FANDOM


Shakuras SC1 Art2

Puede ser que estés buscando:

  • Fénix, una nave caza protoss

Fénix, proveniente de la casta de los Templarios protoss, era Magistrado de Antioquía en Aiur y uno de sus más respetados guerreros. Sirvió al Cónclave como el defensor interno del planeta y, posteriormente, se unió a su viejo amigo Tassadar para combatir a los zerg en su patria.

Historia Editar

Al llegar las fuerzas zerg desde el planeta Carbonis, tras su salto en el tiempo-espacio, los protoss terminaron sumamente afectados, además su antiguo Ejecutor, Tassadar, abandonó las ordenes del Cónclave y no contaban con alguien de mayor confianza para el arduo trabajo que se les presentaba que en el Templario Fénix, pretor del pueblo de Aiur. Toda su vida demostró ser un soldado sólido y disciplinado, por lo tanto, el Cónclave contaba con que no desertaría de su misión, como supone hizo Tassadar en su momento.

Al principio se muestra fiel a las doctrinas de los Jueces, por esto defiende a pleno la ciudadela de Antioquía y revive la fe del Cónclave en los Templarios. Pero desde que Tassadar (que demuestra estar en contra de la voluntad del Consejo) se logra comunicar con sus hermanos en Aiur, el Magistrado Fénix se manifiesta de su parte, confiando en la misión que se le estaba encargando, aniquilar a los Cerebrados para cortar la cabeza de mando del Enjambre Zerg. Logra destruir a uno, con lo que comprobó que pese a los grandes daños que se le infringió, el Cerebrado volvió a la vida.

Nuevamente el Juez Aldaris pone en mala posición a Tassadar, calificándolo de traidor y envía al ejercito protoss a atacar directamente al Enjambre, encomendándole a su Magistrado defender la ciudadela de Antioquía en caso de cualquier problema. Fénix, aún sin dejar de creer en Tassadar, se somete a la voluntad de su gobierno y mantiene su posición para defender el Templo. Es ahí cuando los zerg atacan Antioquía y Fénix toma acciones para protegerlo, pero tras una falla de energía en sus cuchillas psi es atacado y no puede hacer nada para defenderse. Su cuerpo quedó destruido por el ataque zerg y su muerte significó una baja importante tanto militar como moral para las fuerzas protoss. El Cónclave estaba más pendiente de sus conflictos internos que de la invasión de Aiur.

Tras lo ocurrido, Aldaris envía a sus tropas a capturar a Tassadar, que estaba con el terran Jim Raynor, para arrestarlo y volverlo prisionero, pero aquel logra demostrar que su única intención es salvar a Aiur y que para eso era necesario encontrar al Templario Oscuro Zeratul. Genera una especie de rebelión contra el Cónclave y cuando regresa a su planeta, recibe un comunicado de un viejo amigo; el antiguo pretor Fénix le da la bienvenida a Aiur y le contextualiza la situación. Tassadar no entendió como estaba vivo si se supone había caído en manos de los zerg, a lo que Fénix respondió que sus hermanos pudieron rescatar su cuerpo y volverlo a la vida dentro de la fría armadura de un Dragún, y que no le daba vergüenza haber caído porque su honor siempre se mantuvo intacto; además señaló que no importaba lo que pasara, acompañaría a Tassadar para poder salvar a Aiur, aunque eso significase tener que defenderse de sus mismos hermanos.

Se desarrolla un terrible combate entre las fuerzas revolucionarias de Tassadar y el ejercito del Cónclave, que concluye con la entrega del líder del primer grupo, por no poder aguantar el luchar contra sus propios hermanos. Ahí es cuando se forma un caos en Aiur y los Templarios Oscuros desaparecen. Fénix asume la jefatura de las fuerzas rebeldes y junto a su ejercito rescatan a Tassadar. Las esperanzas vuelven a surgir y el enigmático Zeratul, bajo la dirección del antiguo Pretor, logra destruir a los Cerebrados y con este hecho se vuelve a unir el pueblo de Aiur, los rebeldes consiguen el apoyo del Cónclave. Con esto, Fénix y sus fuerzas se abrieron camino hasta la Mente Suprema, pero a pesar de sus esfuerzos, sufrieron grandes bajas, lo que llevó a que Tassadar se sacrificara para poder destruir a la Mente Suprema de manera definitiva.

La muerte de la Mente Suprema causó ataques frenéticos por parte de los zerg, matando al Cónclave y al 70% de la población protoss. Fénix se unió a Zeratul, Artanis y Raynor para reunir a los sobrevivientes Khalai y llevarlos hasta Shakuras. Cuando Zeratul y los sobrevivientes dejaron Aiur, un ataque frenético zerg comenzó, pero Fénix y Raynor se quedaron en Aiur para contener a los zerg mientras los refugiados protoss escapaban. Sin embargo, ellos no pudieron atravesar el portal, ya que había grandes cantidades de zerg en Aiur, por lo que ellos se quedaron ahí para contener a los zerg y cerraron su lado del portal para evitar que más zerg pudieran llegar a Shakuras.

Mientras se encontraban en Aiur, Fénix y Raynor fueron contactados por Sarah Kerrigan, quien les contó de la nueva Mente Suprema y de los planes de la Junta de la Tierra Unida para controlarla y así esclavizar a todo el Sector Koprulu. Bajo la petición de Kerrigan, Raynor junto a fuerzas protoss lideradas por Fénix llegaron hasta Korhal y rescataron al Emperador del Dominio Terran Arcturus Mengsk, quien derrotado por las fuerzas de la JTU iba a ser puesto bajo custodia. Ambos se lo llevaron vía repliegue dimensional hasta Aiur. A pesar de los esfuerzos de la JTU, Fénix, Raynor y Mengsk pudieron escapar a través de un portal de transposición, el cual posteriormente fue autodestruido.

Pronto Fénix y Raynor llegaron hasta donde estaba Kerrigan en Tarsonis. Kerrigan tenía problemas para controlar a los zerg debido a que gran parte de las colonias zerg eran controladas por la segunda Mente Suprema, ahora bajo el control de la JTU y también debido al Disruptor Psiónico, un arma anti-zerg ahora también bajo el control de la JTU. Kerrigan los reunió para así convencerlos de derrotar a la JTU para evitar que ellos tomaran el control del Sector Koprulu. Fénix no confiaba para nada en Kerrigan, al igual que Raynor, pero debían trabajar para ella al no haber más opción. Así, Kerrigan y sus aliados viajaron a Braxis, donde Kerrigan pudo controlar a algunos esbirros con ayuda de los emisores psiónicos de Mengsk y las tropas de Raynor destruyendo los generadores de energía del disruptor. Así, Kerrigan y sus esbirros destruyeron el Disruptor. Pero antes de asaltar Korhal, Kerrigan necesitaba suficientes recursos para construir una gran flota. Fénix, a regañadientes, fue parte de esta tarea, la cual fue exitosa.

Mientras Fénix, Raynor y Mengsk asaltaban algunos flancos en Korhal, Kerrigan destruyó a las fuerzas principales de la JTU y sus colonias esclavizadas, echándolos así de Korhal. Al haber eliminado el puesto de avanzada principal de la JTU, Kerrigan decidió que ya no necesitaba más de los servicios de sus aliados, por lo que, aprovechando el descanso, ella y sus fuerzas atacaron por sorpresa a las fuerzas del Dominio Terran y los Rebeldes de Raynor. En dicho asalto, Fénix, luego de intercambiar palabras con Kerrigan, resultó muerto a manos de los zerg, junto con el General Edmund Duke. La muerte de Fénix enfureció tanto a Raynor que juró matar a la Reina de las Cuchillas.

Una vez que Kerrigan, convenciendo a Zeratul, destruyó a la Mente Suprema con ayuda de los Templarios oscuros, Artanis y sus fuerzas atacaron a Kerrigan, en alianza junto al Dominio Terran y la Junta de la Tierra Unida. La motivación del ataque de Artanis era vengar la muerte de Fénix y los guerreros protoss que cayeron a manos de la Reina de las Cuchillas. A pesar de los esfuerzos, las fuerzas de Artanis cayeron.

Seis años más tarde, para la Guerra del Fin, Artanis y sus guerreros, buscando reconquistar Aiur y derrotar a las fuerzas de Amón, recuperaron tecnología de los Purificadores, una subraza robótica creada por los protoss. Entre ellos, encontraron un prototipo de guerrero robótico, el cual fue creado con la personalidad y recuerdos de Fénix. Luego, este guerrero sería conocido como Talandar.

Unidad de JuegoEditar

StarCraftEditar

ZelotEditar

DragúnEditar