tomada por los zerg. Su resentimiento hacia Mengsk se convirtió en una herida infectada. Horner seguía creyendo en él y en la revolución aun cuando algunas de las dudas de Raynor se estaban esparciendo hacia sus hmbres. Horner hizo muchas cosas para dejar que las cosas pasaran a través de los años, incluso teniendo fe en que el heroísmo innato de Raynor resurgiría y llevaría a los rebeldes a la victoria. Y todo el tiempo, estaba el asunto de Kerrigan. Quienes conocían a Raynor sabían mejor que nadie que una parte del rebelde no se detendría hasta que ella estuviera muerta. Y que la otra parte se negaba a hacerlo. Los sentimientos de Raynor hacia Kerrigan cambiaron con los años, en parte porque ella no estaba cerca y no estaba avivando constantemente su ira.

Segunda Gran Guerra Editar

Regreso a Mar Sara Editar

Raynor regresó a su antiguo hogar en Mar Sara, reviviendo recuerdos y recrdando a su esposa e hijo. Luego se fue al Bar de Joeyray, donde vio un reportaje de noticias sobre el Dominio Terran anexando a Mar Sara. Raynor le admitió al cantinero que no dejaría de luchar hasta que los fantasmas se hayan callado.

Raynor escuchó una transmisión de noticias conducida por Kate Lockwell mientras Mengsk lo describía como un terrorista. Un furioso Raynor le disparó a uno de los monitores de televisión, luego confirmó con su adjutora que los Rebeldes estaban en posición para liberar a Mar Sara. Raynor personalmente lideró el asalto en la Estación Lejana, donde el Dominio estaba esclavizando a los civiles y obligándolos a trabajar en una mina. La estación fue liberada y Mar Sara declaró su independencia del Dominio.

No mucho después de estos eventos, Raynor se reunió con su viejo amigo, Tychus Findlay, en el Bar de Joeyray. Su camarada le ofreció una propuesta de negocios para "liberar" artefactos alienígenas del Dominio para vendérselos a la Fundación Moebius. Después de algunas negociaciones, Raynor aceptó. Tuvieron éxito en recuperar un artefacto. No mucho después, los zerg lanzaron una invasión sobre Mar Sara. Raynor y Findlay escaparon en el Hiperión, pero se enteraron por boca de Horner que la invasión de Mar Sara solo era parte de una mayor ofensiva zerg contra el espacio terran. Atrapado en el conflicto, a Raynor se le presentó la elección de responder a una llamada de auxilio de Agria o recuperar otro artefacto alienígena en Monlito.

Los colonos de Agria Editar

Los Rebeldes ayudaron al mundo de Agria, que había sido abandonado por el Dominio. Luego de la evacuación, la Doctora Ariel Hanson se unió a los Rebeldes. Hanson desarrolló sentimientos románticos hacia Raynor durante el curso de su estadía, pero Raynor no tenía idea de esto.

Raynor ayudó al pueblo de Hanson de nuevo en Meinhoff y encontraron un nuevo asentamiento en Haven. De repente, todas las comunicaciones se cortaron, y al llegar, Raynor descubrió la razón — una fuerza protoss bajo las órdenes de la Ejecutora Selendis había llegado, sabiendo que los colonos estaban infectados. Sin embargo, Hanson insistía en que estaba a punto de encontrar una cura para el virus y tanto Hanson como Selendis pusieron a prueba la lealtad de Raynor.

Trama opcional: Los Rebeldes de Raynor deciden ayudar a Hanson

Raynor decidió ayudar a los colonos y lucharon contra los protoss. Luego, Hanson decidió quedarse en Haven para ayudar a su pueblo. Ella le ofreció tentativamente a Raynor una nueva vida en el mundo, pero el rebelde mantuvo que tenía que terminar lo que había empezado — su revolución contra Mengsk. Hanson le reveló sus sentimientos, pero aceptó la decisión de Raynor.

Trama opcional: Los Rebeldes de Raynor deciden ayudar a Selendis
Raynor decidió que los colonos no podían ser salvados y aceptó purificar él mismo a Haven. Hanson lo vio como una traición, y se encerró en el laboratorio. La infestación fue exterminada, pero había un problema en el laboratorio.

Raynor se vio obligado a cazar y matar a una Hanson infestada.

Cacería del artefacto Editar

En Monlito, los protoss presentes, los Tal'darim, se negaron a cederle el artefacto a Raynor y para empeorar las cosas, el Enjambre Zerg había llegado con la intención de recuperar también el artefacto. Los Rebeldes se las arreglaron para recuperar el arttefacto, obligando a que una enfurecida Kerrigan contactara a Raynor. Ella no olvidaría su presencia por ingenio por segunda vez.

Una vez más Raynor se encontró con los Tal'darim en Xil, un mundo que albergaba un templo xel'naga, teniendo éxito en donde la Fundación Moebius fracasó y recuperando el artefacto de adentro. Findlay estaba complacido por la captura y la paga que les sería brindada, pero Raynor no estaba muy entusiasmado, preguntándose si valía la pena sacrificar las vidas de sus hombres por los artefactos.

Mareas del Destino Editar

Un protoss que no estaba interesado en vengarse de Raynor era Zeratul, quien enfrentó al rebelde en el Hiperión. Le advirtio de un inminente desastre y de cómo Kerrigan era la clave para evitarlo. Raynor recibió un cristal ihan que contenía las investigaciones del templario oscuro. Zeratul le imploró al rebelde que la estudiara antes de irse rápidamente.

Raynor siguió las exigencias de Zeratul, y vio el encuentro de Zeratul con Kerrigan en Ulaan, enterándose de una profecía que más tarde fue descifrada por preservadores en Zhakul. Viendo una visión de la [[[Mente Suprema]] dada a Zeratul por el espíritu de Tassadar, Raynor se enteró de la inminente amenaza de los híbridos, y que Kerrigan era la única que podía salvarlos.

A pesar del aparente rol de salvadora de Kerrigan, su rol en el presente era todo lo contrario. Atacó a la base de la Fundación Moebius en Tyrador VIII, con la intención de encontrar la ubicación de los artefactos. Sin embargo, el Doctor Emil Narud contrató a los Rebeldes de Raynor para destruir sus núcleos de datos antes de que Kerrigan los pudiera encontrar. Después, Raynor sufrió de una depresión, culpándose por lo que le había pasado a Kerrigan.

Espectros Editar

Gabriel Tosh contractó a los Rebeldes para recuperar minerales ricos en jorio de Roquígnea III y luego terracino de Bel'Shir, una jugada que exasperó a las fuerzas Tal'darim presentes en el mundo. Luego, Matt Horner recibió una transmisión de una fuente desconocida, explicando los usos del terracino para convertir a fantasmas en espectros y acusando a Tosh de ser una amenaza para Raynor. Tosh admitió que era un espectro, pero declaró que la transmisión venía del Dominio Terran que intentaba dividirlos. Raynor aceptó dejar pasar la situación, pero no estaba seguro si podía cnfiar en Tosh. Finalmente, Tosh intentó contratar a Raynor para una nueva misión: rescatar prisioneros de la Prisión de Nueva Folsom. Sin embargo, Nova, una fantasma del Dominio, contactó a Raynor y le contó que Tosh quería rescatar a antiguos espectros y liberarlos. Se convertirían invariablemente en psicópatas. Le ofreció a Raynor darle tecnología fantasma a Raynor si en su lugar prefería atacar la operación de Tosh. Raynor tenía que elegir en quién confiar.

Trama opcional: Los Rebeldes de Raynor deciden ayudar a Tosh
Confiando en la palabra de Tosh que en la de una asesina del Dominio, Raynor dirigió el ataque contra la prisión, liberando a sus prisioneros. Horner estaba feliz con que se liberaran a oponentes políticos de Mengsk, mientras que Tosh era más escéptico, declarando que aun si Mengsk era derrocado, otro dictador tomaría su lugar. Raynor seguía creyendo en la visión de Horner, pero se dio cuenta de que la venganza contra Mengssk era todo lo que le quedaba.

Trama opcional: Los Rebeldes de Raynor deciden ayudar a Nova
Desconfiando de Tosh y temiendo la liberación de espectros psicópatas por todo el Sector, Raynor decidió unir fuerzas con Nova. Sus fuerzas atacaron a los Sicarios de Tosh en la Estación Avernus, destruyendo sus complejos de creación de espectros. Contactado por Tosh, Raynor vio cómo el espectro intentó usar vudú sobre él, pero le afectaba a alguien más. Amenazando a Tosh, quien se sentía seguro a 6 años luz de distancia, Raynor vio cómo Nova se inmiscuyó por detrás de él y lo asesinó.

Corazones y Mentes Editar

Horner le contó a Raynor de una oportunidad en Tarsonis — el Dominio estaba excavando ahí antigua tecnología confederada y la estaba moviendo por medio de trenes ligeramente defendidos. Planearon un saqueo de trenes, dándoles acceso a una adjutora confederada. La adjutora consideraba a Raynor un criminal y no le daría información, pero Raynor conocía a un viejo contacto suyo, el Coronel Orlan, quien era un experto en desencriptar computadoras. Sin embargo, la "esposa" de Horner, Mira Han, sabía que Orlan lo había traicionado. Ella ofreció los servicios de sus mercenarios, pero solo si Raynor podía superar el precio que Orlan le ofreció a ella. Raynor pudo hacerlo y las fuerzas combinadas de mercenarios con Rebeldes derrotaron a Orlan y lo capturaron. Se vio obligado a entregar la adjutora, que había grabado una conversación entre Mengsk, Raynor y Kerrigan cuando él la traicionó.

Han tenía otra pista para Raynor: el Dominio estaba probando una nueva arma de guerra, el Odín, en Valhalla. Raynor y Horner decidieron robarlo; podrían usarlo para entregar la información de la adjutora confederada a la ciudadanía del Dominio. La misión fue exitosa, Tychus Findlay robó el Odín y lo usó para destruir cinco bases del Dominio. El Dominio no estaba consciente de la naturaleza del ataque y no tenía idea de que su arma había sido saboteada. Finalmente, el Odín fue transportado hacia Korhal, donde Findlay lo llevó a una conducta violenta. Durante la batalla, los Rebeldes subieron la información de la adjutora a torres de la UNN. Esto llevó a los civiles del Dominio a una revuelta.

Trama opcional: los Rebeldes de Raynor descubren e invaden la instalación Castanar

Mientras asaltaban Korhal, los Rebeldes destruyeron un complejo científico que contenía información sobre una instalación secreta en Castanar. Raynor lideró una pequeña fuerza para invadir la instalación, usando los controles de seguridad para evitar obstaculos. Encontrando un híbrido protoss/zerg clonado una y otra vez, Raynor destruyó el reactor del complejo, pero liberó a un poderoso híbrido y se vio obligado a huir del complejo usando una nave de transporte Hércules.

Pacto con el Diablo Editar

Raynor siguió adelante, capturando otro artefacto de Tifón XI. Cuando llevo al Hiperión a las coordenadas de reunión de la Fundación Moebius, en vez de ello encontraron naves del Dominio lideradas por el Bucéfalo, la nave insignia de Mengsk. Contra el consejo de Horner, Raynor ordenó al Hiperión un abordaje. Raynor y Tychus Findlay lideraron la carga. El líder rebelde se metió en la cámara de Mengsk, para ejecutar a su némesis de largo tiempo, y su pistola estaba cargada con una sola bala para el propósito. Sin embargo, Raynor encontro al Príncipe Heredero Valerian Mengsk, quien reveló que él era el dueño de la Fundación Moebius, y los Rebeldes sin saberlo estaban trabajando para él. Además, Valerian le ofreció una alianza contra los zerg; el creía que se podía crear un dispositivo de los artefactos para desinfestar a Kerrigan. Raynor aceptó trabajar con Valerian. Esta acción provocó resentimiento tanto por parte de Findlay como de Horner, con el primero queriendo ver muerta a Kerrigan y el ultimo pensando que las emociones de Raynor estaban nublando su juicio. Muchos otros Rebeldes estaban resentidos también por la alianza.

Raynor aun así siguió adelante, adquiriendo el artefacto final de una nave xel'naga defendida por el Ejecutor Tal'darim. El se volvió a ganar el respeto y lealtad de sus hombres derrotando a un altamente armado Findlay en una pelea de cantina, y convenciéndolos de que una revolución exitosa también requería encargarse de los zerg. La tropa estaba particularmente impresionada por el resurgimiento de la determinación de Raynor.

Regreso a Carbonis Editar

Valerian tenía la intención de invadir Carbonis, una propuesta peligrosa. Se llevó con él a media flota del Dominio, junto al General Horacio Campoguerra. Mengsk se contactó con él y le dijo que eso era más de lo que él podía hacer. Sin embargo, Valerian se quedó al lado de Raynor, diciéndole a su padre que él derrotaría a Kerrigan, algo que su padre nunca pudo hacer.

Las fuerzas de Raynor llegaron a Carbonis, estableciendo un punto de apoyo. También se las arreglaron para rescatar a Campoguerra, cuyo crucero de batalla se había estrellado sobre la superficie de Carbonis. Inmediatamente después, tenían que decidir qué método usarían para debilitar los refuerzos de Kerrigan; Raynor propuso asaltar túneles con los que él se familiarizaba, destruyendo la red nydus. Campoguerra prefería atacar a una plataforma espacial masiva sobre Carbonis en su lugar.

Luego de debilitar a las fuerzas de Kerrigan, Raynor siguió adelante, llevando al artefacto cerca de la colmena principal de Kerrigan. El poder del artefacto le permitía destruir números masivos de Zerg, pero las fuerzas de Kerrigan seguían siendo numerosas y atacó ella misma la base de Raynor. Finalmente, el artefacto se cargó completamente, liberando su poder, matando a grandes números de zerg y desinfestando a Kerrigan.

Para cuando Raynor entró a la colmena de Kerrigan, estaba comprometido con lo que él iba a hacer — salvar a Kerrigan, y sin mirar atrás. Era la fe lo que era recompensado, ya que Raynor y Findlay encontraron a Kerrigan desinfestada. Mientras Raynor estaba asombrado por verla nuevamente como humana, Findlay, bajo órdenes de Mengsk, intentó matarla. Raynor detuvo el intento de Findlay y le disparó con su revólver, usando la bala que iba a ser dirigida únicamente para Mengsk.

Punto de ignición Editar

Raynor estaba abatido por lo que acababa de pasar, pero sin embargo ordenó que dejaran atrás el cuerpo de Findlay, ya que estaba amargado por la traición de su amigo. Contactando a Horner, ordenó que una nave de transporte fuera enviada para rescatarlos — una tarea que no sería fácil, ya que mientras los zerg acababan de perder a su reina, estaban siendo revertidos a sus instintos primitivos y por tanto, seguían siendo una amenaza. Por consiguiente, Raynor se llevó a Kerrigan afuera de la colmena, caminando lentamente por el campo de batalla y ofreciéndole consuelo. Sin embargo, Kerrigan estaba altamente debilitada por el proceso de infestación, y ahora con forma humana, se estaba ahogando por el inhóspito aire de Carbonis. Raynor la tenía protegida con insulweave, pero a pesar de ordenarles a sus hombres que la trataran como a un ser humano en vez del monstruo que alguna vez ella había sido, aun tenía sus dudas. Aun así al final del día, él estaba feliz de que ella estuviera con vida.

Encaminándose a la zona de transporte, Raynor y sus compañeros Rebeldes se vieron obligados a luchar contra los zerg, una tarea nada fácil en la que él tenía que cargar y proteger a Kerrigan al mismo tiempo. Aun así, se las arreglaron para llegar a la nave de transporte, pero tuvieron que aterrizar en el Bucéfalo, para darle tratamiento médico a Kerrigan. La situación estaba tensa en la nave, sin ayuda del nivel de desconfianza que aún existía entre Raynor y Valerian. Para empeorar las cosas, la mitad no dañada de la Armada del Dominio llegó al Sistema de Carbonis, liderados por Arcturus Mengsk en la Estrella Blanca. Mengsk padre le exigió a Valerian entregarle a Kerrigan, pero él se negó, ya que, al igual que Raynor, sabía de la profecía que señalaba la necesidad de la sobrevivencia de Kerrigan. En la batalla resultante, el Hiperión y el Bucéfalo se las arreglaron para escapar.

Raynor sugirió esconderse en la Roca del Muerto, bajo la protección de Mira Han. Escondieron sus naves allí y se encontraron con el Dr. Emil Narud. Sin embargo, debido a una emboscada planeada por uno de los hombres de Mira, el grupo tuvo que escapar nuevamente, viajando a la Estación Espacial Prometeo. Ahí, Valerian y Raynor cenaron con su benefactor, pero Narud los traicionó, revelándoles su verdadera afiliación con Arcturus Mengsk. Los cruceros de batalla rebeldes no pudieron ayudar debido al sabotaje de los "equipos de reparación", y para empeorar las cosas, la Armada del Dominio llegó al área. Mengsk contactó a la estación, diciéndoles a su hijo y a su enemigo que les perdonarían la vida a cambio de que ellos le entreguen a Kerrigan. Sin embargo, Raynor y compañía se las arreglaron para escapar bajo sus propios términos, aunque Narud escapó con el artefacto que la había desinfestado. Escapando de la estación, Raynor aceptó la oferta de Valerian de llevar a Kerrigan a una plataforma espacial umojana ultra secreta.

Heart of the Swarm Editar

Raynor estaba desgarrado por las acciones pasadas de Kerrigan como la Reina de las Cuchillas. Por una parte el razonó que ella no estaba completamente controlada, pero por otra parte él no podía olvidar los crímenes que ella había cmetido, incluyendo la muerte de Fénix.

Tres semanas después de la Batalla de Carbonis, Raynor se quería llevar a Kerrigan afuera del laboratorio de investigación, listo para empezar una nueva vida con ella. Luego de una prueba final, los dos se encontraron cara a cara. Raynor le volvió a asegurar que la muerte de Findlay no era su culpa, y que ella no era la misma persona que la Reina de las Cuchillas, quien había asesinado a millones de personas. Se fue para ponerse su uniforme. Sin embargo, antes de que pudiera regresar, una fuerza del Dominio llegó, intentando asesinar a Kerrigan. Él la presenció eliminando a quienes serían sus asesinos. Los dos abandonaron la base, pero se separaron cuando el Arcángel destruyó un puente que Raynor aún no había cruzado. Raynor fue capturado por Nova. Mengsk públicamente anunció que Raynor había muerto, pero en secreto lo mantuvo con vida en caso de que Kerrigan volviera. Fue transferido a la nave carcelaria Moros, pero fue liberado cuando Kerrigan y su enjambre atacaron la nave. Raynor estaba horrorizado y disgustado que ella había sido reinfestada por decisión propia, condenándola por el asesinato de Fénix, así como el asesinato de millones más. Kerrigan movió su arma hacia su frente, y le dijo que fue él quien juró que la mataría, pero que también él era la única persona que creía en ella. Le preguntó si él seguía creyendo en ella. Raynor dudó y luego disparó, a la pared detrás de ella. Kerrigan le dijo que ella siempre lo iba a amar mientras Raynor le dijo que se acabó, y se fue.

Raynor fue puesto en la oficina médica del Hiperión, pero no quería hablar con nadie. Sin embargo y de todas formas, los eventos siguieron adelante, ya que Kerrigan llevó a sus zerg a Korhal con el Hiperión detrás de ellos para llevar a cabo la evacuación de civiles. Raynor finalmente se dio cuenta de que Kerrigan no era la misma Reina de las Cuchillas que solía ser después de presenciar que ella intencionalmente cambiaba sus propios planes de la invasión de Korhal para disminuir pérdidas de civiles. Finalmente decidió llevar a los Rebeldes para ayudarla en su ataque final sobre el palacio de Mengsk mientras Valerian y Horner seguían con la evacuación de civiles. Se las arregló para intervenir a tiempo para salvar a Kerrigan antes de que Mengsk pudiera usar la Piedra para matarla y rompió el control remoto de Mengsk. Kerrigan luego terminó con Mengsk infundiéndole energía psiónica, causando que él violentamente explotara, finalizando el reinado opresivo del tirano. Kerrigan le agradeció a Raynor por su ayuda mientras el Enjambre Zerg dejaba Korhal, y se fue con ellos. Viéndola partir, Raynor comentó que había sido su placer. Y que siempre lo fue.

Intermedio Editar

Con la caída del régimen de Mengsk, Raynor dirigió su atención (y la de los Rebeldes) para reconstruir la civilizacion terran en el sector Koprulu. Trabajó con Valerian para reformar al Dominio y asegurarse de que fuera un gobierno más justo. Con la muerte de Mengsk, y Kerrigan liberada de control mental, él alistó a sus fuerzas para la llegada de Amón. Se le dio la posición de "comandante" (o la conservó) en las Fuerzas Armadas del Dominio.

Legacy of the Void Editar

Ataque sobre Korhal Editar

En las primeras etapas de la Guerra del Fin, Korhal fue asediado por la Fundación Moebius, bajo las órdenes de Amón. Raynor reunió al Hiperión y a un grupo de crucero de batallas para defender al planeta, pero solo se las arreglaron para contenerlos. La ayuda llegó en la forma de Artanis, quien llegó en la nave arca Lanza de Adún. Artanis buscaba la Piedra, pero le ofreció ayuda a Raynor y sus fuerzas para defender a Korhal. Sin embargo, la Fundación Moebius atacó la plataforma espacial Escudo Celestial y deshabilitó sus estabilizadores atmosféricos con el objetivo de que la plataforma se estrellara en Augustogrado. Los Daelaam limpiaron los estabilizadores mientras Raynor enviaba a tropas reparadoras para estabilizar la plataforma. Con las dos fuerzas combinadas, el Escudo Celestial fue reparado antes de que impactara sobre el planeta, y Raynor le dio el control de la plataforma a Horner.

Sin embargo, Raynor descubrió que la Fundación Moebius había invadido el Palacio de Korhal en la confusión y estaba haciendo preparativos para llevarse la Piedra afuera del planeta. Raynor lideró una fuerza hacia el Puerto Bennet, con la ayuda de Valerian y Artanis, para detener a la Fundación Moebius y a sus maestros híbridos, pero los híbridos canalizaban energía psiónica hacia la piedra, aturdiendo a todos los terran en el campo. Los protoss plucharon a través de esta distorsión psiónica, evitando que las fuerzas de Raynor cayeran ante los híbrios. La Piedra fue recuperada y la Fundación Moebius fue expulsada del mundo, pero a un gran costo; Korhal había sido devastado aún peor que en las invasiones anteriores de los zerg.

Mientras Valerian y Horner atendían a los heridos y muertos, Raynor enterraba a los defensores de la ciudad que resultaron muertos. Discutió el conflicto con Artanis, y declaró que si Zeratul creía en él, él podía finalizar este conflicto con Amón. Artanis se fue en su nave, dejando a Raynor para que reconstruyera Augustogrado. Raynor asignó a Swann para darles a los Daelaam toda la información que tenían de la Piedra y de Narud.

Comandantes Aliados Editar

Raynor comandó a fuerzas terran junto a compañeros comandantes durante la Guerra del Fin.

En el Vacío Editar

Dos años después de que Amón fue enviado de nuevo al Vacío, Raynor fue llamado por Kerrigan junto a Artanis y Selendis, los cuatro se reunieron para discutir la destrucción final de Amón; a quien los protoss habían enviado de vuelta al Vacío. Kerrigan reveló que una voz misteriosa la había estado llamando desde la destrucción de Amón. Creyendo al principio que sería Amón, luego pudo sentir que la fuerza era benévola y podía ser la clave para destruir a Amón. Llevando una porción de la flota del Dominio con él, Raynor y Horner se fueron al Vacío junto a sus aliados. Mientras sus fuerzas se ahondaron a través del reino de Amón, Artanis descubrió que la voz parecía ser del difunto Tassadar. Encontrando a Samir Duran vivo en el Vacío, Raynor y sus aliados se abrieron camino a través de Demoledores del Vacío y sombras del Vacío para alcanzarlo, permitiéndole a Alexei Stukov otorgarle el tiro de gracia. Liberando a la voz de las garras de Narud, los aliados descubrieron que la fuente de la voz no era Tassadar, sino que el xel'naga Ouros. Reveló que él había usado la imagen de Tassadar para influenciar a Zeratul en Aiur y alentar a Artanis para que lo encontrara; Ouros declaró que Kerrigan era la única que podía matar a Amón.

Ouros declaró que le daría su esencia a Kerrigan y así le pondría fin al eterno ciclo de los xel'naga con la muerte de él y de Amón, aunque esta revelación perturbó a Raynor. Habiendo presenciado a Kerrigan siendo mutilada a través de su vida, él intentaba convencerla de que reconsiderarlo y encontrar una forma diferente, aunque ella no se dejó cnvencer. Sin poder convencerla, Raynor decidió protegerla mientras absorbía la energía del xel'naga. Resistiendo contra olas de apariciones del vacío junto a la Madre de colonia Zagara y Artanis, las fuerzas de Raynor finalmente se les asignó la tarea de que la meseta más alta no cayera ante las fuerzas enemigas. Con éxito, Kerrigan ascendió en un xel'naga. En los momentos después de su transformación, ella visitó la mente de Raynor en su forma antes de su infestación, declarando que los momentos que ellos pasaron juntos quedarían grabados en ella para siempre. Tristemente, Raynor inclinó su cabeza y le dijo que terminara con la pelea, y Kerrigan se dirigió para derrotar finalmente a Amón.

Siguiendo a Kerrigan mientras se adentraba más en el Vacío, Raynor y Artanis la ayudaron destrullendo los cristales del Vacío que protegían a Amón en la batalla final. Sufriendo pérdidas cuando Amón desquebrajaba la tierra debajo de las estructuras de mando de los aliados, las tres fuerzas finalmente tuvieron éxito mientras Kerrigan le daba el tiro de gracia a Amón. Raynor fue infundido en una luz blanca.

Reunión y despedida Editar

Luego de la destrucción de Amón, el Dominio entró en una Época Dorada bajo el reinado de Valerian, con Horner afirmando el continuo apoyo de la milicia del Dominio. Encontrándose de regreso en el Bar de Joeyray en Mar Sara, Raynor se encontraba reflexionando, solo. Mirando su insignia de alguacil confederado, Raynor vio (o creyó ver) a Sarah Kerrigan entrando al bar, apareciendo como ella lucía antes de su infestación. Kerrigan le preguntaba si estaba listo para irse, a lo que Raynor sonrió, declarando que lo estaba, y dejó el bar.

Nadie nunca volvió a ver a Raynor. Su insignia fue lo único que se encontró en el bar.

RefereciasEditar

  1. 1,0 1,1 2010-05-09, Chapa de Identificación. StarCraft Wire, Accedido el 19-06-2010
  2. 2,0 2,1 Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard). PC. Créditos. (En Inglés). 2010-07-27.
  3. Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard). PC. Misión: Wings of Liberty, Perforación del Manto (en Español AL). 2010-07-27.
  4. 4,0 4,1 4,2 Blizzard Entertainment. 20-08-2015. Elenco: Tychus Findlay. Blizzard Entertainment. Accedido el 20-08-2015.
  5. Blizzard Entertainment. 20-08-2015. Sistemas del Sector Koprulu: Shiloh. Blizzard Entertainment. Accedido el 20-08-2015.
  6. 6,0 6,1 Rosenberg, Aaron (23 de Mayo, 2006). StarCraft: Queen of Blades. Simon & Schuster (Pocket Star) (en inglés). ISBN 978-0-7434-7133-6.
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 7,7 7,8 Dietz, William C. (1 de Octubre de 2013). StarCraft II: Los Diablos del Cielo. Panini Group (Panini Comics) (en Español Castellano). ISBN 978-8498-85574-6.
  8. 8,0 8,1 8,2 Furman, Simon (w), Federico Dallocchio, Mike S. Miller, Carlos D'Anda (p, i). "StarCraft #6" StarCraft 1 (6) (25 de Noviembre, 2009) DC Comics (Wildstorm).
  9. Furman, Simon (w), Federico Dallocchio (p, i), Carlos D'Anda (p, i). "StarCraft #5" StarCraft 1 (5) (28 de Octubre, 2009) DC Comics (Wildstorm).
  10. Blizzard Entertainment. 24-07-2010. Elenco: Jim Raynor. Blizzard Entertainment. Accedido en 22-08-2015.
  11. 11,00 11,01 11,02 11,03 11,04 11,05 11,06 11,07 11,08 11,09 11,10 Golden, Christie (1 de Octubre de 2013). StarCraft II: La Paga del Diablo. Panini Group (Panini Comics) (en Español Castellano). ISBN 978-8498-85693-4.
  12. Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard) (en Español AL). 27 de Julio, 2010
  13. Equipo de Blizzard Entertainment. "Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas." (15 de Diciembre, 2010). Blizzard Entertainment. Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas Accedido 22-08-2015.
  14. Equipo de Blizzard Entertainment. "Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas." (24 de Diciembre, 2010). Blizzard Entertainment. Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas, Segunda Parte Accedido 22-08-2015.
  15. Equipo de Blizzard Entertainment. "Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas." (29 de Diciembre, 2010). Blizzard Entertainment. Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas, Tercera Parte Accedido 22-08-2015.
  16. Equipo de Blizzard Entertainment. "Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas." (25 de Enero, 2011). Blizzard Entertainment. Demonios Celestiales: Transmisiones Perdidas, Cuarta Parte Accedido 22-08-2015.
  17. Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard). PC. Diálogo general (en Inglés). 2010.
  18. 18,0 18,1 18,2 18,3 18,4 18,5 18,6 Metzen, Chris (w), Hector Sevilla (p, i). "Homecoming." En StarCraft: Frontline: Volume 4 (paperback binding), pp. 6-27. Tokyopop, October 1, 2009. ISBN 978-1427-81698-6.
  19. Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard). Trofeos en el Bar de Joeyray (en Inglés). 2010.
  20. Blizzard Entertainment. StarCraft II: Wings of Liberty. (Activision Blizzard). PC. Conversaciones después de The Outlaws (en English). 2010
  21. "El Cruce de Perdición." (Oct. 6, 2015). Blizzard Entertainment. Cruce de Perdición.
  22. 22,0 22,1 22,2 22,3 22,4 Grubb, Jeff (February 27, 2001). StarCraft: Cruzada de Libertad. Simon & Schuster (Pocket Star). ISBN 978-0671-04148-9.
  23. April 12, 2011. "Timeline." StarCraft II: La Paga del Diablo. Simon & Schuster (Gallery Books). pp. 248-262. ISBN 978-1416-55085-3.
  24. Underwood, Peter, Bill Roper, Chris Metzen and Jeffrey Vaughn. StarCraft (Manual). Irvine, Calif.: Blizzard Entertainment, 1998.
  25. Blizzard Entertainment. StarCraft. Vivendi Games. Mission: Wasteland (in English). 1998.
  26. Edmund Duke: "Ya recibimos la llamada de ayuda de la Estación Lejana, y nos encargaremos de eso. sólo espera sentado. Se te notificará si hay algo que creamos que necesites saber."
    Jim Raynor: "¡Maldición! Escucha, si esperamos refuerzos Confederados, esa estación será polvo. Yo iré hacia allá, y haré lo que pueda. Tú envía alguna milicia, y salvaremos a esos chicos. Confía en mí." StarCraft. Vivendi Games. Level/area: Backwater Station (mission) (in English). 1998.
  27. Blizzard Entertainment. StarCraft. Vivendi Games. Mission: Backwater Station (in English). 1998.