Fandom

StarCraftWiki

Guerra Final

363páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

La Guerra Final (o Guerra del Fin) fue un término utilizado por Zeratul para describir la cruzada librada por Amón en contra del Protectorado Protoss y la galaxia como tal. Para aclarar, se mantiene separada del conflicto que fue librado por Amón en la visión columbrada a través de la Mente Suprema y a través de Zeratul y Tassadar.

Antecedentes Editar

La Segunda Gran Guerra pavimentó el camino para el regreso de Amón. El uso de un artefacto xel'naga en Carbonis desinfestó a la Reina de las Cuchillas, devolviéndola a su forma terran. Alexei Stukov especuló que este acto había sido utilizado para que Amón volviera a la vida, que los híbridos habían estado presentes para recolectar la energía. Que Amón habia sido revivido, lo que fue confirmado por Emil Narud, y después de la conclusión de la guerra, con la muerte de Arcturus Mengsk, Kerrigan (una vez más como la Reina de las Cuchillas, no obstante con forma primigenia), guió al Enjambre Zerg para encontrar y enfrentarse al xel'naga caído. El hecho de que Kerrigan estuviera viva era una divergencia potencial del futuro que se vio a través de la visión de la Mente Suprema, caso en el cual su muerte había llevado a la derrota final de los protoss.

Sin embargo, alejados totalmente del conflicto entre los zerg y el Dominio Terran, estaba el Protectorado Protoss, que se estaba encargando de asuntos internos. Los Khalai y los Nerazim que crearon a los Daelaam se estaban deslizando hacia el tribalismo, motivando al Jerarca Artanis a lanzar un esfuerzo por reclamar Aiur. La base era que reclamar el planeta de los zerg era el único interés compartido que poseían ambas ramas de los protoss, y al hacerlo, una nueva civilización sería construida sobre los escombros de la antigua. La Armada Dorada, la flota más grande de naves de guerra protoss jamás construida, fue creada con el explícito propósito de reclamar el hogar perdido de los protoss. Mientras Kerrigan se llevaba al Enjambre fuera del sector Koprulu, a la flota se le presentó una oportunidad para retomar Aiur. Asi, no muy después de la conclusión de la Segunda Gran Guerra, la flota fue lanzada.

Preludio a la Guerra Editar

Mientras los Daelaam preparaban todo para reclamar Aiur, Zeratul llegó a un planeta en el que buscaba encontrar el último fragmento de la profecía que le permitiría detener a Amón. De camino, fue contactado por la Magistrada Talis, quien le pidió ayuda para rescatar a unos templarios cautivos en una estación. Al llegar ahí encontró a la Fundación Moebius, que había estado experimentando sobre dichos Templarios protoss. También él se encontró con Sarah Kerrigan, quien estaba dirigiendo al Enjambre en un asalto contra la base. A pesar de los esfuerzos de Zeratul por convencerla de retirar el ataque, Kerrigan se rehusó y le pidió que no se interpusiera en su camino, ya que ella inminentemente quería destruir la estación. Sin embargo, Zeratul logró rescatar a los Templarios cautivos antes de que los zerg destruyeran la base.

En la base de la Fundación Moebius, Zeratul descubrió el lugar en donde Amón fue revivido, el cual era el Templo de Erris en el planeta Atrias. Zeratul y Talis dirigieron a sus fuerzas hacia el planeta, esperando encontrar la forma en que los protoss encajarían con la profecía. En el planeta, se encontraron con que el templo estaba sellado y defendido por fuerzas Tal'darim, quienes estaban defendiendo el templo para que el Señor Supremo Ma'lash pudiera comunicarse con Amón. Para reunir fuerzas, Zeratul tuvo que recurrir a fisuras que filtraban gas vespeno, ya que en la superficie del planeta era difícil encontrar géiseres naturales. Una vez reunidas las fuerzas, Zeratul y sus fuerzas pudieron asegurar el templo. Zeratul entró al templo de Erris, mientras Talis se quedó al exterior del templo para defenderlo de cualquier contraataque de los Tal'darim.

Al interior del templo, Zeratul, en compañía de algunos persecutores, intentaba investigar cuando los Tal'darim sellaron el acceso para impedir que los Nerazim no llegaran a él mientras Ma'lash intentaba comunicarse con Amón. Las fuerzas de Talis lograron entrar al templo para intentar detener a las fuerzas Tal'darim y de híbridos, dándole el tiempo suficiente a Zeratul para investigar. También encontró cañones de partículas que eran usados contra las fuerzas de Talis para impedir que llegaran al templo. Zeratul destruyó esos cañones y, a cambio, Talis le otorgó refuerzos para protegerlo mientras llegaba al catalizador del vacío, en donde Ma'lash intentaba comunicarse con Amón. Cuando Zeratul llegó, Ma'lash llamaba refuerzos híbridos mientras se retiraba. Cuando Zeratul destruyó el catalizador del vacío, dejó salir algunas franjas de energía del vacío. En eso, vio a Tassadar, quien le dijo que la Piedra lo ayudaría a encontrar la esperanza.

Luego de eso, Amón envió sombras del vacío para destruir a la mayoría de sus fuerzas y enviar refuerzos Tal'darim e híbridos. Zeratul logró llegar hacia la entrada del templo, pero en eso, muchas fuerzas Tal'darim intentaban impedir su escape y Talis y sus fuerzas retenían a las fuerzas enemigas para asegurar el escape de Zeratul.

Zeratul logró escapar del Templo de Erris, no así Talis y sus guerreros, quienes murieron para permitir el escape del Prelado Oscuro. Así, Zeratul logró conseguir el último fragmento de la profecía del ya derribado templo, y se encaminó para encontrarse con el Jerarca Artanis para advertirle del peligro que amenazaba a su pueblo. Sabía que sería menospreciado por su gente a su regreso, pero también sabía que tendría que enfrentar un juicio, ya que Artanis era la única esperanza que los protoss tenían para oponerse a las fuerzas de Amón.

Transcurso de la Guerra Editar

Reclamación de Aiur Editar

La Armada Dorada llegó a Aiur. Sin embargo, la invasión se arruinó cuando Amón reveló su presencia ante los protoss, corrompiendo el Khala y convirtiendo a varios protoss en sus sirvientes. El Prelado Oscuro Zeratul de los Nerazim cayó ante Amón, aunque se las arregló para cercenar los cordones neurales para que pudiera liderar una vez más a los Protoss. Artanis y sus seguidores cercenaron sus cordones neurales y los Nerazim se vieron obligados a a reactivar una antigua nave protoss, la Lanza de Adún, para escapar de Aiur. Los remanentes de la fuerza de invasión y de la flota que no cayeron ante la influencia de Amón escaparon a bordo de la nave.

El Asalto de Amón Editar

Después de lo de Aiur, Amón liberó legiones de híbridos en un asalto galáctico. Dividió sus fuerzas en grupos separados como parte de su completa estrategia para conquistar todo el sector de una vez. En las primeras etapas de la guerra, KorhalShakurasGlacius habían sido atacadas. Artanis movilizó a sus fuerzas a bordo de la Lanza de Adún para contener el ataque de Amón, e intentó encontrar una ventaja para usar contra las armadas de Amón.

La Batalla de Korhal Editar

La Corporación Moebius, con los híbridos liderandolos, arrasaron el espacio del Dominio antes de llegar a Korhal en un ataque sorpresa. Se las arreglaron para controlar y sabotear la plataforma espacial Escudo Celestial, enviándola a estrellarse contra Augustogrado. El Emperador Valerian Mengsk tomó el mando de las fuerzas del Dominio sobre la tierr con una parte de la Flota del Dominio en una atmósfera más baja, mientras el Almirante Matt Horner y el Comandante Jim Raynor comandaban lo que quedaba de la fuerza defensiva en el Escudo Celestial y la Flota del Dominio en órbita acompañada de los Rebeldes de Raynor. Artanis llegó al planeta bajo el deseo de Zeratul, donde otorgó apoyo en el Escudo Celestial a las fuerzas del Dominio bajo el mando de Jim Raynor con apoyo de fuego desde la Lanza de Adún. Augustogrado también estaba siendo atacada, sufriendo graves daños. En medio de la batalla, la Piedra fue robada de la Fundacion Moebius después de una invasion sobre el Palacio de Korhal, donde fue llevada a Puerto Bennet para su extracción. Las fuerzas del Dominio y de los Daelaam se las arreglaron para superar a las fuerzas de Moebius y los híbridos, aunque la batalla dejó a Augustogrado en ruinas. El artefacto fue entregado a los protoss.

La Caída de Shakuras Editar

La Matriarca Vorazún contactó a Artanis, informándole que Shakuras estaba siendo atacado por millones de los zerg de Amón entrando a través del portal de transposición hacia Aiur. Los Nerazim estaban sufriendo grandes bajas y gran parte de Talématros fue destruida. Las fuerzas de Artanis limpiaron los accesos de lanzamiento para que las naves de Vorazún pudieran escapar. La batalla se intensificó cuando demoledores del Vacío fueron liberados contra los protoss. Los accesos de lanzamiento fueron más tarde limpiados y los sobrevivientes se las arreglaron para escapar de Shakuras y subir a bordo de la Lanza de Adún. Sin embargo, la Matriarca Vorazún no quería que Shakuras se convirtiera en un área de establecimiento para las armadas de Amón, y persuadió a Artanis para destruir Shakuras usando el templo xel'naga del planeta. Artanis aceptó y también planeó herir a las fuerzas de Amón atrayendo a tantos zerg de la colonia de Amón como fuera posible. Los defensores Daelaam mantuvieron la línea mientras el prisma de fase del templo fue puesto para sobrecarga antes de entrar al núcleo del planeta. La línea fue mantenida con éxito, y el núcleo fue sobrecargado, destruyendo Shakuras y a más de un billón de los zerg de Amón.

La Batalla de Glacius Editar

Para poder ganar una ventaja sobre Amón, Artanis llevó a la Lanza de Adún hacia la base de investigación de la Casta Khalai en Glacius, donde cientificos estaban desarrollando un nuevo programa de Purificadores. Sin embargo, cuando llegaron los Daelaam se encontraron con que los Tal'darim bajo el mando del Primer Ascendiente Alarak estaban atacando el complejo. Los Tal'darim le disparaban al complejo usando los rayos de desplazamiento de su nave nodriza, con la intención de destruir la bóveda de tecnología del complejo.

Artanis movilizó a sus fuerzas hacia la superficie, adelantándose al rayo de desplazamiento hacia la bóveda mientras los defensores Tal'darim pusieron a las defensas del complejo en contra de los Daelaam. Los Daelaam tuvieron éxito en llegar a la bóveda antes de que fuera destruida, tomando el contenedor que contenía datos de los nuevos Purificadores a bordo de su nave. Este acto impresionó a Alarak, quien declaró que se volverían a encontrar. A bordo de la Lanza de Adún, el Forjafases Karax encontró un prototipo completo de un programa de Purificadores al interior de la esfera que estaba modelado con los recuerdos del Magistrado Fénix, que sólo tenía recuerdos hasta la resurreccion de Fénix como un dragún. Artanis estaba feliz de ver a su viejo amigo, pero lo invadió la melancolía cuando se preguntaba si es que el constructo era de verdad el Fénix que él conoció.

Revelaciones en Ulnar Editar

Los estudios de Karax sobre la Piedra identificaron su punto de origen en la Falla Altariana, donde se creía que los xel'naga residían en Ulnar. Al llegar al a estructura, los Daelaam derrotaron a las fuerzas de los Tal'darim y la Fundacion Moebius presentes para desbloquear las bóvedas internas del templo. Artanis fue solo, y encontró a Kerrigan en el templo; Kerrigan se enfrentó a muchos híbridos en la bóveda, y estaba incapacitada cuando uno apareció. Sin embargo, Artanis distrajo al híbrido lo suficiente para que Kerrigan lo matara, y se vieron obligados a crear una incómoda alianza. Llegando al centro de las bóvedas, Artanis se impacto cuando se enteró de que muchos de los xel'naga habían sido asesinados, y Amón abrió un portal hacia el Vacío. En la Lanza de Adún, el Primer Ascendiente Alarak apareció ahí, y obligó a la Matriarca Vorazún a formar una incómoda alianza para a yudar a Artanis, ya que Alarak sentía que los Tal'darim fueron traicionados por Amón. Llegando a Artanis, los Daelaam y el Enjambre cerraron el portal hacia el Vacío y se vieron obligados a retirarse. Kerrigan le aconsejo a Artanis a dominar a los enemigos y reunir aliados para derrotar a Amón.

Cambia la Marea Editar

Después de Ulnar, los líderes de los Daelaam se reunieron para discutir sus opciones. Alarak sacó el tema de la Flota de la Muerte Tal'darim, y sobre cómo el podría llevar a su gente en contra de Amón si los Daelaam lo ayudaban a convertirse en Señor Supremo. Fénix habló de los Purificadores de Cybros y de cómo podrían ser útiles aliados en la inminente batalla. También estaba el problema de la Fundación Moebius, quienes estaban operando desde una base oculta. Sin embargo, ésta debía ser hallada primero, y Vorazún envió exploradores para encontrar su ubicación. Así, a Artanis se le concedió la inmediata opción de dirigirse o a Cybros o a Slayn. Mientras tanto, Amón llevó a la Armada Dorada bajo su control y la envió contra el Dominio, mientras enviaba a sus zerg contra mundos coloniales de los Daelaam.

Alianza con los Tal'darim Editar

La Lanza de Adún llegó a Slayn. Alarak tenía la intención de destronar al Señor Supremo Ma'lash a través del Rak'Shir, lo que llevaría a los Tal'darim bajo su mando. Las fuerzas de templarios fueron enviadas por Alarak para eliminar a los guardianes de Ma'lash, ya que Alarak sabía que ellos habrían estado de parte del Señor Supremo en el duelo. Artanis estaba furioso con la decepción, pero sin embaargo dejó que los eventos ocurrieran. Con la ayuda de los Daelaam, Alarak derrotó a Ma'lash a través del Rak'Shir, y se convirtió en el Señor Supremo de los Tal'darim. Ambas partes aceptaron continuar con su alianza.

El fin de la Fundación Moebius Editar

Artanis rápidamente se movió para destruir el último complejo de producción de híbridos en el sistema de asteroides Revanscar, esperando destruir a los híbridos de Amón. Ya que la Lanza de Adún era demasaido grande para entrar al asteroide sin daño, Karax adelantó que los portanaves protoss podían acercarse lo suficiente para destruir los núcleos de energía del complejo y con ello, al mismo complejo. Sin embargo, cuando ellos llegaron a Revanscar, la Fundacion Moebius atacó a la Lanza de Adún, enviando híbridos y espectros camuflados hacia la nave, y enviando múltiples cruceros de batalla en un ataque sorpresa. Artanis, Vorazún y Alarak liderarían las fuerzas de defensa de la Lanza de Adún, por lo que Karax fue enviado para dirigir el ataque de los portanaves sobre la estación. Al principio, Karax no estaba seguro de seguir la orden de Artanis, ya que él era un forjafases de la Casta Khalai, pero Artanis creía que el conocimiento de Karax sobre la defensa de la estación sería de mucha ayuda. Karax exitosamente destruyó la estación, deteniendo la producción de híbridos y se reportó con la Lanza de Adún, mientras Artanis se las arreglaba para repeler los ataques de Moebius.

Después de la victoria en Revanscar, Karax fue convocado ante el consejo en la Lanza de Adún, con Artanis proclamando que el sistema de la Casta Khalai ha terminado, que cualquiera podía ser un Templario a través de sus actos, no sólo por nacimiento. Con esto, Karax se convirtió en un Templario, y el sistema de Castas terminó.

Reactivando el pasado Editar

Artanis sabía que los científicos Khalai estaban investigando nueva tecnología para los Daelaam, una de ellas era la reactivación del programa de armas de los Purificadores. Mientras la Gran Preservadora Rohana consideraba esto como herejía, ya que los Purificadores traicionaron al Cónclave eras arás, el Forjafases Karax convenció a Artanis de que si los Purificadores eran tratados como Templarios, ellos ayudarían a los Daelaam. En Glacius, se las arreglaron para obtener la investigación del complejo y un prototipo experimental; se reveló que el prototipo estaba basado en el viejo amigo de Artanis, Fénix, que fue asesinado por la Reina de las Cuchillas. Después de la batalla en Ulnar, Artanis se embarcó hacia la luna forestal de Endión, donde la plataforma espacial de Cybros, hogar de los Purificadores, se ubicaba. Después de deshabilitar las redes de defensa de Cybros, los Daelaam reactivaron Cybros y despertaron a los Purificadores en el complejo. Limpiando el complejo de los zerg, los Purificadores luego "purificaron" Endión debido a la alta infestación de zerg. Artanis luego les prometió a los Purificadores que serían tratados como iguales entre los Templarios, y los Purificadores aceptaron ayudar a los Daelaam, siempre que Fénix se convirtiera en su representante en la Lanza de Adún.

Regreso a Aiur Editar

Con los Purificadores a remolque, los Tal'darim aliados con ellos y los complejos de Híbridos destruidos, los Daelaam se preparan para la segunda reclamación de Aiur. Sin embargo, había problemas ahí: necesitarían destruir el cuerpo físico de Amón, y destruir la matriz psiónica alrededor de Aiur para detener a la Armada Dorada para que ayude a Amón. Artanis decidió dividir sus fuerzas: Alarak y Vorazún destruyeron una en la Ciudadela del Ejecutor, Fénix y Karax destruyeron otra en las Inmediaciones del Antiguo Templo, mientras Artanis lideraría un equipo de zelots para destruir la última en las Cavernas Xel'naga. Todos tuvieron éxito y luego montaron un ataque para destruir las estructuras del Vacío que le suministraban energía al cuerpo de Amón. Con el cuerpo sin energía suministrada del Vacío, el cuerpo fue obligado a ser liberado pronto. Artanis, entonces, les ordenó a la Flota de la Muerte Tal'darim, Cybros y la Lanza de Adún para soltar toda su potencia de fuego para destruir el cuerpo, y lo hicieron con éxito.

Instalando la Piedra Xel'naga sobre las inmediaciones del templo, los Nerazim, Purificadores, Tal'darim y Khalai contuvieron a los zerg y a los influenciados protos. Mientras los contenían ya que la piedra estaba lista, la Ejecutora Selendis y los protoss fueron liberados por un momento de la influencia de Amón, y Artanis se las arregló para convencer a los Templarios de liberarse a sí mismos, cortando sus cordones neurales y así separarse del Khala.

Con esta victoria, los Daelaam se unificaron, y se dispusieron a reconstruir Aiur como protoss unificados, y se dispusieron a reclamar su destino entre las estrellas. Artanis entonces creó una tumba para Zeratul y se quitó su cuchilla psiónica y prometió una civilización protoss ya unificada.

El Ajuste Finall de Cuentas Editar

Durante la celebración de la reclamación, Kerrigan envió una transmisión hacia la Lanza de Adún y el Hiperión: tanto a Artanis como a Jim Raynor, pidiendo ayuda para destruir a Amón de una vez y por todas. Artanis partió en la Lanza de Adún con Selendis y parte de la Gran Flota; Jim Raynor partió con Matt Horner en el Hiperión, pero Valerian Mengsk era necesario en Korhal, por lo que envió un escuadrón de cruceros de batalla del Dominio para ayudar a Raynor; mientras Kerrigan convocó a sus madres de colonia del Enjambre hasta Ulnar. Reuniéndose en el Concilio de Guerra de la Lanza de Adún, Artanis y Raynor estuvieron de acuerdo con Kerrigan para destruir a Amón de una vez por todas; y con esta declaración, la alianza de terran, zerg y protoss entraron al Vacío.

Al entrar, las fuerzas protoss destruyeron una torre del Vacío que estaba deteniendo el avance de los terran, y con esto, las bases terran y zerg fueron insaladas. Saludándolos en la entrada del portal estaba Emil Narud, ahora revelado como xel'naga. Kerrigan entonces envió a Alexei Stukov, quien le tenía rencor a Narud cuando fue asesinado por él cuando tomó la forma de Samir Duran. Las fuerzas aliadas luego avanzaron hacia las inmediaciones del templo, asegurando posiciones de avanzada para asesinar a sus fuerzas. Cuando las fuerzas del Vacío fueron eliminadas, Stukov se paró frente a Narud, y tomó su venganza asesinándolo. La muerte de Narud liberó al último xel'naga que se oponía a Amón: Ouros; él estaba disfrazado del fantasma de Tassadar, sorprendiendo a Artanis, revelándole que él tomó esa forma para inspirar en Artanis la acción de Zeratul. Ouros luego reveló que Kerrigan era la única que podía derrotar a Amón, ya que ella es la única que podía manejar la transformación a un xel'naga. Mientras la alianza contuvo las fuerzas del Vacío, Kerrigan obtuvo la esencia de un xel'naga y se convirtió en uno. Con este poder, ella fue a enfrentar a Amón, apoyada por la alianza completa.

La alianza que se enfrentaba a Amón ayudó a Kerrigan a destruir siete cristales del Vacío que protegían a Amón, y luego lo enfrentó ella misma. Declarando al universo libre de su amenaza, Kerrigan destruyó a Amón con un rayo de energía poderoso. Mientras Amón explotaba en un cegador rayo de luz, Kerrigan le ordenó a Raynor y los demás huir.

Resultado Editar

Dos años después, el Emperador Valerian Mengsk y el Almirante Matt Horner llevaron al Dominio a una nueva era de paz y prosperidad, con el apoyo de la milicia del Dominio. Jim Raynor desapareció misteriosamente, visto por última vez con una aparentemente normal Sarah Kerrigan en la Cantina de Joeyray. Los protoss, ahora unificados como uno bajo los Daelaam, continuaron reconstruyendo Aiur y mantuvieron relaciones de paz con el Dominio Terran. Los Tal'darim se negaron a una alianza con Daelaam y partieron en busca de un nuevo mundo, con Alarak dando una oportunidad para cualquiera de sus Tal'darim para quedarse en Aiur. Los zerg, ahora liderados por Zagara, reclamaron enérgicamente Carbonis y los mundos de sus alrededores. Mientras, formas de vida empezaron a florecer en mundos anteriormente estériles, desconcertando a científicos del Dominio.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar