Fandom

StarCraftWiki

Artanis

363páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.


Artanis es un joven protoss de la Casta Templaria. Fue nombrado Ejecutor para reemplazar a Tassadar. Teniendo apenas 262 años de edad, era muy joven para alcanzar tan alto rango. Más tarde lograría obtener el rango de Jerarca después de la Guerra de Especies, con la Ejecutora Selendis siendo su comandante en jefe.

Artanis guarda un profundo respeto y admiración por Tassadar y espera convertirse en un gran líder como lo fue su predecesor; un camino que, aunque noble y bien intencionado, podría causar la perdida de su buen juicio.

Opera una nave nodriza desde 2502.

BiografíaEditar

IniciosEditar

Como miembro de la Casta Templaria , Artanis sirvió extensivamente al lado de su camarada Fénix. Ambos viajaron a través de cientos de mundos, uno de los cuales fue Dannuth VII, habitado por una raza llamada Tagal. Fénix y Artanis lideraron a sus fuerzas contra ellos y, aún cuando los protoss eran superados treinta a uno, pudieron levantarse con la victoria.

Invasión Zerg a AiurEditar

Se le fue otorgado el rango de Ejecutor durante la invasión zerg a Aiur para defender el planeta natal de los protoss, dada la aparente deserción de su predecesor, Tassadar, quién se relacionó al Templario Oscuro. Para éste fin Artanis comenzó sus funciones fortificando la base de Antioquía, una vez más luchando al lado de Fénix. Así Antioquía fue defendida con éxito e incluso se pudo realizar un formidable contraataque por parte de los valientes protoss.

Las acciones de Artanis habían complacido a su superior, el Juez Aldaris, restaurando así su fe en la Casta Templaria, que había sido sacudida por la deserción de Tassadar. Sin embargo, no estuvo tan complacido con la interrupción que Tassadar hizo, enviando sus pensamientos desde el planeta Carbonis. Sin importarle, Tassadar habló acerca de lo que había aprendido de los Templarios Oscuros y de cómo destruir a los cerebrados era la clave para ganar la guerra contra los zerg. Entonces Aldaris decidió darle el beneficio de la duda, aunque Tassadar aclara que de cualquier forma permanecerá en Carbonis durante un tiempo y sólo retornaría en el momento preciso.


Poniendo la sugerencia de Tassadar en acción, Artanis y sus fuerzas resistieron el embate zerg mientras Fénix y su ejercito se preparaban para el asalto al cerebrado de la Colonia Baelrog. Fénix tuvo éxito penetrando en las defensas de la Colmena y destruyó al cerebrado. Sin embargo, después de haberse quedado detrás para observar las acciones del Enjambre, Fénix reportó haber visto con sus propios ojos que el cerebrado zerg había reencarnado, y que dirigiría de nuevo sus fuerzas contra él en una nueva ofensiva.

Agitado por la aparente traición de Tassadar, Aldaris ordenó a Artanis recuperar la provincia de Sción de las garras de los zerg, mientras Fénix se quedaba en Antioquía para defender un posible contraataque. Así pues mientras Artanis tuvo éxito en recuperar la provincia, Antioquía se vio bajo un fuerte ataque y Fénix cayó en el mismo.

HerejíaEditar

"El curso de tus pensamientos es diferente, pero no siento maldad en ti. Y tu devoción a nuestro mundo y nuestra gente es tan fuerte como siempre. Confiaré en tu sabiduría, noble Tassadar, estoy a tu servicio."

- Artanis se alía con Tassadar.(Sin fuente)

Nave Protoss Sobre Char (Starcraft 1).jpg

El viaje a Carbonis

Ante las recientes victorias contra los zerg, a Artanis le fue encomendado encontrar a Tassadar y llevarlo de vuelta a Aiur para enfrentar la justicia y responder por la pérdida de Fénix, pero antes de poder encontrarlo sufrieron un ataque Zerg del cual fueron apenas rescatados por el mismo Tassadar (y sus nuevos compañeros humanos) Artanis y sus fuerzas fueron apenas rescatados por él de un ataque zerg liderado por la Reina de las Cuchillas. Estaba claro que Tassadar no era el hereje que el Cónclave les había hecho creer que era. En ese momento y, desafiando totalmente a Aldaris, Artanis decide confiar en Tassadar y accede a ayudarle con su misión de rescatar a Zeratul y su grupo de templarios oscuros. Peleando contra los zerg e incluso contra las fuerzas del Dominio Terran, los Templarios Oscuros fueron finalmente rescatados y estuvieron de acuerdo en regresar a Aiur.

Después de su llegada a Aiur, Artanis y compañía fueron recibidos por Fénix, cuyo cuerpo había sido recuperado de la batalla de Antioquía e implantado en un exoesqueleto de dragún. Sin embargo la respuesta del Cónclave fue hostil, rodeando la zona de aterrizaje con la Vanguardia de Aiur y ordenándoles entregar a los Templarios Oscuros sin oponer resistencia para que éstos fueran ejecutados. Al principio Tassadar estaba listo para la batalla contra la Vanguardia de Aiur, con Artanis dispuesto a seguirlo, pero siendo incapaz de permitir que su propio pueblo se matara entre si, se rinde ante el Cónclave, dando a sus compañeros un respiro.

Artanis y Fénix estaban perdidos sin la guía de Tassadar, además Zeratul y su Templarios Oscuros habían desaparecido. Pero, aún con todo esto pudieron rescatar a Tassadar antes de ser ejecutado con la ayuda de Jim Raynor y su Hiperión. Mientras tanto Zeratul regresó y compartió su conocimiento sobre los zerg, de cómo ellos habían sido creados por los mismos xel'naga que crearon a los protoss y de cómo se esparcirían desenfrenados por las estrellas si no eran frenados aquí y ahora. Ésta era una tarea para la que Artanis estaba preparado.

Batalla por Aiur Editar

Para abrirse camino hacia la Mente Suprema, sus defensas debían ser reducidas. Fénix se prestó para esta tarea, debilitando las defensas del colmenar, permitiendo que Zeratul asesinara a los cerebrados.

Ya listo para un último asalto contra la Mente Suprema, con la Casta Templaria y los Templarios Oscuros, junto con los Rebeldes de Raynor, uniendo fuerzas. Con la bendición del Cónclave, Artanis, Raynor y Tassadar llevaron sus fuerzas contra la Mente Suprema y sus vasallos. Finalmente, aunque la Mente Suprema estaba debilitada, también lo estaban quienes la asaltaron. Tassadar envió a su portanaves Gantrithor en colisión contra la criatura, destruyendo tanto a ella como sí mismo en una explosión de energía del Vacío.

Mientras las energías caóticas y turbulentas se apagaban, un gran silencio irrumpió sobre los campos de batalla de Aiur. Con el sacrificio de Tassadar, la Mente Suprema ahora estaba muerta y los enjambres zerg estaban dispersos y desquebrajados. Sin embargo, como aquellos que lo rodeaban, Artanis sabía que la victoria les costó todo, menos sus vidas.

Escape de Aiur Editar

Artanis fue nombrado como Magistrado y supervisó la evacuación de los refugiados a través del portal de transposición hacia Shakuras y su defensa de ser tocados con los zerg hasta que los refuerzos de Templarios Oscuros llegaran. La evacuación fue un éxito, pero Raynor y Fénix fueron forzados a permanecer en Aiur para cerrar el portal y asegurarse de que ningún zerg entrara por ahí. Artanis prometió enviar tantas tropas cuándo fuera posible hacia Aiur antes de que se cerrara el portal.

Al encontrarse con la Matriarca Raszagal y aprender del Templo Xel'Naga, Artanis estaba muy entusiasmado por rescatar los cristales Uraj y Khalis para activarlo. Sin embargo, Raszagal quería que los zerg fueran barridos de las tierras del templo en primer lugar.

Inmediatamente, Sarah Kerrigan apareció y se presentó ante los Protoss. Mientras Raszagal le dio la bienvenida, Artanis dijo que él no podía perdonar sus crímenes contra su raza.

Búsqueda de los Cristales Editar

Artanis, Zeratul, Kerrigan y el Ejecutor se encaminaron al planeta Braxis, donde el Uraj fue localizado. Sobrellevando el daño hacia su matriz de transposición, lo que evitó que las fuerzas de Artanis convocaran portales estelares, los protoss derrotaron a las fuerzas del Dominio Terran que estaban ahí y recuperaron el cristal.

Sin embargo, cuando los Protoss trataron de dejar Braxis, se encontraron con una sorpresa: La Junta de la Tierra Unida. El Vice Almirante Alexei Stukov había construido una serie de torretas de misiles en una plataforma espacial sobre Braxis, lo que evitaría que los protoss escaparan. Stukov les exigió a los protoss que se rindieran.

Artanis estaba furioso por la actitud de Stukov y no estaba impresionado por las fuerzas arregladas de la JTU. Zeratul lo reprendió por subestimar al enemigo. Artanis lideró a los protoss desde el frente de su explorador. Sin embargo, el asalto se difucultó cuando la JTU defendió los reactores de fusión que les daban potencia a las torretas, con Zeratul enviando refuerzos cuando fuera necesario. Con su ayuda, Artanis destruyó los reactores de fusión, desactivando las torretas, permitiendo así el escape de los protoss.

El próximo destino de Artanis era Carbonis, hogar de la nueva Mente Suprema y lugar del cristal Khalis. Desafortunadamente, la nueva Mente Suprema muy cerca del Khalis, lo que requirió que los Protoss combatieran a un sinnúmero de Zerg para recuperar el cristal.

Kerrigan y Artanis propusieron formas de recuperar el cristal. Kerrigan sugirió abrirse camino rápidamente para escapar con el cristal, mientras que Artanis sugirió hacer hacer el suficiente daño superficial a la Mente Suprema para pacificar temporalmente a los Zerg cercanos -- la Mente Suprema estaba en su etapa infantil, y su control sobre los Zerg era aún muy débil. Kerrigan comentó que cualquier plan podría servir. Artanis estaba halagado cuando Zeratul lo comparó con Tassadar por la valentía del plan.

Los Protoss atacaron, con la ayuda de los pocos Zerg que Kerrigan fue capaz de controlar. El Khalis fue asegurado y Artanis ansiaba volver a Shakuras por temor a que los Zerg erradicaran ese mundo en su ausencia.

Regreso a Shakuras Editar

Cuando Artanis, Zeratul, Kerrigan y el Ejecutor regresaron a Shakuras, encontraron al mundo en un estado de conflicto. Raszagal les contó que Aldaris, al parecer enfurecido por el abandono de Aiur, la alianza con los Templarios Oscuros y la aceptación de Kerrigan, había tomado el control de los guerreros Templarios y jueces y estaba preparándose para llevarlos a atacar a la Matriarca. Aldaris incluso tenía arcontes que podía enviar contra ellos, lo que preocupó a Artanis, pero Zeratul le dijo que no se preocupara -- los Templarios Oscuros tenían arcontes propios de su lado.

Luego de derrotar a Aldaris, Artanis y Zeratul lo enfrentaron. Artanis intentó persuadir a Aldaris de que Kerrigan había cambiado, pero Aldaris respondió que la Matriarca había sido manipulada. Cuando Aldaris trataba de explicar las verdaderas razones detrás de esta revuelta, Kerrigan interrumpió la conversación asesinando a Aldaris. Zeratul expulsó a una satisfecha Kerrigan como resultado de sus actos. Artanis estaba disgustado al saber que Kerrigan había jugado con ellos y que los Protoss habían caído en su juego, pero tuvo que seguir con el plan de eliminar a los zerg de Shakuras.

Furia de los Xel'Naga Editar

Cuando los protoss regresaron al Templo Xel'Naga, Artanis personalmente portó el Uraj; con él, él activo el templo y usó su poder para erradicar a los zerg de Shakuras.

Asedio de Carbonis Editar

Kerrigan regresó a Shakuras, capturando a Raszagal y transportándola hacia Carbonis. Los protoss la siguieron. Luego de una breve alianza (resultando en la muerte de la Mente Suprema) los zerg y los protoss comenzaron a luchar los unos contra los otros. La batalla resultó en la muerte de Raszagal y la destrucción de las flotas de los protoss. Zeratul partió en busca de Artanis para volver a Shakuras y planear sus próximos movimientos.

El ataque impulsivo de Kerrigan hacia los protoss la pusieron en una posición peligrosa; muchas de sus fuerzas habían descendido a la superficie de Carbonis dejando a Carbonis Aleph relativamente sin guardia. Artanis llevó una flota hacia las plataformas espaciales, con la intención de vengarse de las acciones de Kerrigan.

Artanis ordenó el asalto sobre las plataformas de Kerrigan; sus fuerzas, junto con el Emperador Arcturus Mengsk y el Almirante Gerard DuGalle de la JTU lanzaron un asalto combinado. Sin embargo, la alianza se derrumbó ante la fuerza del Enjambre Zerg. Artanis le advirtió a Kerrigan que los Protoss nunca olvidarían su traición y que la estaría vigilando. Derrotado, Artanis y los sobrevivientes Protoss regresaron a Shakuras para empezar a reconstruir su alguna vez gloriosa civilización.

Resurrección Editar

Artanis participó en una misión secreta en Braxis. Convocó una conferencia con su viejo camarada Jim Raynor, alertándolo de la verdad de los rumores que Raynor había oído; el anterior Vicealmirante de la Junta de la Tierra Unida, Alexei Stukov, quien fue asesinado por el antiguo agente del Enjambre Samir Duran, había sido resucitado e infestado por los zerg, específicamente por un cerebrado llamado Kaloth.

Raynor creía que Stukov nunca "se vendería a los zerg", pero Artanis le advirtió que eso era muy posible. Él no quería matar a Stukov, sin embargo; en vez de ello, él quería emplear un nuevo suero de nanotecnología que podría revertir el proceso de infestación. Él envió a Raynor y al Magistrado Taldarin a la superficie de Braxis para completar la misión. Después, sus fuerzas "purificaron" Braxis, derritiendo la superficie, destruyendo toda vida sobre ella, incluyendo tanto a los zerg como los soldados que escoltaban a Raynor y a Taldarin.

Caída de Crepúsculo Editar

Después de la Guerra de Especies, Artanis ha sido nombrado "jerarca", el líder supremo de un Protectorado Protoss reunido, y ha estado enfocándose en unir a las dos sectas de la sociedad protoss. Algunos Protoss no pueden entender que los Khalai y los Nerazim son dos mitades de la misma especie y que se dirigen psicológicamente a un estado tribal; Artanis tiene sus manos llenas tratando de evitar este desliz en el tribalismo. Su ayudante jefe es Selendis. Él no pudo contar con Zeratul para que lo ayudara ya que no se ha visto en años. En 2502, Artanis supervisó operaciones militares, tales como la batalla de Artika, donde sus fuerzas capturaron un Templo Xel'Naga, en una gran pérdida.

En 2503, un grupo de sobrevivientes protoss de Aiur y la terran Rosemary Dahl llegaron a Shakuras a través del portal de transposición. El portal había sido redirigido como el último por el que los viajeros entraron desde el lado de Aiur; Jake Ramsey, un arqueólogo terran, "acogió" a Zamara, el espíritu de una conservadora que lo estaba poseyendo. Zamara estaba portando información que era extremadamente importante para la gente Protoss, y su presencia fue lentamente matando a Ramsey. Dahl exigió la ayuda de los Protoss para que los recuperaran, pero ellos no estaban dispuestos al principio a confiar en un Terran o arriesgar sus vidas ayudándola. La Ejecutora Selendis abogó por la causa de Dahl. Ella esperaba arreglar una audiencia privada con Artanis, pero en vez de ello, toda la Jerarquía se las arregló para estar ahí. Artanis, mientras tomaba en cuenta las visiones de los otros líderes tribales, concordó con Dahl y ordenó el lanzamiento de una expedición de rescate. Él permitió que Vartanil, un sobreviviente de Aiur y artesano, acudir a la misión, una sabia decisión ya que sus habilidades resultaron en el rescate de mucha sabiduría.

Segunda Gran Guerra Editar

En Absoluta Oscuridad Editar

En las vísperas de la guerra, Zeratul buscó información sobre la Voz Oscura y los híbridos. Él presenció la visión del futuro de la Mente Suprema y la última batalla de los protoss en un mundo sombrío y distante. Artanis estaría presente en esa batalla final, al mando de la Nave Nodriza, Escudo de Aiur y liderando una flota de naves Protoss así como una fuerza terrestre. Al morir, se preguntaría cómo podían saber los protoss que Kerrigan era la clave para detener a Amón, expresando remordimiento.

Legacy of the Void Editar

Reclamación Editar

En 2506, Artanis tomó a la Armada Dorada bajo sus órdenes y la llevó hacia Aiur, ya que reclamarlo era el único interés que poseían tanto los Khalai como los Nerazim. Al hacerlo, esperaba que una nueva civilización protoss pudiera ser creada desde los escombros de la antigua.

Aun así, el día antes de la invasión, Artanis fue invadido por las propias dudas. Él se separó de la flota y bajó a la superficie de Saalok. Su amigo Kaldalis lo acompañó, cuestionando su ausencia. Artanis admitió que tenía dudas sobre si podría llevar la invasión a la victoria, y también se cuestionaba si valía la pena reclamar Aiur. Kaldalis declaró que Aiur era la herencia de los protoss, aunque Artanis dijo que también lo fue el Eón del Conflicto. Aun así, los protoss no se aferraron a esa era oscura. Kaldalis declaró que el Eón terminó favorablemente para los protoss, ya que Khas los unió a través del Khala, y los Primogénitos convirtieron a Aiur en un paraíso. Aun así, tal y como Artanis se lo recordó, los protoss una vez más cayeron en un conflicto civil en la Discordia, ya que los Nerazim se separaron de sus familiares Khalai. Él expresó la creencia de que la invasión de los zerg sobre Aiur era el castigo del destino por sus pecados del pasado. Y que Aiur era un ideal que sirvió en su tiempo.

Kaldalis se negó a aceptar eso, y le dijo a Artanis que él se había ofrecido para ser un khundelar. Que su amigo lo había inspirado a hacerlo, por lo que ellos podrían crear un nuevo mundo para los protoss. Kaldalis dejó la superficie de la luna, rogándole a Artanis que volviera para llevarlos a casa. Por un momento, Artanis se quedó, antes de también teletransportarse para reunirse con la flota.

Invasión Editar

La invasión fue lanzada y se estableció una cabeza de playa sobre la superficie. A bordo de su nave, Artanis se dirigió a los Templarios que serían transposicionados en masa sobre la superficie del planeta. Sin embargo, Zeratul se apareció en las cercanías, motivando a Selendis a ordenar a los templarios a arrestar al Nerazim. Artanis permitió que Zeratul hablara, quien advirtió a los protoss de la amenaza de Amón, y que Artanis tenía que suspender la invasión. Sin embargo, Artanis, recordando su historia con Zeratul, declaró que muchos habían sido sacrificados como para suspender la invasión. Él le ordenó a Selendis comenzar con la reclamación.

Las fuerzas protoss llegaron a las afueras de la arruinada ciudad de Khereson, mientras ellos luchaban por reactivar su red de transposición. Las fuerzas protoss avanzaron contra los fieros zerg, pero finalmente se toparon con una colonia que, como señaló Zeratul, estaban actuando con mucha más coordinación que sus contrapartes salvajes. Artanis estuvo de acuerdo, y pronto, los protoss descubrieron que estaban siendo dirigidos por hostigadores híbridos. Sin embargo, incluso ellos cayeron ante las fuerzas protoss. Con los conductos de transposición asegurados, Artanis le dio a Selendis el control sobre la invasión, mientras se retiraba para discutir asuntos con Zeratul.

Zeratul le reveló a Artanis todo sobre la Piedra, el artefacto xel'naga que sería la clave para detener a Amón y una profecía de que los xel'naga lucharían con los protoss al final. Artanis le dijo a Zeratul que fuera a Korhal para pedirle la Piedra a Jim Raynor.

Las advertencias de Zeratul fueron acertadas, ya que la invasión se convirtió en un desastre ya que Amón reveló su presencia, corrompiendo el Khala. Artanis estaba directamente poseído por Amón y fue obligado a luchar contra Zeratul. Aunque el Prelado Oscuro pudo cortar los cordones neurales a Artanis, liberando al Jerarca del control de Amón, fue herido de muerte como resultado. Horrorizado por lo que había hecho, Artanis tomó a su viejo amigo en sus brazos, quien le recordó por última vez buscar la Piedra, antes de hacerse polvo.

Después, Artanis se encontró con el forjafases Karax, a quien también los Nerazim le cortaron sus cordones neurales. Reconociendo que la invasión había fracasado, Artanis dirigió a sus fuerzas restantes en retirada hacia la Lanza de Adún. A bordo de la nave, una vez lejos de Aiur, Karax le informó a Artanis de la naturaleza de la nave. Artanis declaró que ellos vengarían lo que ocurrido en Aiur.

Posteriormente, mientras revisaban la sección del Concilio de Guerra de la nave, encontraron a una preservadora llamada Rohana, quien había despertado de su estasis. Artanis se volvió hostil cuando Karax señaló que ella seguía estando conectada con el Khala. Aunque Rohana les aseguró que Amón no tenía poder sobre ella, Artanis le advirtió que si ella era corrompida, él no dudaría en ejecutarla.

Korhal Editar

Por petición de Zeratul, Artanis lleva sus fuerzas hacia Korhal, donde el Dominio Terran estaba siendo atacado por la Fundación Moebius. Artanis cooperó con las fuerzas de Raynor a bordo del Escudo Celestial, encargándose de las fuerzas de la Fundación Moebius mientras Raynor reparaba los estabilizadores atmosféricos de la plataforma espacial, evitando que la plataforma colisionara contra Augustogrado. Luego de asegurar la plataforma espacial, Artanis y Raynor ahora tenían que recuperar la Piedra que había sido robada por la Fundación Moebius. Reuniendo a sus fuerzas, Artanis y Raynor se enfrentaron a la fuerza terran corrompida y a sus líderes híbridos, derrotándolos y asegurando la Piedra.

En el resultado de la batalla, Korhal sufrió severos daños. Mientras se reunía a los sobrevivientes, Artanis y Raynor compartieron un momento sobre un risco, mientras Raynor le rendía homenaje a los soldados caídos. Cuando Artanis declaró que el destino de todos los guerreros era la muerte, Raynor dijo que el destino no estaba escrito. Además, Raynor expresó su fe en Artanis por futuras batallas, así como tenía fe en las palabras de Zeratul. Antes de separarse, los dos estrecharon sus manos, ya que Artanis le preguntó si él acostumbraba a estrechar la mano de sus amigos.

Shakuras Editar

Artanis, a bordo de Lanza de Adún, llegó a Shakuras para así reunir a los Nerazim, quienes eran el último bastión de Protoss fieles a los Daelaam que no estaban corrompidos por Amón, ya que ellos habían cortado su conexión con el Khala hace muchos siglos. Él llegó ahí para encontrar el planeta bajo el asedio de los zerg al mando de Amón. La Matriarca Vorazun se contactó con Artanis, declarando que los zerg reactivaron el portal de transposición que llegaba hasta Aiur y empezaron a causar estragos en el planeta. Vorazun intentó evacuar a la población, pero no pudo, ya que le era imposible oponerse a las fuerzas de Amón.

Artanis, entonces, bajó a la superficie del planeta y despejó las plataformas de lanzamiento de los zerg para así ayudar a las naves Nerazim a evacuar el planeta. Luego de eso, Artanis y Vorazun descubrieron que Amón estaba movilizando híbridos y zerg al planeta. Artanis declaró que no dejaría que el planeta sufriera el mismo destino de Aiur. Sin embargo, Vorazun dijo que ya era demasiado tarde y que la única forma de impedir la infestación era destruyendo el planeta, ya que no dejaría que su mundo cayera a manos de los zerg. Artanis, quien al principio se negó, finalmente aceptó.

Vorazun declaró que la única forma de destruir el planeta era sobrecargando el prisma de fase del Templo Xel'Naga y así enviar una carga hacia el núcleo del planeta. Sin embargo, Artanis declaró que sin los cristales Khalis y Uraj tomaría tiempo para que el templo se sobrecargara, pero la energías del templo estaban siendo reguladas por tres piedras cenitales, las que debían ser destruidas para que el plan funcionara. A pesar de las inminentes e interminables fuerzas zerg e híbridas, el plan tuvo éxito y cuando Amón y sus zerg empezaron a arrasar con el templo, la sobrecarga ya estaba completa y Artanis ordenó una llamada dimensional para retirar sus fuerzas. Así, el plan tuvo éxito y el planeta fue destruido, junto con los zerg e híbridos que invadieron el planeta.

Glacius Editar

Durante su tiempo como Jerarca, Artanis aprendió de un programa hecho por la Casta Khalai para crear a nuevos Purificadores en el mundo de Glacius. Artanis buscaba esta tecnología para así dirigir el ataque contra las fuerzas de Amón, pero cuando llegó ahí, encontró a la Flota de la Muerte de los Tal'darim atacando el complejo.

Cuando las fuerzas Daaelam llegaron al planeta, fueron saludados por el Primer Ascendente Alarak, quien declaró que ya era muy tarde y el complejo sería destruido. Su nave nodriza Tal'darim desató su rayo de desplazamiento para destruir las defensas del complejo, avanzando hacia la bóveda de tecnología.

El Forjafases Karax activó a los centinelas defensores del complejo, y los añadió a la matriz de transposición de la Lanza de Adún. Las fuerzas Daelaam rápidamente entablaron combate contra los Tal'darim, quedándose adelante del rayo de la nave nodriza. Las fuerzas de Artanis llegaron a la bóveda y desactivaron sus escudos justo a tiempo, permitiendo que la Lanza de Adún se transposicionara a bordo del contenedor que almacenaba los datos de un programa Purificador. Karax descubrio un prototipo de guerrero al interior del contenedor.

A bordo de la Lanza de Adún, Artanis descubrió a través de Karax que prototipo de Purificador era una construcción robótica con los recuerdos decodificados del Magistrado Fénix, el cual no tenía idea de que era un Purificador o que el verdadero Fénix había muerto, y que sus últimos recuerdos eran del Juez Aldaris que le ordenó ir a Glacius y ponerse en éstasis. Artanis, aunque estaba aliviado de ver una vez más a su viejo amigo, no estaba totalmente seguro de si era en verdad Fénix, y notó que servía como un recuerdo melancólico de su muerte.

Cybros / Endion

Luego de reflexionarlo, Artanis decidió que se necesitaba reactivar a los antiguos Purificadores que habían sido desactivados y encerrados en Cybros. Él pensaba que, a pesar de su resentimiento porque el Cónclave intentó controlar sus acciones, él podría convencerlos de unirse a él en la batalla contra Amón, así como Fénix lo hizo. Claramente, Rohana se opuso al conservar las antiguas tradiciones de los Protoss, pero Artanis de todas maneras siguió adelante con la operación

Cybros estaba en órbita sobre el mundo selvático de Endion. Había bloqueos de estasis que protegían el planeta, los que debían ser desactivados para reactivar a los Purificadores. Sin embargo, un gran número de colonias zerg de Amón había infestado el planeta. Artanis y sus fuerzas bajaron a la superficie para desactivar los generadores de campo de estasis. Karax le informó que los bloqueos sólo podían ser rotos a través de un gran dispositivo llamado Megalito, que debía ser escoltado hacia el próximo bloqueo de estasis. Para poder escoltarlo, Karax tuvo que reactivar a los colosos del complejo. Artanis y sus fuerzas Daelaam tuvieron que abrirse camino hacia cada bloqueo de estasis, pero finalmente pudieron escoltar al Megalito hacia el último bloqueo. Luego de eso, Artanis retiró a sus fuerzas y las dirigió hacia Cybros.

Ya con el escudo de estasis desactivado en la superficie de Endion, Artanis y Fénix movieron a las fuerzas Daelaam hacia la superficie de la plataforma de Cybros, para así reactivar a los purificadores. Sin embargo, las colonias zerg de Amón también habían invadido la plataforma y esta vez estaban reforzados por los híbridos.

Artanis y los Daelaam se ubicaron cerca del núcleo que energizaba Cybros. Karax le informó a Artanis que la plataforma se dividía en cuadrantes y cada uno tenía un circuito de anulación que con sólo destruirlo, se activaría a los Purificadores de cada sección. También había un Guardia Purificador que se había activado por sí solo, pero que estaba totalmente fuera de control. Al activar el primer cuadrante, el Ejecutor Clolarion se dirigió a Artanis, quien le pidió perdón por los antiguos pecados que cometieron sus ancestros. Aunque al principio Clolarion estaba escéptico, dijo que eso lo discutirían luego de que limpiaran a Cybros de los zerg.

Una vez derrotados los zerg y destruidos los circuitos de anulación, se despertó a todos los purificadores. Sin embargo, Clolarion había activado el rayo de purificación y lo dirigió en contra de Endion, exterminando toda vida en la superficie del planeta, junto con la colonia de Amón.

Una vez terminada la misión, Artanis se contactó con Clolarion a través de Fénix, pidiéndole que se unan a la guerra en contra de Amón. Clolarion le dijo que ellos no eran mejores que el Cónclave que había intentado controlar sus acciones en el pasado. Artanis le insistió en que se unieran a la misma causa o de lo contrario todos serían aniquilados. Clolarion lo consultó con los demás purificadores y finalmente aceptó, sólo si Artanis permitía que Fénix hablara por ellos y Artanis mantuvo su palabra. Los Purificadores ahora eran uno con los Daelaam.

Ulnar Editar

Mientras el Forjafases Karax seguía estudiando la Piedra, a través de él descubrió la ubicación de Ulnar, el supuesto mundo natal de los xel'naga. Su ubicación se hallaba en la Ruptura Alteriana, donde ninguna forma de vida podría sobrevivir. Aunque Karax aseguraba que estaba equivocado, Artanis insistió en que sí estaba en el curso correcto, ya que coincidía con las profecías de Zeratul. La Lanza de Adun penetró la ruptura y llegó a un templo gigante. Vorazun dijo que no se podían enviar o recibir transmisiones mientras estuvieran al interior de la ruptura. Rohana en tanto, localizó una vía de acceso al interior del templo. Las fuerzas Daelaam fueron enviadas para asegurarla.

Artanis y sus fuerzas llegaron a la entrada del templo, que estaba sellado por cinco bloqueos celestiales. Sin embargo, éstos estaban siendo protegidos tanto por fuerzas Tal'darim como por fuerzas de la Fundación Moebius. Sin embargo, Artanis fue capaz junto a sus fuerzas de destruir los bloqueos celestiales para romper el sello del templo, derrotando además a las fuerzas Tal'darim y Moebius que protegían los bloqueos. Artanis declaro que iba a entrar solo al templo. A pesar de las protestas de Vorazun y de la advertencia de Karax de que la Lanza de Adún no podría ayudarlo mientras él estuviera dentro del templo, Artanis insistió en entrar, declarando que no dejaría que se arriesgaran más vidas. Artanis entonces dejó a Vorazun a cargo de la Lanza de Adún.

Una vez en el templo, Artanis encontró dibujos en una pared, que mostraban a Zeratul, la destrucción de Shakuras y a Kerrigan siendo elevada por un Xel'naga. En eso, una herida Kerrigan es arrojada a una de las paredes del templo, quien estaba luchando contra un híbrido, al que ya había asesinado. Artanis se preparó para luchar contra Kerrigan, quien le declaró que ella no era su enemiga, ya que ella estaba ahí para buscar a los xel'naga. Cuando otro hostigador híbrido atacó, y estaba a punto de matar a Kerrigan, Artanis se preparaba también para atacarla, pero al ver que de alguna forma ella era necesaria, le perdonó la vida y juntos asesinaron al híbrido. Luego, se encaminaron para explorar el templo. Kerrigan declaró que estuvo en el templo por semanas luchando contra los híbridos. Artanis declaró que sólo las dos razas elegidas serían capaces de entrar en el templo para esclarecer las profecías xel'naga. En el interior, ambos lucharon contra centinelas del templo para probar su fuerza. Mientras activaban los tres sagrarios del templo, lucharon contra fuerzas Tal'darim y de la Fundacion Moebius. Asi, descubrieron que las dos razas con la pureza de esencia y la pureza de forma serían ascendidos como xel'naga, pastores del ciclo infinito.

Al interior de la Cámara de Ascensión, Artanis y Kerrigan descubrieron que los xel'naga habían sido ya asesinados por Amón, quien luego se comunicó con Artanis, diciéndole que él había creado un cuerpo huésped en Aiur, usando la carne y esencia tanto de protoss como de zerg. Entonces Amón abrió una ruptura del vacío para atraparlos, pero Artanis y Kerrigan unieron sus fuerzas Daelaam y del Enjambre para así destruir cristales del vacío para ayudarlos a cerrar el portal, con la ayuda de Vorazun y de un Tal'darim llamado Alarak, quien declaró que Amón los había traicionado a él y a su gente.

Tras dejar el templo, Artanis le dice a Kerrigan que deben unir fuerzas para derrotar a Amón. Sin embargo, Kerrigan tristemente le dijo que no le será posible, ya que le tomará tiempo reponer a su Enjambre de los combate recientes, aunque le aconsejó al Jerarca reunir a los suficientes aliados.

Revanscar Editar

La Matriarca Vorazun despachó a sus agentes Nerazim para cazar a la base principal de la Fundación Moebius. Habían regresado, descubriendo que el principal complejo de creación de híbridos y la base de operaciones de la Fundación Moebius estaba en una plataforma espacial al interior de un campo de asteroides llamado Revanscar. Karax les informó que aunque el campo de asteroides era demasiado grueso para que maniobrara la Lanza de Adún, un grupo de portanaves podría escabullirse.

Como Karax conocía bien cómo maniobrar a los portanaves, Artanis le ordenó coordinar ese ataque mientras él organizaba una defensa para repeler a los huéspedes. Luego de la buena obra de Karax, destruyendo los núcleos de poder, además de las cápsulas que contenían híbridos, Artanis, muy orgulloso, lo declaró oficialmente un Templario y anunció una nueva era entre los protoss, dando fin al sistema de castas y anunciando que todos serán nombrados templarios, sin importar dónde y cómo nacieron.

Slayn Editar

Artanis se alió a Alarak para ganarse el liderazgo de los Tal'darim derrotando a Ma'lash a través de un ritual llamado Rak'Shir. Antes de que Alarak pudiera hacer el desafío del Rak'Shir, le ordenó a Artanis a eliminar a los guardianes Tal'darim, declarando que era parte del ritual. Luego de que los guardianes fueran elimnados, Artanis enfrentó a Alarak, dándose cuenta de que él lo había engañado, y le dice si lo vuelve a engañar, no habría alianza. Alarak, en efecto, reveló que no era parte del ritual, pero que era una rápida manera de eliminar a cualquier Tal'darim que pudiera desafiar a Alarak al Rak'Shir en el futuro y así asegurar su ascensión como Señor Supremo.

Alarak entonces llegó hasta Ma'lash y lo desafió. Alarak y Ma'lash entonces viajaron hacia las Canteras de Ascensión para combatir. Artanis defendió a Alarak durante la confrontación de los híbridos de Ma'lash, e incluso de las fuerzas de Amón. Alarak derrotó a Ma'lash y asumió el control de los Tal'darim. Luego enviaron a todas sus fuerzas hacia Aiur para enfrentarse a Amón.

La Reclamación de Aiur Editar

Ya con las fuerzas Tal'darim y de Purificadores del lado de los Daelaam, Artanis preparó todo para regresar a Aiur. Él les reveló que Artanis había construido en Aiur un cuerpo huésped con los Protoss que él había corrompido a través del Khala. Además, con la corrupción del Khala, Amón utilizaría a la Armada Dorada para defenderse mientras él construía su cuerpo huésped. Para demorarlos, Artanis propuso destruir los cristales Khaydarin que energizaban la Matriz de Transposición. Uno se encontraba en la Ciudadela del Ejecutor en Antioquía, otro se encontraba en las tierras del antiguo templo y el último en las Cavernas Xel'naga.

Mientras Vorazun y Alarak se encargaban del primer cristal y Karax y Talandar (Fénix) del segundo, Artanis y sus fuerzas se encargaron del último, con la ayuda de los refuerzos de los líderes de cada facción. Así, los Daelaam pudieron destruir los cristales y, con ellos, la red de transposición. Así, tendrían el tiempo suficiente para destruir el cuerpo huésped de Amón, el cual consistía en un híbrido construido con la carne de los Protoss corrompidos y la de la fallecida Mente Suprema. Amón se contactó con él y le dijo que sus acciones no pasarían desapercibidas, y que todo en lo que su gente creía y el Khala era una mentira. Artanis se negó a creerlo y preparó a sus fuerzas para la batalla.

Las fuerzas Daelaam establecieron una base cerca del cuerpo huésped de Amón, que estaba siendo protegido por energías del Vacío. Esta cantidad de energia estaba siendo generada por esquirlas del vacío que absorbían toda vida en el área y la canalizaban hacia Amón. También las esquirlas desplegaban sombras del vacío que atacaron la base Daelaam, además de la Colonia de Amón, Khalai corrompidos e híbridos. Sin embargo, Artanis y sus fuerzas, además de sus aliados Nerazim, Purificadores y Tal'darim, pudieron destruir las esquirlas. Luego, Amón se reveló a sí mismo en su forma huésped. Artanis ordenó que sus naves se dirigieran a Amón y ordenó un bombardeo orbital que mató definitivamente a la forma huésped de Amón.

Con el cuerpo huésped destruido, Amón sólo habitaba en el Khala, lo que le permitió seguir viviendo en el mundo material y ordenó la destrucción de Artanis y sus fuerzas a través de los Protoss poseídos y la Armada Dorada. Artanis reunió a sus fuerzas para una última batalla, mientras defendían la Piedra que se cargaba para extraer a Amón del Khala. Artanis estableció una base cerca de la Piedra para defenderla, mientras Vorazun y los Nerazim defendían el oeste, Alarak y los Tal'darim defendían el sur y Karax junto a una fuerza de purificadores defendían el este, mientras Rohana y Talandar defendían la Lanza de Adun. Pronto, llegó la Armada Dorada, liderada por una poseída Selendis para atacar a los Daelaam.

Sin embargo, la Piedra se cargó exitosamente, aunque las fuerzas de Artanis y sus aliados empezaban a caer, por lo que él ordenó una llamada dimensional. Luego, él montó una defensa para la Piedra y entabló un combate uno a uno contra una poseída Selendis. La piedra se activó, expulsando temporalmente a Amón del Khala, lo que le permitió a Artanis decirles a Selendis que la única forma de ser libres del control de Amón era cortando sus cordones neurales. Así lo hicieron y Amón fue enviado al Vacío.

Artanis luego se puso cerca de la tumba de Zeratul, agradeciéndole la salvación que él les trajo. Artanis luego declaró que reconstruiria una nueva sociedad y forjaría el sueño de una civilización protoss unificada, reconstruyendo también ciudades en Aiur, planeta que al fin los Protoss habían recuperado.

En el Vacío Editar

Poco después de la exitosa recalamción de Aiur, Artanis recibió una llamada psiónica de Kerrigan, quien solicitaba ayuda, lo que lo llevó de vuelta a Ulnar. Para llegar a Ulnar, Artanis, Kerrigan, y Raynor dirigieron una armada combinada del Dominio Terran/Enjambre Zerg/Protoss Daelaam hacia el Vacío para así asesinar definitivamente a Amón. En el asalto, se reencontraron con Samir Duran/Emil Narud, quien tras su muerte en el mundo material, volvió a la vida en el Vacío. Sin embargo, él es permanentemente asesinado por Alexei Stukov, y así la flota combinada Xel'Naga liberaron el alma de Tassadar, quien los había llamado por ayuda.

Artanis se llenó de júbilo al ver a su maestro, pero el alma de Tassadar se reveló a sí mismo como Ouros, un Xel'naga, el último pastor del ciclo infinito, quien había tomado la forma de Tassadar para inspirar la acción de Zeratul en Artanis. Ouros reveló que sólo un Xel'Naga puede matar definitivamente a Amón y que Kerrigan es la única que puede ascender. Artanis ayudó a Raynor y a Zagara a defender a Kerrigan mientras la esencia Xel'naga le era transferida a Kerrigan.

Cuando Kerrigan es ascendida a Xel'naga, Artanis se sorprende junto a Raynor y cuando Kerrigan se dirige al Vacío para su batalla final contra Amón, Artanis y Raynor ayudan a Kerrigan para destruir abismos del Vacío que le daban energía a Amón para así ayudar a Kerrigan a matar definitivamente al Xel'Naga Caído.

Dos años después de la caída de Amón, los Protoss unificados y liderados por el Jerarca mantuvieron una era de paz y prosperidad, manteniendo también una alianza con el Dominio Terran.

GaleríaEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar